null

Blogs

“No se trata de mandar, sino de inspirar: los retos del cambio”

“No se trata de mandar, sino de inspirar: los retos del cambio”

CULTURA, LIDERAZGO Y COMUNICACIÓN | Laura Bello

La pandemia ha provocado un cambio sistémico en los modos de trabajo en las empresas, y por esto estás últimas han tenido que asumir una serie de retos para enfrentarlo. Algunos de los más evidentes tienen que ver con el liderazgo. Se ha hecho más necesario tener líderes con capacidad de asumir los retos actuales, ser apoyo permanente para sus colaboradores, y crear estrategias que permitan mantener la conexión de los equipos aún en entornos virtuales.

Por eso fue pertinente el diálogo virtual que conectó a dos importantes líderes actuales: uno fue Franz Heukamp, Director General del IESE Business School hace 16 años, y uno de los autores del libro “The Future of Management in an AI World”; y Daniel Servitje, Presidente y Director General de Grupo Bimbo hace más de 20 años, y considerado como uno de los líderes más influyentes de América Latina.

Tipo de líder actual

Tener a los equipos en remoto exige unas características especiales del líder. En este sentido, los dos ponentes coincidieron en que la clave para definir el liderazgo actual es: la necesidad de cercanía. “La pandemia ha supuesto un antes y un después en las empresas, y la actividad híbrida ahora es una realidad. Pero, eso no puede significar una pérdida del contacto. Necesitamos a los líderes cerca de los colaboradores y al frente de sus necesidades”, afirmo Servitje. A lo que Heukamp añadió, “la pandemia nos ha demostrado que somos vulnerables y necesitamos de la cercanía y el contacto”.

La cercanía es necesaria no solo porque es la representación de la empresa para los empleados en distancia, sino porque: “La empresa será lo que es su gente y esta lo que son sus líderes”, describió Servitje. Por eso, “es importante que haya una congruencia entre lo que los líderes promueven y lo que hacen, y deben transmitir en su relación con los colaboradores los valores de la organización”, añadió. En otras palabras, los líderes traducen la cultura de la organización.

Según los ponentes, otro elemento importante que deben tener los líderes es su habilidad de apartar los egos a través del servicio.  “Un servicio que este acompañado por las capacidades y conocimientos para gestionar la labor es fundamental”, afirmó el director del IESE. Además, Servitje resaltó que, “los líderes debemos evitar alejarnos de las realidades y perder piso. En cambio, buscar conectarnos con lo que está pasando en tierra y recordar la responsabilidad de servir”.

Líderes con visión estratégica

 Bimbo es una multinacional con una trayectoria de más de 75 años, y su presidente atribuye el éxito a la visión estratégica que los caracteriza: “Uno de los motivos por lo que lo hemos logrado es por nuestra visión a largo plazo, que se materializa en las decisiones del consejo administrador y que apoyan al cuerpo directivo. Algo que nos diferencia de otras empresas del sector es que aguantamos más las malas decisiones que tomamos, y acabamos teniendo muy buenos negocios a largo plazo”.

El directivo del IESE añadió frente al tema que, “uno de los retos que tienen los altos ejecutivos es lograr conjugar la visión a largo plazo con las acciones a corto plazo. La preocupación por el largo plazo debe ser traducida por los líderes en acciones concretas del día a día, y en la actualidad es fundamental que la visión estratégica también involucre el anticipar los cambios”

Preguntas de la audiencia

¿Daniel Servitje, qué tanto inciden los resultados económicos en el engagement?

El compromiso de las personas es esencial para que la empresa alcance el nivel que espera. En Bimbo consideramos fundamental mantener un ambiente laboral y un compromiso óptimo y esto se ha reflejado en las evaluaciones internas y externas que hacemos a nuestros colaboradores. Una de las formas que hemos encontrado para lograrlo es asegurarnos de que todos nuestros líderes pasen por un programa de formación que homogenice el rol y asegurar que todos tendrán la capacidad de fortalecer la cultura y los valores de la empresa a través de su liderazgo.

¿Franz Heukamp, podría darle una recomendación a los empresarios para que sus empresas sean plenamente humanas y socialmente responsables?

Este es un interés y una preocupación de varios empresarios con los que tengo la oportunidad de compartir actualmente. Los ejecutivos quieren crear empresas sostenibles tanto para el entorno interno de la empresa como la sociedad en la que se desarrollan. Así que, mi recomendación más allá de las características específicas de cada empresa es mantener la cercanía y el interés por conocer y entender a la comunidad y sus necesidades. El reto consiste en hacer de este interés un proceso consciente y hacer uso de herramientas serias, porque las agendas suelen ir en dirección contraria y por tanto no es evidente. Tenemos que buscar los instrumentos adecuados y tener en cuenta que es un proceso a largo plazo.

¿Cómo ha logrado inspirar Servitje a sus equipos de manera virtual?

Durante los meses de confinamiento he tenido muchas reuniones remotas con colaboradores de todo el mundo. Hace unos meses cuando aún había bastantes restricciones de viaje tuvimos la oportunidad de utilizar gafas de realidad virtual para visitar plantas en distintas partes del mundo, por ejemplo, una nueva en Kazajstán. Este mundo virtual nos abre muchas posibilidades de conectar con más personas y por eso es importante repensar las formas de trabajar y adaptarnos a la nueva realidad.

Es fundamental también que los líderes estén abiertos a la escucha y dar los espacios para que se expresen.

¿Heukamp, según tu experiencia, los paradigmas de la comunicación interna han cambiado? ¿qué papel considera que cumple la comunicación en las organizaciones en estos tiempos?

Los paradigmas de la comunicación interna ya habían cambiado antes de la pandemia, pero fue durante este tiempo que nos hemos dado cuenta. Además, se han dado los medios propicios para llevarlos a cabo. En el caso de una empresa tan grande como Bimbo, Daniel ha logrado estar más presente con sus colaboradores durante la pandemia.

Otro hito importante es que, las organizaciones han logrado ver durante este año y medio de pandemia que es muy fácil que se creen burbujas o zonas en la organización donde las personas acaben formando una opinión que necesariamente no es compartida por los demás. Estas se deben pinchar a través de una buena comunicación, dando la posibilidad de preguntar, y los medios digitales son positivos en este sentido.

La conversación entre los tres profesionales terminó con una invitación a que tanto líderes como colaboradores continúen formándose y con un interés en aprender. “Hay que saber mantenerse al día y continuar preparándose para los tiempos actuales”, concluyó el director del IESE.

00

Más entradas de blog