21 de noviembre

Conferencias

NUESTRO PATRIMONIO, NUESTRO LEGADO
TESTIMONIO DE TRADICIONES Y CREENCIAS

Más allá de las piedras

Dña. Sagrario Anaut Bravo
Universidad Pública de Navarra


 

Dentro del Ciclo histórico-artístico de Pitillas: Nuestro patrimonio, nuestro legado, se encuadra la Jornada Cultural, Testimonio de creencias y tradiciones, del 21 de noviembre de 2015. El acto se realiza en la parroquia de San Pedro de Pitillas, donde se ha instalado también la exposición temporal: Bordados y ritos ceremoniales.

La Jornada es el cierre del proyecto financiado parcialmente por la Fundación Caja Navarra en 2015: Restauración, Conservación y Divulgación del Patrimonio Religioso De Pitillas: Ornamentos y Vestimenta.

Su objetivo ha sido divulgar una parte del patrimonio histórico y artístico de la localidad. Un patrimonio que habla de una memoria histórica compartida a través de una vivencia religiosa y de una espiritualidad, que se han manifestado tanto en un espacio cerrado concreto (iglesia parroquial) como en los espacios públicos de la localidad (calles y plazas).

Asimismo, se pretende concienciar sobre la importancia de conservar un patrimonio muy sensible a su deterioro o destrucción como son los tejidos, bordados y pequeños ornamentos. El que haya llegado hasta la actualidad en buenas condiciones ha tenido que ver con la labor silenciosa de muchas mujeres que bordaron, cosieron, plancharon, arreglaron, etc., parte de esos ornamentos y vestimenta litúrgica. Lo hicieron, primero como escolares o religiosas en el colegio de San José (Jesuitinas), después siendo trabajadoras en el taller de costura de la localidad o como amas de casa. También se ha de reconocer la generosidad de sacerdotes descendientes de la localidad, al donar algunos de sus objetos litúrgicos personales. En resumen, estos ornamentos y vestimenta litúrgica nos hablan de unas tradiciones y creencias arraigadas en la identidad como pueblo, en este caso, Pitillas.

En esta línea irá el discurso de la primera conferencia: Más allá de las piedras. Una cultura compartida, que corrió a cargo de la Dra. Sagrario Anaut Bravo (Universidad Pública de Navarra). Es decir, se centrará en la importancia de mantener y preservar una cultura que, necesariamente, es compartida por cuanto se sustenta sobre una identidad que se construye y apoya en su historia. Una historia que no siempre está en los libros, en los archivos, sino que es todo aquello que ha dado forma a un sentimiento de pertenencia con otras personas que sienten y vivencian ese mismo sentimiento. Desde ahí se han ido perfilando unos vínculos que configuran una cultura compartida.

Para fortalecer esos vínculos es imprescindible conocer el pasado y rastrear las huellas que ha ido dejando. Unas huellas que no siempre se han conservado. Unas se han borrado de forma parcial o total. Otras han llegado de forma íntegra o resultan más visibles. Al aunar y poner en relación esos rastros claros con aquellos otros débiles, es cuando conseguimos entender nuestra historia y, con ella, nuestra identidad cultural. Ante esa circunstancia cabe preguntarse: ¿cómo lograr detectar esas huellas, rastros, que dan identidad como pueblo (aunque no se haya nacido en él)? y ¿cuáles son esas huellas?

La mirada no se centrará en el patrimonio arquitectónico y urbanístico más visible y del que se cuenta con numerosos ejemplos en la localidad. El centro de atención serán otras fuentes históricas que dan forma al conjunto de elementos simbólicos que enlazan el pasado con el presente y ayudan a construir el futuro, tanto próximo como lejano. En este sentido se hace un recorrido por canciones, relatos biográficos, fotografías, cartas, documentos familiares y empresariales, objetos de vidrio, latón y hojalata, ropas, herramientas de labranza, etc. Por tanto, se trata de revalorizar un patrimonio poco conocido y, por ello, poco valorado.

Concluye la disertación con una pregunta que se deja para la reflexión al auditorio: ¿cuál es el papel de cada persona en esa doble tarea de mantener un patrimonio que da identidad como comunidad y de dejar un legado a los más jóvenes?
 

Las conferencias se desarrollaron en la parroquia de San Pedro de Pitillas
 


La segunda conferencia, Nuestra riqueza patrimonial: Los ornamentos litúrgicos, a cargo de la doctora Alicia Andueza.

Para terminar, se procedió a la inauguración de la exposición Bordados. Dña. Covadonga Anaut Bravo explicó, antes de pasar a verla, que no han llegado hasta la actualidad numerosos ornamentos y vestimenta litúrgica por las sucesivas guerras, sobre todo en el siglo XIX, y la fragilidad de los materiales (telas y objetos metálicos). Por información indirecta y oral, se plantean dos hipótesis que explican esta realidad generalizada en muchas parroquias en las que la emigración redujo notablemente su feligresía: la realización de obras de envergadura que había que sufragar para evitar derrumbes (1906-08 y 1859-62) y el reparto a otras parroquias que se abrían en núcleos urbanos, coincidiendo con los cambios en los ritos litúrgicos que introdujo el Concilio Vaticano II.

Teniendo en cuenta este contexto, la exposición recoge la donación realizada por el obispo D. José Cadena y Eleta, natural de Pitillas: terno evangélico, palio, custodia y conjunto de altar. A ello se suman, los bordados en paños litúrgicos y manteles. Todo ello queda ilustrado en una exposición fotográfica en la que aparecen todos los objetos expuestos, utilizados en los canta-misas celebrados en la localidad con anterioridad al Concilio Vaticano II.