Servicio

Imagen subrayado titulo

En relación con la actividad empresarial, el Servicio de Identificación de Animales (SIA) permite dar un servicio de calidad de cara a los clientes y a la propia empresa. Esto se consigue mediante la identificación de los animales (insectos, ácaros, nematodos, platelmintos, protozoos, etc.) que ocasionan daños en los productos alimenticios (harinas, frutos secos, carne, pescado, etc.) u otros susceptibles de sufrir infestaciones por animales (cultivos, madera, etc.).

Permite mostrar al cliente, ante una queja, la seriedad de la empresa, que contesta con un informe externo.

En el ámbito doméstico supone principalmente una herramienta de educación, permitiendo responder preguntas que cualquier persona se hace ante la aparición de animales extraños, abundantes, o que han causado algún tipo de daño. Conocer la Biología de los animales, una vez identificados por un experto, permite responder a preguntas sobre la razón de la aparición de un animal, e incluso solucionar problemas que pueda causar en el futuro.

  • La identificación taxonómica
    En un buen porcentaje de casos, la identificación experta -que supone poder conocer el ciclo biológico del animal- permite saber en qué momento de la cadena de producción o consumo se ha producido una infestación. Normalmente la respuesta requerida por las empresas que solicitan este servicio es conocer si el "problema" ha comenzado en sus instalaciones o en el domicilio del cliente.
  • Entomología forense
    Es conocida por utilizar los insectos que se alimentan de un cadáver para ayudar en la investigación de un delito. Pero esta no es su única aplicación, sino únicamente el área médico-legal de la entomología forense. En el ámbito urbano estudia los insectos presentes en las ciudades, la presencia de especies especialmente importantes por alguna razón en una región o país determinado y las plagas en los productos almacenados, un ámbito enormemente importante desde el punto de vista económico.
  • Historia
    Este servicio forma parte de la cartera de servicios que entre 1991 y 2014 ofrecía el Instituto de Biología Aplicada (IBA), de manera integrada en la actividad de investigación de la Facultad de Ciencias. Desde entonces se han realizado más de 800 informes a empresas, centros tecnológicos y particulares.

Museo de Ciencias de la Universidad de Navarra