EMPRENDEDORES DE LA UNIVERSIDAD DE NAVARRA

Maïder Tomasena, aprender

escribir en Internet

Maïder Tomasena fundó su propia empresa de copywriter. FOTO: Cedida

Maïder Tomasena (ISSA´07) ayuda a profesionales y pequeñas empresas a diferenciarse de la competencia mediante la redacción de contenido estratégico. En mayo de 2013, creó la primera comunidad de copywriting de España en Maïder Tomasena. Hoy cuenta con cinco empleados, pero empezó con un blog.

¿Cómo surgió?

De forma accidental. Con 25 años abrí un blog para dar salida a todas mis inquietudes y como una vía nueva por explorar. Por aquel entonces tenía un buen puesto de trabajo y un empleo atractivo para cualquier persona. Sin embargo, sentía que había llegado a mi límite en esa empresa y que estaba destinada a desarrollarme profesionalmente en otros ámbitos. Al dejar aquel trabajo pensé que rápidamente encontraría uno nuevo. Pero la realidad fue bien distinta. Fui demasiado joven para unos puestos, demasiado cualificada para otros. Lo único que me daba energía cada semana era seguir publicando contenido en mi blog. Pensé que en algún momento alguien se fijaría en mi página y sería útil para su negocio. Así fue como una consultora de marketing me llamó para trabajar redactando contenidos de varios clientes del sector de la salud. En ese mismo momento, sin pensarlo ni planearlo, lancé mi negocio de copywriting. Un negocio en que a día de hoy trabajan cinco personas ayudando a clientes a escribir las palabras que necesitas para que sus webs vendan.

¿Qué te mueve cada día a hacer tu trabajo?

El poder ayudar a cientos de profesionales a que saquen a relucir la genialidad que esconden como profesionales y como marcas es lo que me mueve cada día. Siempre he pensado que todos somos especiales pero que a la hora de la verdad no siempre sabemos comunicar de qué forma destacamos. Ahí entramos mi equipo y yo para ayudar a todas esas personas a que puedan lucirse bajo la mejor luz delante de sus clientes. La claridad que podemos aportarles cada día y la seguridad con la que les ayudamos a vender a través de las palabras es el motor que hace que me levante cada mañana con esta energía.

¿Qué te viene a la cabeza cuando recuerdas tus años universitarios?

Primero, mis dos mejores amigas de la universidad. Creo que los amigos que hacemos en esa época son extraordinarios y para toda la vida. Luego, en muchos de los valores que nos inculcaron mientras estudiábamos y que me han convertido en la profesional que soy hoy.

¿Qué queda de lo que aprendiste en la Universidad en Maïder Tomasena?

Un espíritu emprendedor, inquieto y resolutivo.