El conflicto ciencia-religión. ¿Una tradición inventada?

 

 

El conflicto ciencia-religión. ¿Una tradición inventada?

Seminario del Grupo Ciencia, Razón y Fe.
Jaume Navarro. Pamplona, 16 de enero de 2018.

Noticia

Jaume Navarro es licencidado en físicas y doctor en historia de la ciencia por la Universidad Autónoma de Barcelona (1998). Ha sido investigador en la Universidad de Cambridge, en el Imperial College (Londres) y en el Max Planck Institut für Wissenschaftsgeschichte (Berlin). Actualmente es profesor investigador del Ikerbasque en San Sebastián y miembro del Praxis Group en la Facultad de Filosofía (UPV/EHU).

Resumen:

Las relaciones entre la ciencia y la religión constituyen hoy un gran negocio, especialmente en el mundo Anglo-Americano. Dichas relaciones son frecuentemente simplificadas y presentadas por algunos como una lucha entre la razón moderna y las supersticiones obscurantistas o bien, desde otro extremo, entre la verdad divinamente revelada y un pretencioso cientificismo. Pero la mayoría de los científicos y filósofos permanecen indiferentes ante la llamada “tesis del conflicto” y se sienten más identificados con alguna de las otras tres categorías de la tipología propuesta por Barbour: indiferencia, diálogo o integración. Sin embargo, la gran difusión de la tesis del conflicto en la esfera pública reclama un estudio histórico que ponga de manifiesto sus orígenes y su popularidad actual.

Ofrecer una serie de ejemplos pasados de enfrentamientos entre ambas y juzgarlos desde nuestra perspectiva no permitiría aclarar mucho las raíces de la tesis: “ciencia y religión están siempre en conflicto”. Según Eric Hobsbawm, para alcanzar una mejor comprensión histórica de la categoría “ciencia-religión” es útil la noción de “tradición inventada”.

El término “científico”, tal como lo conocemos ahora, es acuñado en 1833, y la persona que encaja en este nuevo sentido del término necesita una comunidad a la que pertenecer y defenderse de posibles intrusos como filósofos, naturalistas amateurs y, también, clérigos. Conseguir esta comunidad llevo a la formación de una “tradición inventada” que tuvo como una de sus consecuencias la tesis del conflicto.

En este seminario se exponen algunos de los elementos que configuran las complejas relaciones entre estos diferentes actores y que están, en opinión del ponente, en la raíz del origen de la tesis del conflicto. Una exposición más amplia y detallada del contenido del seminario se puede encontrar en la página Mapping ignorance.

Aviso

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar