4 de marzo

Ciclo de conferencias

DIFUSIÓN Y COMUNICACION DEL PATRIMONIO CULTURAL

El Patrimonio industrial: nuestra memoria más reciente

Dña. Linarejos Cruz.
Coordinadora del Plan Nacional de Patrimonio Industrial. Instituto de Patrimonio Cultural de España

 

A lo largo de la historia reciente las actividades industriales han generado una serie de sistemas productivos que paulatinamente se han ido incorporando a nuestra herencia cultural. Son resultado de un proceso de toma de conciencia patrimonial en el que se integran la necesidad de conservación de sus testimonios materiales y la transmisión de la memoria asociada a cada actividad en un entorno territorial concreto.

Los testimonios de la industrialización constituyen un legado imprescindible para comprender la historia española de los dos últimos siglos. Estos sistemas, conjuntos o elementos y factores que inciden en el hecho industrial, han desempeñado un importante papel en la evolución del territorio, ya sea urbano o rural, en la formación del carácter histórico y cultural de sus sitios, lugares y paisajes, y en general en la definición del ambiente vital y cultural concreto en que se ha desarrollado la industrialización. De esta forma, la conservación y el estudio de estos testimonios son fundamentales para comprender y documentar un periodo clave en la historia de la humanidad.

El Patrimonio industrial, definido como el conjunto de los bienes muebles, inmuebles y sistemas de sociabilidad relacionados con la cultura del trabajo que han sido generados por las actividades de extracción, de transformación, de transporte, de distribución y gestión generadas por el sistema económico surgido de la “revolución industrial”, se convierte así en memoria histórica que se manifiesta diferencialmente según la época, la fase de su desarrollo, los sectores de actividad y las áreas geoculturales en que se llevó a cabo el proceso de la industrialización.

La conservación y activación del Patrimonio cultural nunca han sido ajenas a las condiciones de su entorno económico y social, así como a los cambios de paradigmas relacionados con la intervención patrimonial. Un nuevo enfoque de la planificación económica debe enfatizar la sostenibilidad e implica optar por elecciones alternativas a la priorización tradicional de la inversión de los recursos, tanto públicos como del sector privado, en las políticas culturales. Es obligado, por tanto, recapitular y actualizar todo lo relativo a la restauración y la conservación preventiva de los bienes culturales, y especialmente tratar de generar una nueva Cultura del Patrimonio que permita la implicación de la sociedad y de sus instituciones en el reconocimiento de sus valores, en la sensibilización por su conservación, en la gestión proactiva de los recursos patrimoniales y en su disfrute y uso por la ciudadanía. Esta es la mayor garantía de que el legado material permanezca como bien social, factor de cohesión y testigo de la historia del país.

El Patrimonio industrial está relacionado con los procesos de apropiación cultural que la sociedad establece con las huellas del pasado, mediante la conservación de sus testimonios materiales o inmateriales vinculados a la memoria del trabajo y del lugar. 

El Patrimonio Industrial constituye un todo integrado por: los elementos construidos, la tecnología empleada en sus procedimientos, las relaciones industriales en que se estructuran las actividades, el paisaje generado por la actividad industrial, los archivos generados durante su actividad y las prácticas de carácter simbólico.

Interesa destacar la gran capacidad que tienen las actividades industriales para configurar paisajes culturales específicos, que varían en función de los procesos desarrollados y de los diferentes sectores industriales. Los paisajes industriales poseen más vida que los objetos, uno a uno, que en ellos se insertan, y cuando las sociedades que los originaron desaparecen, al igual que sus procedimientos, en estos paisajes encontramos la huella viva de esos testimonios y de esos procesos. En ellos se conservan en el territorio las componentes esenciales de los procesos de producción de una o varias actividades industriales, constituyendo un escenario privilegiado para a observación de las transformaciones y los usos que las sociedades han hecho de sus recursos.

Bajo estas premisas nació el Plan Nacional de Patrimonio Industrial, con el objetivo de prestar la atención debida a este tipo de patrimonio que, por su propia especificidad presenta un rápido deterioro y está expuesto a desaparecer. La precariedad del Patrimonio industrial se debe, entre otros factores, a: el gran número de elementos a conservar, a que generalmente se trata de instalaciones sujetas a una continua transformación; a la obsolescencia funcional, que implica una ausencia de rentabilidad económica. En la mayoría de los casos se trata de elementos ubicados en espacios urbanos de situación privilegiada, que habitualmente ocupan grandes superficies de propiedad única y que pueden proporcionar a sus propietarios altos rendimientos económicos a través de la venta de las superficies que ocupan. Por otra parte existe una clara desprotección legal y falta de sensibilización hacia este patrimonio, tanto por parte de las Administraciones como de la sociedad.

No obstante, en los últimos años se está produciendo un interés y una toma de conciencia creciente, que se materializa en los inventarios que las Comunidades Autónomas están llevando a cabo y en el número, cada vez mayor, de elementos industriales que gozan de protección legal.


Bienes industriales protegidos en Navarra:

-Acueducto de Noáin o Acueducto de Subiza. Declarado BIC en 1989.


Acueducto de Noáin

 

-Locomotora de vapor de Cementos Portland. Olazti / Olazagutía. Inventariada en 1996. 

-Bocal de Fontellas, el comienzo del Canal Imperial de Aragón, en Navarra. Declarado BIC en 2004.

-Trujal antiguo del paraje de Belver o "De la Marquesa", sito en Cabanillas. Declarado BIC en 2006.
 

Trujal de Cabanillas
 

-Real Fábrica de Municiones de Eugi, Esteribar. Declarada BIC en 2008.
 

Real Fábrica de Municiones de Eugi

 

-Fábrica de armas de Orbaitzeta. Declarada BIC en 2008. 
 

Fábrica de armas de Orbaitzeta