¿Se puede hablar de Dios en el contexto de la ciencia contemporánea?

Autor: Antonio Aparicio Juan y Francisco José Soler Gil.
Fecha de publicaciónPamplona, 8 de septiembre de 2015.

La búsqueda científica de una teoría física a la que se suele llamar "la teoría del todo" suscita muchos interrogantes y no pocas controversias. Parece que afrontar esos interrogantes exige adoptar un enfoque multidisciplinar por sus implicaciones en la Física, en la Filosofía y en la Teología. Para este seminario contamos con la presencia de dos ponentes cuyos intereses se mueven en estos ámbitos y con perfiles complementarios. Ambos harán una breve intervención exponiendo sus posiciones. Las intervenciones serán seguidas por un debate entre los ponentes y los asistentes al seminario.

Antonio Aparicio Juan es doctor en Física por el Instituto de Astrofísica de Andalucía y la Universidad de Granada desde 1988. Investigador invitado en Carnegie Observatories, Pasadena, California, EEUU (1997-98). Profesor Titular de Universidad en el Departamento de Astrofísica de la Universidad de La Laguna (ULL). Investigador principal del Grupo de Poblaciones Estelares en Galaxias en el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC). Desde 2014 es director del departamento de astrofísica de la ULL y coordinador del área de enseñanza del IAC. Tiene más de 90 publicaciones en revistas del primer cuartil del ISI en el área de Astrofísica. Master en Filosofía. Ha escrito diversos textos de divulgación en Astrofísica y también ha hecho incursiones en el ámbito filosófico con títulos como "Por qué la Ciencia", "Astronomía y Astrología en Isidoro de Sevilla" o "Realismo y Física Cuántica".
Introducción a su exposición: ¿Apunta la cosmología actual a un universo autosuficiente? En otras palabras: ¿es el universo la realidad última? ¿O hay algo más? Lo primero que cabe decir es que el actual modelo estándar de la cosmología es muy exitoso en la representación del universo observable y que parece en grado de proporcionar, en el futuro, una descripción de su origen y de su destino final basados en las leyes de la física. Sin embargo, es necesario tener en cuenta algunas cosas importantes. La primera es que no es lo mismo que la representación física dada por el modelo sea autosuficiente o que lo sea el propio universo. La segunda es que en el Universo se da la libertad y que no está claro que ésta se atenga a las leyes de la física. La tercera, la más importante, es que, al fin y al cabo, la pregunta fundamental no es si el universo o, menos aún, su representación física, es autosuficiente; la pregunta fundamental, planteada por Leibniz hace ya tres siglos, es bien conocida de los filósofos: ¿por qué hay algo en vez de nada? La cosmología no parece ahora en mejores condiciones que antes de dar una respuesta a esta pregunta.

Francisco José Soler Gil ha realizado estudios de Física y Filosofía. Es doctor en Filosofía por la Universidad de Bremen y es actualmente miembro del grupo de investigación de Filosofía de la Física de la citada universidad, además de investigador en la Universidad de Sevilla. Ha sido también miembro del grupo de investigación de astrofísica de partículas de la Universidad Técnica de Dortmund. Colaborador de prestigiosas revistas científicas y filosóficas, ha publicado en los últimos años diversos libros acerca de las relaciones razón y fe, con especial énfasis en los planteamientos cosmológicos. "Dios y las cosmologías modernas", "¿Dios o la materia?", "Lo divino y lo humano en el universo de Stephen Hawking", "Aristóteles en el Mundo Cuántico", "Mitología materialista de la ciencia" e "Introducción a la filosofía de la cosmología" son algunos títulos de sus múltiples textos en el área de la filosofía de la ciencia.

Introducción a su exposición: Resultados recientes de la investigación en física y cosmología podrían apuntar en la dirección de que el universo no es una realidad última, sino penúltima, de dos maneras diferentes: [1] la realidad física tal vez no se agota en el dominio que actualmente conocemos como el universo y, también, [2] lo que hemos aprendido del universo podría estar apuntando hacia aspectos de la realidad que van más allá de la física. Ejemplos de lo primero los encontramos en los modelos físicos que sugieren un multiverso, o una realidad física anterior al big bang. De lo segundo los encontramos al considerar la racionalidad y el carácter de objeto físico del cosmos que describe la cosmología actual, datos que abren interrogantes sobre el universo que no están situados ya en el plano físico. Se propone una breve reflexión sobre estas dos vías de ir más allá del universo.