La iglesia de Santa María de Ujué

Iglesia

La historia del santuario está muy ligada al de la fortaleza, siendo probable que a la vez que esta se construyese un templo prerrománico a finales del siglo VIII o principios del IX. A esta iglesia le sucedió otra a comienzos del siglo XI, que parece seguir el modelo de la catedral de Jaca, construida por Sancho Ramírez, que a su vez fue sustituida por otro templo, del que solo quedaría la actual cabecera, levantada en el último cuarto del siglo XI. Las naves de esta iglesia fueron sustituidas en la primera mitad del siglo XIV por una única nave de estilo gótico, en una solución muy similar a la del monasterio de Leire. Al contrario de lo que suele ser habitual, la nave fue comenzada a construir por los pies, interrumpiéndose las obras por motivos desconocidos cuando tan solo faltaba por levantar la cabecera. En esta época se construyó también un circuito perimetral que rodea y enmascara la iglesia, pasando por debajo de los contrafuertes, y que integra en su conjunto la torre situada en el lado de la Epístola, que obedece a época románica, de finales del siglo XII, pero que ha sido muy modificada a lo largo de la historia, y que se conoce como ‘Torre de los picos’, una segunda torre de menores dimensiones, denominada ‘Torre de los cuatro vientos’, y una galería de arcos lobulados, ambas de época gótica y situadas a los pies de la nave. De esta época son también los muros que envuelven la cabecera románica, así como la galería de arcos rebajados de la fachada septentrional, conocidos como ‘claustro’, y las ruinas del colegio. Este circuito perimetral, cerrado por bóvedas de crucería y cañón y por una cubierta artesonada, presenta una rica ornamentación, que se centra en capiteles y claves, articulada por medio de guerreros y seres fantásticos, animales y elementos vegetales, así como por las figuras de los Evangelistas, el Tetramorfos o Cristo sedente. A partir de la Edad Moderna se acometieron diferentes labores constructivas, de menor importancia que las llevadas a cabo en época medieval, como son las nuevas sacristías, así como obras en la capilla mayor y cubiertas, pasando por la reconstrucción y restauración del conjunto monumental a lo largo de los siglos XX y XXI, que le han devuelto su antiguo esplendor.

Aunque tradicionalmente se han vinculado las construcciones del siglo XV con el rey Carlos II, no es segura su participación en las obras, al menos no antes de 1375, no figurando este templo entre las devociones del rey, que no lo nombra en sus testamentos hasta el último de ellos. Tampoco hay constancia de la vinculación de otros reyes de la casa de Evreux con la promoción de las obras, aunque sí con la figura de la Virgen, por lo que empieza a cobrar fuerza la idea de que fuese la propia obrería de la iglesia quien asumiese el pago de las obras gracias a sus rentas y a las donaciones de los fieles.

 

Iglesia

  • Bibliografía

    • CLAVERÍA ARANGUA, J., Historia documentada de la Virgen, del santuario y villa de Ujué, Pamplona, 1953.

    • FERNÁNDEZ-LADREDA AGUADÉ, C., (Dir.), El arte románico en Navarra, Pamplona, 2004.

    • FERNÁNDEZ-LADREDA AGUADÉ, C., y GARCÍA GAINZA, M.ª C., Salve. 700 años de arte y devoción mariana en Navarra, Pamplona, 1994.

    • GARCÍA GAINZA, M.ª C., y otros, Catálogo Monumental de Navarra. III. Merindad de Olite, Pamplona, 1985.

    • LAZCANO MARTÍNEZ DE MORENTÍN, M.ª R., (Coord.), Santa María de Ujué, Pamplona, 2011.

    • URANGA, J. J., Ujué medieval, Pamplona, 1984.