21 de noviembre

Conferencias

NUESTRO PATRIMONIO, NUESTRO LEGADO
TESTIMONIO DE TRADICIONES Y CREENCIAS

Nuestra riqueza patrimonial: los ornamentos litúrgicos

Dña. Alicia Andueza Pérez 
Doctora en Historia del Arte

Dentro de la labor de difusión del patrimonio monumental y artístico que realiza la Cátedra de Patrimonio y Arte Navarro, esta conferencia se centró en el patrimonio textil, en relación a un conjunto de prendas de origen francés que se conservan en la parroquia de Pitillas y que llegaron a ella de la mano del obispo don José Cadena y Eleta, natural de este pueblo. 
 

D. José Cadena y Eleta, natural de Pitillas,
llegó a ser obispo de Segovia, Vitoria y Burgos


Los textiles antiguos constituyen una parte importante de las artes decorativas a los que hasta hace poco tiempo no se les ha prestado atención. En los últimos años están saliendo a la luz diversos estudios que resaltan la importancia de este tipo de piezas y la necesidad de valorarlos, ya que el paso del tiempo, la propia fragilidad del material y en muchos casos, una conservación inadecuada, han ocasionado que sea mucho lo perdido. Dentro del patrimonio textil el que más ha llegado a nuestros días es el relativo a las vestiduras litúrgicas, ya que su uso no era habitual y cotidiano como podía ocurrir con los ropajes civiles. Además, la Iglesia ha realizado una destacada labor en la custodia de este tipo de prendas, ya que las consideraba sagradas. Aún y todo, si tenemos en cuenta las noticias históricas sobre las piezas que constituían en épocas pasadas los ajuares textiles de las parroquias navarras, es muy poco lo que ha perdurado. 

Una vez contextualizado el tema, en una primera parte de la conferencia se analizaron los principales ornamentos sagrados desde un doble punto de vista: desde su función litúrgica, atendiendo aquí a su origen, simbolismo y color; y, por otro lado, desde su forma, es decir, como vehículos de expresión artística a través de los cuales se manifiestan los estilos propios de cada época. Asimismo, se destacó su función catequística y pedagógica, ya que muchas de estas prendas portaban escenas o pasajes de la vida de Jesús, de la Virgen o de los Santos. 

En cuanto al conjunto que se conserva en la parroquia de San Pedro de Pitillas, examinamos las cuestiones relativas a su origen y características técnicas, artísticas e iconográficas. Se resaltó su singular origen francés, ya que se trata de una serie de prendas que fueron confeccionadas en Lyon, concretamente en el taller de Joseph-Alphonse Henry. Este artífice llevó a cabo este conjunto, entre 1889 y 1900, según diseños del pintor Gaspard Poncet. Las distintas prendas que lo componen se denominan “angélique” porque el motivo iconográfico que se repite en todas ellas es el de los ángeles. Este terno está compuesto por un rico tejido denominado lampás y se encuentra completamente decorado con distintos pasajes historiados que ensalzan el papel de Jesús como Maestro y Salvador. Su riqueza motivó que se confeccionaran numerosos ejemplares de este tipo de piezas, algunos de los cuales se conservan en varias iglesias y catedrales francesas. En el caso del terno de Pitillas, éste llegó a la parroquia en 1907 como un regalo de don José Cadena y Eleta, obispo que fue de Segovia, de Vitoria y de Burgos, y que llevó a cabo una importante labor de promoción de las artes en su localidad natal. 
 

Detalles de la casulla, confeccionada en Lyon entre 1889 y 1900
por Joseph-Alphonse Henry, siguiendo los diseños del pintor Gaspard Poncet

 

Para concluir, se destacó el valor artístico del conjunto, ya que a pesar de tratarse de unas prendas realizadas en serie en un telar mecánico, son de una de gran calidad. Además, se resaltó su valor testimonial ya que forman parte del patrimonio e identidad de todo un pueblo y porque son muestra, a su vez, de un modo distinto de entender la liturgia y el culto sagrado.