TALENTO DEPORTIVO

María Garro Lorenzo, 3ª en el Torneo Reyno de Navarra de espada y florete y estudiante de 1º de ISSA:

"Siempre está bien que haya alguien detrás de ti apoyándote"

 


     Foto: Amparo Fernández

Los hermanos de María se apuntaron de pequeños a clases de esgrima y ella, que les recogía de los entrenamientos, se apuntó también más adelante porque le pareció un deporte curioso que nunca había visto. "Ellos dejaron a los dos años de hacer esgrima", porque también practicaban otros deportes, cuenta. Pero ella iba subiendo de nivel y ya lleva seis años compitiendo.

Entre los 12 y los 15 años llegó a competir a nivel nacional, pero los últimos años de colegio quiso centrarse más en los estudios y se presentaba solo a las competiciones regionales. Sin embargo, el curso pasado volvió a entrenar con la idea de llegar otra vez a las nacionales. "He tenido que hacer muchos esfuerzos a los dos niveles, en cuanto al colegio y la universidad. Muchas veces dejaba de estudiar para ir a entrenar y viceversa". En ambos casos se sentía "muy mal" por no llegar a todo. También ha tenido que sacrificar un poco su vida social: "Es un horario súper cuadriculado y siempre vas hasta arriba. Pero al final si es lo que nos gusta…".

Fue en 2º de bachiller cuando le hablaron del programa Talento Deportivo: "El Club Navarro de Esgrima está en el polideportivo de la Universidad de Navarra, por lo que conocíamos a los coordinadores del programa". Así que, en cuanto empezó la universidad, se apuntó. Cree que Talento Deportivo es un "reconocimiento" para los deportistas. "Por ejemplo, nos dan unos cuantos créditos a lo largo de la carrera, que eso lo voy a acabar notando". También se ha apuntado al Programa de Nutrición, que para ella "es una ayuda genial". Lo que más aprecia es que desde la universidad tengan en consideración a los deportistas: "Valoran el hecho de que estés compaginando las dos cosas, que no te dé tiempo a todo", cuenta esta estudiante de 1º de ISSA y nacida en 1997.

Las competiciones de esgrima se dividen en categorías por edades. Ahora está en M-20, categoría en la que compiten deportistas de 18, 19 y 20 años. Para esa categoría hay dos nacionales cada temporada, y 3 o 4 absolutos a los que acuden todas las categorías y que cada vez se celebran en una ciudad distinta de España. Entre los nacionales y los regionales, son muchas competiciones a lo largo de la temporada y a veces tiene que faltar a clase. Por ejemplo, la última competición en la que participó acabó en domingo y tuvo que perderse las clases del lunes, pero los profesores se ofrecieron a explicarle después el contenido de estas: "A lo mejor también lo harían si no estuviese en el programa, pero esto ayuda mucho".

Por lo tanto, Talento Deportivo es a su juicio una gran ayuda para los deportistas de alto rendimiento: "Al final no da la vida para todo y siempre está bien que haya alguien detrás de ti apoyándote, como los asesores que tenemos o que si tu club es muy pequeño y no tienes médico, te ofrecen el de Talento Deportivo". Como sugerencia, propone que el programa intente conseguir financiación de alguna forma para los deportistas que lo necesiten, ya que "en esgrima, salir a competir a nivel nacional es caro". Aun así, entiende que no es sencillo dar ayudas económicas y que quizá el programa no pueda englobar este aspecto.

En esgrima hay tres armas: espada, florete y sable. "Yo soy espadista principalmente, pero solemos ser pocos así que nos invitan a hacer otras armas; probé con florete y está bastante bien". La temporada pasada quedó tercera de espada y florete en el Torneo Reyno de Navarra, que agrupa a todos los clubs de la Comunidad Foral.

En un futuro le gustaría seguir con la esgrima, aunque sabe que no es fácil: "Hay poca gente que se dedica solo al deporte y compaginar las dos cosas al nivel que quiero yo es muy difícil. Pero sí que me gustaría por los menos seguir entrenando en mi club".

Talento Deportivo - Maria