Post_Libro_Fuerzas_Armadas_EAU

Razones de la efectividad de las Fuerzas Armadas de EAU

[Athol Yates, The evolution of the Armed Forces of the UAE (Warrwick: Helion & Company, 2020) 380 pp.]

18 de junio, 2021

RESEÑAAlbert Vidal

The evolution of the Armed Forces of the UAEEl profesor Athol Yates, especialista en Emiratos Árabes Unidos (EAU) y gran conocedor de su historia militar, policial y de inteligencia, publica este libro en un momento en el que la influencia de este pequeño país en el futuro de la región ha adquirido unas proporciones desmesuradas, algo que ha ocurrido, parcialmente, gracias a sus efectivas Fuerzas Armadas. Durante los últimos cinco años, EAU ha demostrado en repetidas ocasiones que tiene la capacidad de llevar a cabo operaciones complejas lejos de su territorio, y de convertirse en un proveedor de seguridad y entrenamiento, rediseñando el futuro de los conflictos en Libia, Somalia y Yemen y otros países de la región. ¿Cómo han alcanzado las Fuerzas Armadas emiratíes tal efectividad? ¿Cuáles son sus características principales? Estas y muchas otras preguntas encuentran respuesta en este nuevo estudio de Athol Yates.

El libro está dividido en tres partes. La primera parte se centra en cómo el entorno físico, político, social e histórico ha influido en el desarrollo de las Fuerzas Armadas emiratíes. Por ejemplo, el hecho de que el litoral marítimo de EAU tenga muy poca profundidad y actúe de defensa natural contra invasiones marítimas y anfibias nos ayuda a comprender mejor por qué EAU no ha priorizado el desarrollo de su armada históricamente, en comparación con sus fuerzas terrestres y aéreas. Otro ejemplo: la explicación del autor sobre el concepto de asil (أصيل), que se puede traducir por ‘autenticidad’ o ‘original’, esclarece algunos de los procesos por los que se eligen a aquellos que ocupan los puestos más sensibles: a mayor asil, es decir, lazos familiares con las tribus más antiguas de Arabia y de descendencia directa del profeta Abraham, más posibilidades tiene uno de ocupar cargos de mayor responsabilidad en el ejército.

En la segunda parte, Athol Yates define las características principales de las Fuerzas Armadas emiratíes, refiriéndose a sus misiones esenciales, y su relación con el equipamiento y la mano de obra. Sus misiones, en pocas palabras, incluyen (1) la defensa de la integridad territorial y la soberanía, (2) la protección del gobernante y su familia, (3) el refuerzo de la seguridad doméstica, (4) la consolidación nacional, y (5) el apoyo a la política exterior. Esta última misión no se reduce a las operaciones militares convencionales, sino que incluye un rango de actividades muy diversas, como los ejercicios militares conjuntos con multitud de países europeos, africanos y asiáticos, el envío de oficiales emiratíes a escuelas militares en el Reino Unido y Estados Unidos, el entrenamiento de milicias y fuerzas policiales de Yemen, Puntlandia o Iraq, y otras actividades de cooperación militar y diplomacia de defensa a lo largo de un amplio espectro.

Respecto al equipamiento de las Fuerzas Armadas, existe una preferencia por sistemas avanzados y de alta tecnología, algo facilitado por un presupuesto astronómico en defensa (EAU fue el tercer mayor comprador de armas entre 2012-2016). Aparte de facilitar un mejor desempeño, la adquisición de sistemas avanzados aumenta el prestigio de las Fuerzas Armadas, sirve como estrategia de disuasión ante Irán y ayuda a suplir la falta de personal, gracias a la automatización. Llama la atención que EAU haya decidido diversificar su abastecimiento de armamento, comprando sistemas rusos, chinos, turcos, franceses y americanos sin escoger un bando en la competición entre las grandes potencias. Así, EAU puede reforzar su autonomía estratégica, conseguir un apoyo internacional diverso y evitar presentar una imagen de lacayo de ciertos países occidentales ante el público árabe.

En el contexto de las Fuerzas Armadas, el autor explica cómo la federación ha puesto todos los medios a su alcance para superar ciertas limitaciones y construir unas fuerzas efectivas. Ante una población muy reducida, resulta difícil encontrar ciudadanos cualificados para servir en las Fuerzas Armadas. Para ello, EAU inauguró el servicio militar obligatorio en 2014, con el doble objetivo de inculcar valores patrióticos a sus ciudadanos, y reclutar y retener a los mejores. A menudo, EAU debe recurrir a profesionales extranjeros para entrenar a sus Fuerzas Armadas, e incluso para apoyar directamente a las tropas emiratíes en operaciones de combate. Aun gozando de ese apoyo adicional, la ratio de military burden es una de las más altas del mundo: en 2016, 63 emiratíes de cada 1.000 eran miembros del ejército. 

En la tercera parte, el autor traza la evolución de las diferentes fuerzas existentes en el territorio de EAU durante la historia reciente (la federación nació en 1971). Entre 1951-1971, la principal fuerza encargada de mantener el orden y defender el territorio eran los Trucial Oman Scouts, que respondía a las autoridades británicas. Con el paso del tiempo y los nuevos ingresos provenientes del petróleo, los gobernantes de los distintos emiratos, por aquel entonces aún independientes, empezaron a desarrollar sus propios pequeños ejércitos. Solo cinco años después del nacimiento de los EAU, las fuerzas armadas de la mayoría de los emiratos se juntaron bajo una estructura de mando unificada. A partir de ahí, el autor analiza la evolución de cada una de las ramas de las Fuerzas Armadas con minuciosidad, desde su unificación hasta la actualidad.

Si bien este libro es un recurso excelente para aprender más sobre la historia de las Fuerzas Armadas emiratíes, el autor no se limita a describir el recorrido histórico, sino que también dedica un capítulo entero al rol emiratí en el conflicto de Yemen, y nos ofrece claves para comprender las principales tendencias que podemos esperar en un futuro a corto y medio plazo en EAU.