Asunta Albizuri, 3º ADE bilingüe. Intercambio en Wilfrid Laurier University (Waterloo, Ontario, Canadá)

“La gente de Canadá es muy simpática y honesta, mucho más que los españoles. Van siempre con ganas de ayudarte y ser amigo tuyo. La gente es muy abierta, “friendly”.

El idioma no fue una barrera en absoluto. Aunque no quería ir en un principio porque me daba miedo irme sola a un país tan grande y no sentirme arropada por mi familia o por mi gente.

El sistema universitario es totalmente distinto. Lo normal es trabajar, tener un empleo a parte de la carrera. Los estudios van por áreas y al final cada uno se va “creando” su propio itinerario. Tú te escoges las asignaturas que quieras, y en los últimos años te especializas en tu campo. Eso te da flexibilidad en formarte en lo que más te interesa.

Ellos trabajan mucho más. La diferencia es que no tienes tantos exámenes pero llevan todas las asignaturas al día porque tienen muchos proyectos y entregas. En general, en España es sistema es más teórico y en Canadá mucho más práctico, con presión a la hora de entregar. He aprendido mucho más allí en un semestre que aquí en dos años. Para mi forma de estudiar, me funciona mucho mejor el sistema de allí.

En cuanto al cambio cultural, la diferencia me encantó. Nunca he conocido a personas tan encantadoras. Lo peor es el tiempo, que hace mucho frio. También echaba de menos mi casa y sobre todo, la comida. Está muy americanizado. Recomiendo cien por cien ir, porque una vez que vas, te quieres quedar. Yo hubiera hecho toda la carrera allí”.