Blogs

Blogs

MTDA | MDGAE | MUA | REAL ESTATE

Jornadas de Bienvenida Programas Máster

Ya están en el Campus de Madrid los estudiantes que comienzan este curso los másteres de la Escuela de Arquitectura

María del Valle, alumna que comienza el Máster Universitario en Arquitectura cuenta cómo fue la jornada de bienvenida. 

Después de meses de gestiones, matrículas, información, correos con indicaciones… había llegado el día, ya era miércoles 14 de septiembre y empezábamos el máster. El ambiente no empezaba en la sede, sino en Avenida de América, donde eran los primeros reencuentros, mezclados con las prisas para no perder el autobús. Para muchos era la primera vez que íbamos, y ya desde fuera la imagen de la CUN y la sede de máster era prometedora, no sólo por el nivel arquitectónico de ambos edificios, sino también por el movimiento de gente joven inquieta y de las carreras más variadas. En el vestíbulo nos esperaban los profesores, que iban protagonizando tanto los reencuentros entre los de Pamplona como las presentaciones con los compañeros de otras universidades. En todos había una mezcla de ilusión y pena, oficialmente el verano había acabado.

El primer bloque de sesiones fue de 9.30 a 11, en el que los distintos encargados nos iban situando en lo que nos iba a ocupar los siguientes meses. El primero fue D. Ángel José Gómez Montoro, director del Campus de Madrid, que nos ofreció una visión global de la Universidad de Navarra, que a los alumni nos recordó a nuestros años pasados, y a los demás les hizo ser conscientes de la fuerza y el nivel de la institución. El siguiente fue Carlos Naya, director de la ETSAUN, que nos pidió que de la mano de la creatividad hiciésemos de la sede de máster una escuela, con la cercanía y el ambiente que hemos vivido en la de Pamplona.

Las siguientes intervenciones fueron algo más prácticas. Purificación González sobre el MDGAE donde el reto ya no es proyectar edificios que no contaminen, sino que aporten algo bueno al medioambiente. José Manuel Cabrero sobre la unidad del trabajo, y por tanto de los talleres de composición, estructuras, construcción, instalaciones, urbanismo y proyectos. Estas dos caras conocidas fueron para muchos la tranquilidad de saber que estábamos en las mejores manos. Les siguió José Ángel Medina, director del MUA, para contarnos lo que se esperaba tanto de los profesores como de los alumnos, en resumen: ilusión, profesionalidad y mucho trabajo. Por último, Oscar González, profesor del IESE y encargado del módulo de empresa consiguió meternos miedo al hablarnos con fuerza de los 4 módulos que trabajaríamos; factor humano, finanzas, estrategia y dirección de proyectos, obras y servicios, además de animarnos a ser generosos, trabajar en equipo y dedicar muchas horas al estudio personal.

Después del descanso, en el que pudimos ir conociéndonos entre todos, realizamos la resolución del primer caso, de la mano del profesor José Ramón Pin, que primero nos explicó el método del caso mediante una comparación con elegir pareja. El silencio y la concentración llenaron el aula magna, mientras todos leíamos el primer caso de los muchos que haremos estos meses. Trabajo en equipo y a debatir juntos como ofrecer una solución a Brenda para mejorar las ventas y ganarse a su equipo. Nada fácil…

Llegó la hora de comer y la planta baja se llenó con dos colas, una para la cafetería y otra para los microondas. Junto con los compañeros de los demás másteres comimos y tomamos café. ¡Pilas recargadas para afrontar la tarde! Esta empezó con Rosario Ruiz, coordinadora de Estudios, que nos presentó al equipo de coordinación y nos ubicó en la logística del campus. Tras ella Leire nos habló de Terminus y Álvaro Claveria sobre las prácticas curriculares.  Lo último del día fue quizás lo más esperado, la presentación de los proyectos. Cada uno de los 7 profesores presentó el suyo, junto con una reflexión que nos daba la información suficiente para poder decantarnos por unos u otros. Al salir sólo se escuchaba hablar sobre las preferencias de cada uno, cual elegir y si seremos lo suficientemente rápidos en el cuestionario para seleccionarlo.

Y con esto acabó nuestro primer día de máster. Nos íbamos muy ilusionados, cargados de información y con dos cosas muy claras; ¡a trabajar mucho y a disfrutar!

Más entradas de blog