¿Puede la filosofía ser una ciencia natural? Sobre el proyecto de naturalización de la razón

 

 

¿Puede la filosofía ser una ciencia natural? El proyecto de naturalización de la razón.

Seminario del Grupo Ciencia, Razón y Fe.
Enrique Moros. Pamplona, 18 de junio de 2013.

Noticia

Enrique Moros es Licenciado en Filosofía por la Facultad de Filosofía y por la Facultad Eclesiástica de Filosofía de la Universidad de Navarra, con premio extraordinario de licenciatura, doctor en Filosofía por la Facultad Eclesiástica de Filosofía de la Universidad de Navarra, con premio extraordinario de doctorado, y doctor por la Facultad de Filosofía de la Universidad de Navarra. Actualmente es profesor de la Facultad Eclesiástica de Filosofía y Director de Investigación en dicha Facultad.

Resumen:

Desde la crítica de Quine a la distinción entre a priori y a posteriori se generalizó lo que llamó la epistemología naturalizada: el proyecto de sustituir la filosofía por las ciencias naturales. Los hombres tenemos una única razón y la forma en que funciona bien, como la experiencia demuestra, es el modo en que lo hace en las ciencias naturales. Debemos elaborar por tanto todo el saber como un continuo de ciencia natural. Este /desiderátum/ está especialmente presente en las llamadas neurociencias. Ahora bien, ¿es posible cumplir ese objetivo? ¿Existe algún límite interno a la ciencia natural que impida su universalización? En una formulación más positiva. ¿Qué necesitan los científicos que la ciencia natural no les proporciona? Y ¿En quien debe recaer el encargo de atender las necesidades humanas? ¿Qué papel corresponde a la razón humana en esta tarea?

Aviso

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar