"La nueva cultura participativa emanada de los medios debería incluirse en el currículo escolar"




"La nueva cultura participativa debería incluirse en el currículo formativo de todos los escolares, no solo para que sepan hacer buen uso de los medios, sino para que sean generadores de contenidos útiles y puedan aportar algo valioso". Así lo afirmó el profesor de la Universidad de Navarra José Javier Sánchez Aranda durante la lectura de la lección inaugural del curso académico del año 2015-2016, sobre "Las emociones en la Comunicación".

Sin embargo, el experto añadió que es en el ámbito de la familia donde comienza esta educación y que es en ese entorno en donde se está forjando el futuro de la sociedad. "En la familia se aprenden las cuestiones fundamentales que guardan relación con los fenómenos comunicativos y por eso deben ser los padres los primeros interesados en enseñar a sus hijos cómo deben actuar en esta especial cultura participativa".

Para poder analizar el papel que juegan las emociones en los fenómenos comunicativos, comenzó refiriéndose a "la consideración tradicional del Periodismo, aquella que entendía su actividad en términos de objetividad". Esta expresión, explicó Sánchez Aranda, quedaba vinculada a otra sinónima que era la de calidad. "Todo aquello que cupiera calificarlo como subjetivo no se podía aceptar. Por esto, las emociones no tenían cabida: solo lo serio era aceptable".

Pero, según subrayó,  "los tiempos han cambiado, la actividad periodística se ha transformado y hemos profundizado más en su conocimiento. Las noticias se construyen, se elaboran o cocinan en los medios; introduciendo criterio y juicio, con lo que esto supone de rechazo de una aséptica narración de los hechos".

Según el experto, los medios audiovisuales han tenido un papel destacado en este cambio. "Las funciones informativas que ejercía sobre todo la prensa, se añadieron a las tareas radiofónicas y televisivas. Y en esta evolución, esos medios incorporan elementos emotivos por las peculiares características que poseen. Esto ha permitido potenciar el ‘fenómeno fan'".

El "fenómeno fan"

Los fans pueden ser definidos como "personas que mantienen una conexión apasionada con contenidos que aparecen en los medios típicos de la cultura popular, con los que se sienten especialmente implicadas, y que les lleva a tratar de apropiarse de esos contenidos y a vivir una experiencia social de unión con otras personas, con las que se comparten los mismos gustos y preferencias", afirmó Sánchez Aranda.      

Para Sánchez Aranda, "los nuevos medios están siendo acaparados por los fans, que son los que dominan la situación. Internet es su reino. Si los medios audiovisuales supusieron un incremento del factor emocional en la comunicación, los nuevos desarrollos técnicos lo han potenciado aún más". Este crecimiento puede llevar consigo efectos negativos y perversos, pues esa apelación a las emociones suele ir acompañada de una reacción en el mismo sentido y en detrimento de lo razonable. Es conveniente, al menos, tener la prevención de no actuar precipitadamente.

José Javier Sánchez Aranda es profesor de Historia de la Comunicación y de Métodos de Investigación en Comunicación de la Universidad de Navarra. Además, dirige el Máster de Investigación en Comunicación. Sánchez Aranda es autor, entre otros libros, de ‘La imagen de la juventud en la publicidad televisiva', ‘Pulitzer. Luces y sombras en la vida de un periodista genial', o ‘Historia del Periodismo Español'.            

Especializado en metodología de la investigación en comunicación, también ha centrado su atención en estudiar la representación de los valores en los medios de comunicación. En esta línea ha dirigido equipos de investigadores que se han ocupado del tratamiento de la mujer en la publicidad y otro acerca de los informativos de las televisiones españolas, además de formar parte de un grupo dedicado a los estudios de recepción de las ficciones audiovisuales, tanto fílmicas como televisivas.