Actividad cerebral y cautela diagnóstica

Autor: José Manuel Giménez Amaya
Publicado en:  A ciencia cierta
Fecha de publicación: Febrero de 2010

Técnicas de neuroimagen detectan actividad cerebral voluntaria en algunas personas en estado vegetativo

El término "estado vegetativo" se ha utilizado para describir a los pacientes cuyos ojos se abren después de un período de coma, pero incapaces de dar respuestas con sentido a diversos estímulos. Se hace "persistente" cuando los enfermos permanecen en "estado vegetativo" durante más de 3 meses después de procesos patológicos que alteran al afluencia de oxígeno al cerebro, ó más de 12 meses después de un traumatismo craneal. El diagnóstico de "estado mínimamente consciente" se reserva para aquellos pacientes que sólo responden de una manera errática y limitada a órdenes del explorador o a estímulos producidos por el ambiente, pero que pueden originar respuestas motoras o verbales que tengan sentido. En algunos pacientes en estado vegetativo persistente se detecta actividad cerebral cuando se pronuncia su nombre, pero no está claro el nivel de consciencia que esto revela.

En un interesante estudio que aparecerá publicado próximamente en la revista New England Journal of Medicine, los autores detectaron activación voluntaria de ciertas zonas cerebrales en 5 de 54 pacientes con estados inconscientes completos o con respuestas mínimas a estímulos. La activación cerebral se produjo cuando se les daban instrucciones a los enfermos para que se moviesen mentalmente por su casa o por su ciudad o que se imaginasen jugando al tenis. Lo interesante del experimento es que las áreas cerebrales activadas eran las mismas que se activan en la personas sanas. El estudio se llevó a cabo utilizando modernas técnicas de neuroimagen, en concreto la resonancia magnética funcional, que estos mismos autores habían utilizado anteriormente con éxito para detectar niveles de consciencia en pacientes con estado vegetativo persistente.

Aunque la frecuencia de activación cerebral en estas situaciones patológicas no es muy alta, el estudio deja claro que en algunos casos se puede dar. Este dato subraya la importancia de ser cautelosos sobre la "aparente" completa falta de respuesta de estos enfermos. Además, los datos son lo suficientemente significativos como para plantearse que la resonancia magnética funcional es una herramienta útil para clasificar y evaluar el pronóstico de los enfermos en estados de coma.

Te puede interesar: