Historia de la ciencia: ¿es posible ser pop sin ser whig?

Autor: Juan Meléndez.
Fecha de publicación20 de enero de 2015.

Juan Meléndez, es Profesor Titular en el Departamento de Física de la Universi-dad Carlos III de Madrid, donde tiene más de 20 años de experiencia docente. Estudió Física Teórica en la Universidad de Salamanca y realizó su Tesis Doctoral, sobre láseres de superredes y pozos cuánticos, en el Centro Nacional de Microelectrónica – CSIC (1993). Pertenece al Laboratorio de Infrarrojo (LIR-Infrared Lab) de la Universidad Carlos III, donde investiga en imagen hiperespectral y aplicaciones de la termografía in-frarroja al análisis no invasivo. Interesado en la divulgación científica, ha publicado re-cientemente el libro "De Tales a Newton: Ciencia para personas inteligentes" y es autor del blog detalesanewton.wordpress.com

Resumen: La historia de la ciencia, como disciplina académica, ha experimentado una enor-me evolución en el siglo XX. Autores como Duhem, Koyré o Kuhn hace tiempo que superaron la vieja historiografía inductivista que pintaba un progreso lineal desde las "edades oscuras" y juzgaba anacrónicamente a las teorías del pasado en función de las actuales. Sin embargo, esa "historia whig", como la bautizó Sir Herbert Butterfield, si-gue prevaleciendo en los libros de divulgación, convertida a veces en un cuento de bue-nos y malos. Esta imagen popular deforma, en particular, la percepción de las relaciones de ciencia y fe. Por eso es oportuno preguntarse si es posible una historia de la ciencia que sea popular y a la vez esté a la altura de la historiografía contemporánea.