El debate del argumento del diseño

 

El debate del argumento del diseño en nuestra comprensión de la Naturaleza y de Dios

Seminario del Grupo Ciencia, Razón y Fe.
Felipe Aizpún. Pamplona, 16 de octubre de 2018.

Noticia

Texto completo de la exposición

Felipe Aizpún es licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra (1980). “Master in Business Administration” (MBA) en el I.E.S.E. de Barcelona (1981-1983). Durante 35 años ha desempeñado su labor profesional en el campo de la gestión empresarial, principalmente en tareas de Dirección General. Inicialmente se interesó por temas de filosofía política y de teoría económica. Después por la filosofía moral como fundamento de lo anterior y, desde ahí, se centró en el estudio del concepto de naturaleza humana. Es en este punto donde surgió su interés por el debate sobre los orígenes, sobre el evolucionismo y el Diseño Inteligente como movimiento. Desde hace unos 10 años colabora con un grupo de trabajo cercano al Discovery Institute y durante algunos años ha mantenido un blog en español sobre el DI (www.darwinodi.com). Ha publicado en dicho blog cerca de 200 pequeños artículos (posts) algunos de los cuales, junto a otros artículos de otros compañeros del grupo se publicaron en el libro “Charles Darwin frente al Diseño Inteligente”. También es autor de “Evolucionismo y Conocimiento Racional” (1910) y “La Quinta Vía y el Diseño Inteligente” (2014). En dichos libros se recogen sus impresiones y comentarios sobre el estado actual del debate evolucionista y sus implicaciones tanto científicas como filosóficas.

Resumen:

La tradición filosófica Aristotélico-Tomista ha propuesto diversas vías racionales con las que se argumenta sobre la afirmación de la existencia de Dios. Una de ellas se apoya en la finalidad observada en la Naturaleza. La formulación de la mecánica en el siglo XVII proporcionó un nuevo escenario en el que poder reformular y matizar el tradicional argumento de la finalidad. En el siglo XVIII y primera mitad del XIX alcanzan especial relevancia los argumentos basados en la finalidad propuestos en este nuevo escenario. Es paradigmático el argumento sobre la existencia de Dios de Paley descrito a finales del siglo XVIII en un libro que acompañó a Darwin en su viaje a las Galápagos en el Beagle. El libro se titulaba “Teología Natural” (1802) y el argumento expuesto en él se conoce como “argumento del diseño”. Precisamente “El origen de las especies” de Darwin supuso para muchos una propuesta que conseguía que los argumentos basados en la finalidad perdieran su validez. Pero el escenario científico no ha dejado de cambiar desde entonces y la biología de la segunda mitad del siglo XX en adelante ha dado motivos para que algunos piensen que el argumento del diseño sigue plenamente vigente. El movimiento del “Diseño Inteligente” (DI), por ejemplo, se mueve en esta dirección. Dicho movimiento ha provocado una gran polémica sobre todo en los Estados Unidos. Allí ha sido acusado de continuar, de una manera más sofisticada, con las tesis de los movimientos creacionistas nacidos en los inicios del siglo XX. Los defensores del DI, por su parte, se sitúan a sí mismos en la línea del argumento de la finalidad de la tradición Artistotélico-Tomista.