26 de septiembre

Conferencias

EN TORNO AL 125 ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE JULIÁN GAYARRE

La ópera en tiempos de Julián Gayarre

D. Xabier Armendáriz Arraiza
Licenciado en Piano y Musicología. Crítico musical

 

El panorama operístico del siglo XIX es en general bien conocido por los aficionados, al menos en lo referente a las grandes figuras. Las óperas más importantes de Verdi y Wagner, los dos grandes revolucionarios del género durante el mencionado período, siguen estando hoy con la misma actualidad que en la época en que fueron concebidas, y se siguen representando con éxito por todo el mundo. Sin embargo, nuestro acercamiento al mundo operístico ya no es el mismo que el que tenían los contemporáneos de estos compositores y de Julián Gayarre. Ahora podemos disponer con facilidad de registros sonoros de casi cualquier título que queramos; nuestros gustos en materia vocal se han visto mediatizados por las grabaciones que escuchamos y tendemos a valorar más los fuegos artificiales vocales y los grandes agudos, en perjuicio de una línea de canto bien elaborada.
 

Retrato de Gayarre realizado por el fotógrafo Fernando Debas en Madrid

 

En la conferencia que presentamos, centramos nuestra atención en el panorama operístico de los tres grandes polos de actividad durante el siglo XIX: Francia, Alemania e Italia. Sin perder la perspectiva y olvidarnos de los grandes compositores de los tres países, realizamos un breve recorrido por algunos de los aspectos más olvidados del funcionamiento del circuito operístico del siglo XIX. Recuperamos a compositores que en su día tuvieron éxito y hoy casi nunca se representan (Meyerbeer, Flotow); fuimos testigos de algunas de las prácticas, por fortuna hoy olvidadas, que se realizaban en el siglo XIX, como traducir las óperas a una lengua conveniente para cantantes y/o público.

Todo ello lo realizamos a través de un conjunto de grabaciones cuidadosamente escogidas, sin olvidar a algunos de los principales divos de la ópera del siglo XIX de los que nos han quedado grabaciones (Adelina Pati o Leo Slezak), ni tampoco a cantantes que, como Aureliano Pertile o HelgeRoswaenge, desarrollaron esas características vocales y las llevaron a la tradición interpretativa de los grandes cantantes del siglo XX. En definitiva, se trató de un viaje en el tiempo a una época en la que la ópera era un entretenimiento al alcance de unos pocos que, sin embargo, no dejaba de despertar pasiones entre los habitantes de las ciudades, particularmente en Italia y en Francia.
 

Retrato de Julián Gayarre realizado en San Petersburgo por el fotógrafo Charles Bergamasco