El cantar de Ursúa: Mujer, lengua y tradición musical en las dos Navarras

El cantar de Ursúa

¿Puede una canción sonar durante más de seiscientos años? El cantar de Urtsua es una composición recopilada en Baztan a comienzos del siglo XX por el folklorista Azkue. En ella se narra una trágica historia sucedida en la torre de Urtsua, en Arizkun, según se dice una de las más antiguas del valle. La letra podría proceder de los siglos XIII o XIV.

El dueño de la torre estaba prometido a una joven originaria de la casa de Lantaina, al norte de los Pirineos. La leyenda se inicia con un diálogo entre la novia, Juana, y su hermano sacerdote, Bautista, poco antes de que ella abandone su casa natal para casarse. Su hermano se da cuenta de que ella está embarazada, y Juana le ruega que guarde el secreto, al tiempo que lamenta su suerte: no querría ir a Urtsua. Sin embargo, la boda se celebra y el marido no tarda en advertir el estado de su esposa. Le explica que, antes de iniciar su vida en común, convendría que ella fuera a rezar a la ermita de Santa Ana, propiedad de la torre y muy próxima a ésta. Una vez allá, el señor de Urtsua la mata, y pide a un criado que le prepare un caballo para huir, tomando la precaución de clavarle las herraduras del revés. La narración termina lamentando que Juana, velada en la torre, haya partido sin despedirse. No es de extrañar que durante algún tiempo estuviera prohibido cantarla, pues los dueños de Urtsua no deseaban que la historia del crimen se difundiera.

El cantar atrajo la atención de los estudiosos por su profunda belleza y la perfecta adecuación entre forma y contenido. Pero planteaba también no pocos interrogantes: ¿cuándo y quién la compuso? La historia que narra, ¿es un suceso real? ¿Se cantó en la corte de Olite ante los reyes? ¿Se usaba el euskera en ese entorno? ¿Fue su autora una mujer?

Este cantar y los usos que de él se hicieron contienen una particular síntesis de la trayectoria histórica del reino de Navarra: el poder de la pequeña nobleza, la cercanía de la corte, la diversidad lingüística, los contactos entre el norte y el sur de los Pirineos, el papel asignado a la mujer, los matrimonios concertados entre linajes aliados, la persistencia de la tradición oral.

Hola Juana, bermana mia,
he oído una noticia,
hermana Juana.

¿Pues qué has oído, señor
hermano Bautista?
Que parece que estás
embarazada, hermana Juana.

¿En qué me han conocido,
señor hermano mío?
En que ha engordado tu
cintura y tu justillo se ha acortado.

Siete molinos nuevos,
ocho palacios blancos,
ni por todo eso
quiero ir a Urtsua.

Urtsua tiene bellas
ventanas, Lantana aún
más bellas; la hija de
Lantana está muerta en Urtsua.

En Urtsua la difunta,
encontrada en Santa Ana,
sin decir adiós ha salido
de casa.

Pamplona
Baja Navarra
Baztan

22-24 Mayo 2019

 

Organiza:
Cátedra de Lengua y Cultura Vasca

Patrocina:
Gobierno de Navarra

Colabora:
Santa Maria Heleta