Ruta de navegación

escribir_titulo

Escribir

Aplicaciones anidadas

escribir_texto_10

La luz de África

Clara Sallán, estudiante de 2º de Historia y Relaciones Internacionales,
ha sido ganadora del concurso de relatos “Cuentos que Cuentan” basado
en las experiencias de su voluntariado en África. En el cuento quiso
plasmar de alguna manera todo lo que vio en Tanzania.

“Solo pude dar unas pinceladas, pues es complicado hablar de una realidad
tan distinta en tan solo 300 palabras. Sobre todo, porque, a la vez, es un
mundo mucho más cercano de lo que nos podríamos imaginar”.


La luz de África

Andrea Gonzalo Pascual, ilustración del cuento original en Cuentos que Cuentan

Hace mucho tiempo, alguien se llevó la luz de África. De la noche a la mañana, el continente amaneció sin alumbrado público. Dicen que unos extraños llegaron de repente y se llevaron bombillas, farolas y cables de alta tensión, y dejaron a oscuras las calles, los pueblos y las carreteras.

Dejaron a oscuras a las mujeres con sus grandes cestos de fruta y ropa a la cabeza y sus hijos a la espalda, a los masáis con sus rebaños de cabras y sus mantas de cuadros y a los niños con los pies blancos de tanto jugar en los caminos polvorientos. ¿Por qué se llevaron la luz de África? Tal vez en sus continentes no había farolas.

Pero los africanos siguieron conduciendo por sus carreteras, alumbrando con los focos de los dala-dala, convirtiendo la carretera en una deslumbrante serpiente tras el anochecer. Las mujeres siguieron sentadas ante sus mantas vendiendo aguacates y plátanos, de sol a sol y bajo la luz de la luna. Los masáis siguieron haciendo collares de colores, saltando y cantando junto a sus casas de barro llenas de humo.

Los africanos adaptaron sus ojos a la oscuridad, y allí donde no pudieron, crearon la luz. De Kenia a Senegal, del Sahara al Cabo de Buena Esperanza, se encendieron mil hogueras, y

África resplandeció. Poco a poco, con el pasar de los años, África salió del pozo de oscuridad en el que la habían sumergido, brillando con luz propia.

África brilla, y pronto nos deslumbrará a todos.

Tanzania, junio de 2019

La luz de África


 

Leer los tres textos ganadores (sus autoras, Tania de la Roza de Miguel y Leire Alargunsoro Maiztegui, también son alumnas de la Universidad de Navarra) acompañados de ilustraciones, la guías didácticas y las posibles actividades formativas para los niños.

Sobre Cuentos que Cuentan y ONAY

Organización Navarra para Ayuda entre los Pueblos (ONAY) lleva más de 25 años colaborando con diferentes países en áreas como la salud y la educación, y apoyando la construcción en Navarra de una sociedad más solidaria, crítica y comprometida. Dentro de este contexto, apostamos por el voluntariado universitario internacional y colaboramos con Tantaka en la formación y la gestión de éste. 

En 2019, gracias a la financiación de INNOVA SOCIAL, realizamos un concurso de cuentos infantiles con el objetivo de vehiculizar estas experiencias para dar a conocer las realidades de los países del Sur, haciendo hincapié en lo positivo y la riqueza de los mismos, a los niños y niñas de nuestra comunidad.

Educar y concienciar a los más pequeños sobre las desigualdades que se viven en distintos países es el principal objetivo de este certamen, una iniciativa de la ONAY en colaboración con Tantaka, el banco solidario de la Universidad de Navarra.

rrss