txt optimismo

Optimismo

Definición:

Capacidad de descubrir el lado positivo de las cosas a lo largo del día, tener fe en las propias posibilidades y afrontar las dificultades con entusiasmo

Reflexionar

 

Optimismo_Evaluacion

Evaluación

  • ¿Eres positivo y das soluciones a la hora de hablar con la gente que te rodea?

  • ¿Confías en tus habilidades y destrezas?

  • ¿Confías en lo que no depende de ti o en lo que no puedes controlar que salga bien?

  • ¿Estás convencido de que las cosas saldrán adelante si se ponen los medios adecuados?

  • ¿Te centras en estudiar mucho y aprender todo lo posible? ¿Crees que con esfuerzo el éxito posterior vendrá rodado?

  • ¿Tienes motivación por esforzarte, estudiar y aprender?

  • ¿Sabes aceptar no entender algo, sin pensar que eres menos inteligente? Y, si lo comprendes, ¿sabes no creerte el mejor?

  • ¿Ves el lado positivo de los acontecimientos, sin desanimarte ante las contrariedades?

  • ¿Inyectas entusiasmo en todo lo que haces?

  • ¿Te alegras con los éxitos de los demás?

  • ¿Tienes una actitud de ánimo y sonriente con los compañeros?

  • ¿Te recuperas con ánimo deportivo de los reveses personales y profesionales?

  • ¿Aprendes de los errores que te han hecho caer, pero no les das vueltas ni les dejas influir en tu estado de ánimo?

  • ¿Sabes mirar hacia adelante cuando algo que podías controlar no sale bien?

  • ¿Mantienes la esperanza en encontrar una solución en las circunstancias difíciles? ¿Sabes no agobiarte en esos momentos?

  • ¿Valoras el lado positivo de las cosas? ¿Has interiorizado que no hay mal que por bien no venga?

  • Tienes una visión negativa de tu persona: no te ves con capacidades ni habilidades

  • Te muestras inseguro cuando debe tomar decisiones.

  • Te quedas sin dar soluciones.

  • No te planteas retos u objetivos (actividades, voluntariado...) porque no te consideras capaz de realizarlos.

  • Piensas que los objetivos son inalcanzables.

  • Las nuevas y grandes dificultades a las que te enfrentas hace que la situación te supere. Estás con bajo ánimo para afrontarla.

  • Tardas mucho tiempo en superar un fallo o error, y piensas en ellos cada vez que se habla un tema similar.

  • Te centras en lo negativo de los acontecimientos.

  • Ante una situación nueva, la primera reacción es de escepticismo.

  • Pones mala cara y te desanimas ante los fracasos.

  • Solo ves las posibles dificultades de un trabajo, no lo que te puede aportar.

  • Tiendes a sobrevalorar los errores y a no valorar los éxitos.

  • Desistes con frecuencia ante los obstáculos que te impiden actuar sobre el entorno.

  • Te dejas llevar por el pesimismo ante las primeras dificultades.

  • Ves siempre problemas en lo que sucede alrededor.

  • Haces comentarios negativos de manera continua.

  • Echas de menos lo que dejas atrás (instituto, amigos que quedan lejos...) y no dejas opción a las nuevas oportunidades.

  • No valoras lo importante y te quita el sueño las cosas sin gran importancia pero que repercuten de manera negativa en ti.

  • ¿Disfrutas internamente con la superación de retos que requieren esfuerzo?

  • ¿Crees en tus habilidades para resolver los problemas?

  • ¿Te hundes o recuperas el ánimo con facilidad?

  • ¿Por qué a veces te desanimas tan fácilmente? ¿Qué consigues con ello?

  • ¿Qué parte positiva puede esconder cada acontecimiento?

  • ¿Le das más importancia a los aspectos negativos que a los positivos?

  • ¿Te recriminas cuando algo sale mal? ¿Sacas de las malas experiencias lecciones de vida o solo te enfocas en el fracaso?

  • Cuando algo no sale como querrías, ¿analizas la situación desde un punto de vista positivo?

  • ¿Cómo puedes ayudar a dar una visión más positiva de las cosas a las personas que te rodean?

  • ¿Te tomas un tiempo para agradecer lo bueno de la vida?

  • Al pensar en el futuro ¿piensas en las oportunidades de éxito y en los pasos necesarios para alcanzar ese éxito, o te centras en los riesgos y peligros del camino?

  • ¿Qué tiene de bueno lo que estás haciendo? ¿Por qué lo haces? ¿Merece la pena?

  • Al enfrentarse a un desafío, ¿reaccionas saltando al ruedo o parándote a pensar los pros y los contras?

Cambio

 

Optimismo_Accion

Plan de acción

Una persona afronta mejor las situaciones difíciles si ha vencido en otras más fáciles.
Así, extrae de tu día a día una lista pequeña de momentos en los que luches, para ganar en confianza hacia ti mismo. Desde levantarse de la cama puntual hasta hacer ejercicio unos determinados días a la semana pasando por dejar de picar entre horas, son pequeñas batallas que harán de ti una persona más segura.
Concédete pequeños premios según vayamos logrando hitos de nuestros propósitos, como por ejemplo una sesión doble de esa serie que estás viendo si cumples lo propuesto. Comenta tus propósitos a otra persona para que pueda ayudarte en tu seguimiento
El optimismo lleva siempre a disfrutar más de lo que hacemos en cada momento. El que está pensando en otras cosas, se evade de la realidad. Ahora bien, se pueden dividir las actividades que realizamos habitualmente en dos tipos: las que hacemos por deber y las que hacemos plenamente por nosotros mismos.
Como es lógico, lo primero que hay que incluir en nuestro día a día son esas acciones no exigidas, que son para nosotros y para los que nos rodean, que nos tienen que dar satisfacción, descanso de otras actividades más obligadas. Un ejemplo sencillo sería si te gustan los crucigramas, puedes hacer uno cada vez que llegues a casa de la universidad. Así descansarías y te sentirías mejor.
La segunda parte es llevar las actividades “obligadas” (el estudio, ir a clases, los encargos en casa) a una libre decisión de hacer eso. Pregúntate qué cosas buenas sacas de estas actividades, y afróntalas con la respuesta que hayas sacado
Del libro Pedagogía del Optimismo
Para las personas perfeccionistas, que quieren que todo salga de la manera que ellos se habían planteado, es muy complicado llegar a tener una visión positiva, ya que constantemente están midiendo los resultados alcanzados con una medida a la que no se llegará nunca.
Cuando una persona es adicta a algo, muchas veces no se da cuenta y esto repercute negativamente en su planteamiento. Se puede ser adicto a muchas cosas: el móvil, el trabajo, las compras, la comida, a criticar en vez de construir… Hay que hacer un fuerte examen interior para discernir si estamos o no bajo la adicción de algo y luego tomar medidas para liberarse.
La persona que no arriesga cae en pensamientos grises, donde las cosas no son posibles. Para salir de la zona de confort, es necesario proponérselo, tomar al menos un “riesgo saludable” al día.
No te excuses para no hacer las cosas, para rechazar todos los planes que te sugieren que implican un cambio
A veces, si vemos las cosas negras no es lo más indicado leer una tragedia. Marca unas películas y libros que te levanten el ánimo ya por ser de comedia, o de una acción de la que te sientas partícipe y cuando lo necesites
Lo mismo también puedes hacer con las personas que te rodean. Si depositas tu confianza en ellas, y a la vez ellas en ti, en los momentos en los que parezca que no hay solución una conversación amigable con estas mejorará la situación. No dudes en pedir ayuda.
Busca en las nuevas amistades generar actitudes positivas, ya que el optimismo, al igual que la alegría, es contagioso, por lo que serás más optimista y llevarás a ser más optimista. Estar bien rodeado/a hará que no estés dando vueltas a los pensamientos negativos.
Es totalmente normal que una persona pase por distintas emociones en el día y en su vida. Se puede estar más alegre en un momento, y más alicaído en otro. El problema consiste en dejarse llevar por esas emociones, haciendo un bucle en los pensamientos para, por ejemplo, estar triste porque estamos tristes.
Para salir de ese bucle, debes tomar distancia con esas emociones, reconocer que son tuyas pero sin que sean las que decidan por ti. Una buena manera es pensar acerca de ellas como “acabo de notar que estoy sintiéndome…” (irascible, con enfado, envidioso, etc.), así les darás distancia y no te dominarán
Si puedes resolver un problema, márcate cómo; si no puedes, ejercítate para olvidarlo.
Realiza este ejercicio diariamente: selecciona un problema (de ahora o del pasado) y observa en lo que te ha ayudado o te puede ayudar. Ningún problema es en balde, siempre se aprende. 
Evita los pensamientos de querer vivir en el pasado, así como fantasear demasiado en el futuro. ¡Vive el presente!
Diversos estudios han comprobado que la tarea de imaginarse el futuro de aquí a 10 años de manera que todas nuestras metas estuvieran cumplidas, siempre que fueran posibles de realizar, daban un aumento considerable a largo plazo de optimismo.
Para realizarlo, dedica 15 minutos a pensar cómo te ves de aquí a 10 años habiendo cumplido tus sueños. Esto puede ser en todos los terrenos o en uno solo (familia, trabajo, lugar, experiencias, etc.). Una vez que sabes qué te gustaría que pasara, dedica el resto de esos 15 minutos a vivir en esa situación, cómo sería un día a día.
Una vez has vivido en el “mejor caso posible”, puedes escribirlo en una hoja o en el ordenador para que se quede en tu memoria de una manera más vívida, más concreta
Múltiples estudios han demostrado que “forzar” una sonrisa (es decir, esbozar una sonrisa queriendo estar más alegre de lo que realmente sentimos) acaba llevando a estar más animados. Exigirte un poco puede hacer que acabes estando de mejor ánimo.
Por ello, localiza cómo respondes cuando estás pensando negativamente (estás más irritado/a o no tienen ganas de hacer nada) para que te actúe de “despertador” de una sonrisa amplia y sostenida para mejorarte

Profundizar

 

Optimismo_Recursos

Recursos

Optimism: The Hidden Asset Bruna Martinuzzi
Este artículo entra en detalle de las características del optimismo, su necesidad en el día a día y un desarrollo de las maneras de mejorar el nuestro.

Los beneficios del optimismo, Alex Rovira
Con una explicación entre las diferencias de optimistas y pesimistas en su modo de vivir, pasa luego a analizar situaciones y estudios en el que se da valor al optimismo

Educar en el optimismo, Marian Rojas
Versa acerca de por qué y cómo debemos dar ejemplo y formar en el optimismo

Como convertirte en una persona optimista, Raquel Martín
En una serie de pautas con poco desarrollo, para que cada cual particularice como desea, se explican diversas maneras de mejorar en optimismo

Vivir con humor, Alfonso Aguiló
Se analizan las causas de que una persona sea más optimistas, como el sentido que le da a sus acciones y las de los demás, con una particular atención a la memoria

Stay Optimistic: Lesson from Walt Disney, Ameet Ranadive
Presenta el ejemplo del famoso animador gráfico y su victoria a través del optimismo cuando lo había perdido todo.

Contagio emocional: se buscan trabajadores alegres, Nuria Chinchilla
Centrándose en la perspectiva laboral, la profesora Chinchilla explica las ventajas de estar de buen humor y cómo hacer que los demás estén más felices.

La fuerza del optimismo, Luis Rojas Marcos
Luis Rojas detalla los ingredientes que distinguen la disposición optimista de la pesimista, identifica los venenos más dañinos para el optimismo, describe estrategias de probada eficacia para fomentar una disposición positiva y examina la influencia del optimismo en las relaciones con otras personas, en la salud y en el trabajo. Y finaliza con un análisis de la cualidad más valiosa de nuestro optimismo: su enorme y probada utilidad a la hora de hacer frente a la adversidad en la vida. Ver en librería

El hombre en busca de sentido, Victor Frankl
Desde su propia experiencia traumática en los campos de concentración nazis, este psiquiatra vienés profundiza en las razones que hacen a los hombres mantener la esperanza cuando parece que todo está perdido. Ver en catálogo

El feliz secreto para trabajar mejor, Shawn Achor
Tras largos años de investigación en Harvard, Shawn Achor explica por qué el enfoque positivo que le damos a las cosas provoca que trabajemos mejor y seamos más felices.

Sin brazos, sin piernas, sin preocupaciones, Nick Vuijic

Drew Linch: Shuterring Comedian Wins Crowd Over
Los dos vídeos de arriba presentan a dos personas que han sabido tomar lo que otras personas llamarían maldiciones y las han convertido en sus puntos fuertes, empleando lo que tienen ahora para sacar una sonrisa a otros e inspirar, agradeciendo lo que tienen

Optimismo inteligente
En un vídeo animado se desarrolla todo lo explicado de optimismo, la manera de mejorar en esta competencia

Humor at work, Andrew Tarvin
Desde que descubrió el valor del humor trabajando en una multinacional, este joven ha ido por todo Estados Unidos trabajando en mejorar las empresas solo llenándolas de humor

En busca de la felicidad, Gabriele Muccino
El protagonista tiene una vida personal y profesional que muchos no podrían soportar: tiene problemas con su esposa, no consigue trabajo y no tiene lugar dónde su hijo pueda dormir. A pesar de esto, no pierde la esperanza de que pueda superar esta mala situación. Ficha IMDB 

Rudy, David Anspaugh
La película trata sobre un chico que quiere jugar fútbol americano. El problema que tiene es que carece de las características físicas, en musculatura y tamaño, que son necesarias para ese deporte. Sin embargo, con esfuerzo y creyendo que puede lograrlo encuentra un lugar en el equipo. Ficha IMDB

Slumdog Millionaire, Danny Boyle
Jamal es un muchacho que se ha criado en los tugurios de Bombay, sobreviviendo como ha podido y, pese a todos los infortunios, sigue enamorado de Latika, una amiga de la infancia. Jamal se presenta al concurso “¿Quién quiere ser millonario?” y llega hasta la última pregunta antes de que la policía le detenga por supuestas trampas en el concurso. Ficha IMDB 

Patch Adams, Tom Shadyac
Un estudiante de Medicina opina que la cura no se encuentra solo en el tratamiento de los síntomas y las medicinas, sino que el humor como vehículo de retomar las fuerzas para luchar tiene mucho que aportar. Tras esto, decide aplicar su teoría en el hospital. Ficha IMDB