18 de febrero

Ciclo de conferencias

DIFUSIÓN Y COMUNICACION DEL PATRIMONIO CULTURAL

La difusión del Patrimonio cultural custodiado en el Archivo Municipal de Pamplona: acciones y proyectos

Dña. Ana Hueso Pérez
Directora del Archivo Municipal de Pamplona

 

“El Patrimonio Cultural de un pueblo comprende las obras de sus artistas, arquitectos, músicos, escritores y sabios, así como las creaciones anónimas, surgidas del alma popular, y el conjunto de valores que dan sentido a la vida, es decir, las obras materiales y no materiales que expresan la creatividad de ese pueblo; la lengua, los ritos, las creencias, los lugares y monumentos históricos, la literatura, las obras de arte y los archivos y bibliotecas" (Definición elaborada por la Conferncia Mundial de la UNESCO sobre el Patrimonio Cultural, celebrada en México en el año 1982). 

Archivos, Bibliotecas y Museos son instituciones que dedican sus esfuerzos a la gestión del Patrimonio Cultural colectivo, pero con personalidad y funciones bien diferenciadas –los documentos pertenecen al ámbito de actuación de los archivos, los libros y los objetos (en sentido amplio) al de las bibliotecas y los museos, respectivamente- si bien con capacidad para actuar conjuntamente en aquellos campos donde se hace necesaria una estrecha colaboración. Sistematizada en dos áreas de competencia: la acción pedagógica y políticas de difusión de una parte, y problemáticas técnicas comunes de otra, como los aspectos vinculados a la legislación, a la responsabilidad en la recogida de materiales, formación y actualización de conocimientos en técnicas coincidentes para el tratamiento de colecciones especiales, particularmente fotográficas y otros documentos audiovisuales, técnicas de reprografía y de restauración, entre otros.

El Archivo Municipal es la institución pública que custodia el Patrimonio Documental generado y recibido por el Ayuntamiento de Pamplona en el ejercicio de sus funciones desde la Edad Media hasta la actualidad y el producido por otras instituciones y particulares ya desaparecidos, además del Patrimonio Bibliográfico y Audiovisual, Artístico mueble, Etnológico e Industrial, adquirido por la institución municipal, careciendo, dicho sea de paso, de recursos técnicos, humanos y económicos específicos para una óptima gestión.

A falta de consolidar un modelo propio de difusión y comunicación integral, las acciones emprendidas para cumplir este fin, en algunos aspectos todavía proyectos, cuando no mera declaración de intenciones, están orientadas a los ámbitos de la comunicación con la sociedad y con la institución municipal.

Respecto al ámbito de la difusión y la comunicación con la sociedad, se enuncian una serie de acciones que se llevan a cabo en el AMP sobre las siguientes áreas de competencia:

  • La imagen. El Archivo Municipal de Pamplona cuenta con señalización, Carta de servicios, y modesta presencia en los medios de comunicación locales, tanto en la prensa, como en la radio y la televisión que lo consideran como una instalación donde se conserva el patrimonio documental, objeto de información para los estudiosos. Todavía está por descubrir el potencial informativo que puede prestar como herramienta al servicio de la educación, de la participación ciudadana, y hasta de los derechos sociales y humanitarios.

  • La atención a los usuarios (investigadores profesionales, aficionados, estudiantes, medios de información y ciudadanos en general) se realiza de manera presencial y virtual. Exige la necesidad urgente de aplicar sistemas de descripción normalizada a los instrumentos de nueva elaboración y de adaptar los instrumentos antiguos a la normativa internacional así como facilitar el acceso remoto a los fondos documentales y bibliográficos a través de la Web corporativa, y la aprobación de un instrumento normativo como el Reglamento del archivo. 

  • Se ofrecen servicios de referencia de forma presencial, telefónica y por correo electrónico (archivomunicipal@archivo.es) a usuarios internos y externos; servicios de préstamo y de reproducción de documentos, siempre y cuando el estado de conservación de los documentos lo permita, formalizándose en todo caso autorización pertinente condicionada a lo estipulado en la normativa que regula los derechos de propiedad intelectual, la protección de los datos de carácter personal, así como el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. 

  • La acción cultural. La función jurídico-administrativa que Carlos III el Noble adscribiera al Archivo Municipal, permitiendo el acceso solo a los gobernantes, no ha sido objeto de transformación hasta época reciente, promovido por los propios archiveros -fue en 1907 cuando el Archivero Municipal Leandro Olivier promovió la celebración del Certamen Científico, Literario y Artístico de Pamplona-. La Ley Foral 12/2007 de archivos y documentos de Navarra establece como función de los archivos históricos, en general (art.18.g), y de los archivos municipales en particular (art.9.2i) el impulso de programas de difusión del Patrimonio documental, lo que requiere el conocimiento de técnicas específicas en el campo de la gestión cultural, para que el archivo tenga un destacado papel como agente cultural. La tipología de actividades por ahora se concreta en visitas, exposiciones relativas a un tema, promovidas o/y participadas por el Archivo, talleres, participación en actividades de dramatización y simulaciones históricas.

  • La oferta de productos. El incremento de la demanda de información y la ineludible necesidad de tener los fondos documentales tratados y descritos son dos realidades indivisibles que sitúan la publicación de los instrumentos de descripción y de información documental en primera línea en el marco de las prioridades archivísticas, tanto en soporte papel como en soporte electrónico y en nuevos formatos . Las monografías de historia local, los catálogos de exposiciones, las notas de prensa y artículos de revista locales, colecciones de documentos, la memoria anual, los trabajos que los usuarios han realizado con la documentación del Archivo, etc. son, entre otras, diferentes tipologías de publicaciones que dan a conocer al ciudadano y al público en general los fondos y colecciones documentales del Archivo Municipal. Cabe resaltar la ingente obra editorial de J.L. Molins Mugueta y V. Galbete, archiveros municipales de Pamplona; J.J. Martinena, J.J. Arazuri y L. del Cambo, entre otros autores.

  • La colaboración con otras entidades tanto del ámbito de los archivos, como del ámbito educativo, cultural, universitario y de investigación, etc. está haciendo posible, mediante convenios, la aportación de recursos humanos para asumir determinadas tareas, recursos económicos mediante subvenciones y promoción conjunta de actividades. 


Archivo Municipal de Pamplona
 

En el ámbito de la difusión y la comunicación con la institución municipal, las acciones giran en torno a tres ejes: 

  • La posición jerárquica del Archivo dentro del organigrama del Ayuntamiento de Pamplona como un servicio general, es un aspecto clave para mantener la visibilidad y la eficacia en la prestación de los servicios, aplicables a todos los niveles de la organización. A pesar de haber estado siempre adscrito a los órganos centrales, a diferencia de la tradicional vinculación orgánica a los departamentos de cultura o de patrimonio en otras entidades locales, su reconocimiento como órgano básico para incorporar el tratamiento documental a los procesos administrativos municipales es muy reciente. El AMP es el responsable de la gestión de los documentos en soporte papel y, en coordinación con los servicios técnicos informáticos, de la gestión de los documentos en soporte electrónico, con la finalidad de facilitar el acceso corporativo y de los ciudadanos a la información.

  • La implantación de un sistema de administración integral de documentos y archivos que garantiza la correcta organización de los documentos a lo largo de todo su ciclo de vida comporta una serie de acciones planificadas, en aras a conseguir una administración ágil y eficiente, requiere la competencia esencial del archivero, como técnico en materia de documentación. 

  • La implantación de un sistema de administración integral de documentos y archivos que garantiza la correcta organización de los documentos a lo largo de todo su ciclo de vida comporta una serie de acciones planificadas, en aras a conseguir una administración ágil y eficiente, requiere la competencia esencial del archivero, como técnico en materia de documentación. 

  • La programación estable de cursos de nociones básicas de técnicas archivísticas para el tratamiento de la documentación administrativa dirigido al personal administrativo de las distintas dependencias.