Saltar al contenido
Universidad de Navarra

Cuatro retos y amenazas presentes en la adolescencia

Más de un centenar de personas asisten a una jornada en la Universidad de Navarra

Descripcion de la imagen
De izquierda a derecha: Carlos Igual, Olga Martín, María Contreras y Gorka Moreno. FOTO: Manuel Castells
28/05/19 08:43 Esperanza Rodés

Más de un centenar de personas acudieron el pasado martes, 21 de mayo, a una mesa redonda organizada por la Facultad de Educación y Psicología de la Universidad de Navarra, cuyo objetivo era ahondar en cuatro amenazas que acechan a nuestros jóvenes hoy en día. Concretamente, los expertos María Contreras, Carlos Igual, Olga Martín y Gorka Moreno abordaron la adicción a la pornografía, ciberacoso, trastornos de la conducta alimentaria (bulimia y anorexia) y adicción a las drogas.

Concepción Naval, decana de la Facultad de Educación y Psicología, fue la encargada de abrir esta mesa redonda. Naval lanzó una reflexión a los madres, padres, y profesionales que conformaban el público: “La educación que limita es la que libera”. Acto seguido, Marie-Anne Reynell, directora de desarrollo de la misma facultad y moderadora de la actividad, presentó a los integrantes de la mesa.

Pornografía para satisfacer la curiosidad y el riesgo de los trastornos alimenticios

Maria Contreras, psicóloga y experta en adicción a la pornografía, fue la primera en intervenir. “Los adolescentes que consumen pornografía lo hacen para satisfacer una curiosidad sana, no saben a quién acudir, por ello la gran mayoría lo hace accediendo a Internet”, explicó.  La investigadora aclaró que el momento de mayor consumo entre los jóvenes “se realiza el domingo por la noche, a través de sus móviles”.

"El momento de mayor consumo de pornografía entre los jóvenes se realiza el domingo por la noche, a través de sus móviles”

La experta señaló que el consumo de pornografía “cambia a las personas” y explicó brevemente lo que sucede a nivel cognitivo y a nivel moral. Contreras recordó que “las neuronas espejo imitan el comportamiento”.  De esta manera, la psicóloga señaló la dificultad que tienen este tipo de personas para distinguir la ficción de la realidad; y las consecuencias que esto acarrea: “pérdida de interés en la realidad, cosificación de la mujer, adquisición de roles dominantes con tendencia agresiva; aislamiento, comparación del propio cuerpo con lo que se ve en la pantalla, disfunción eréctil, pérdida de la intimidad en la pareja y de juicio moral, entre otras”.

Por otro lado, Contreras explicó que a la hora de definir si la adición a la pornografía es o no un problema mental hemos de determinar si afecta o no a la vida diaria. “También cuando se ha intentado poner solución y no se consigue, cuando se consume para satisfacer o cambiar un sentimiento o emoción”, añadió.

Por su parte, Olga Martín, experta en el Trastorno de la Conducta Alimentaria definió la etapa de adolescencia como “un estado de tránsito en el que los jóvenes se encuentran ante muchos cambios corporales, pero también es un fenómeno psicológico, social, educativo… que hemos de tener en cuenta”.

“Nos encontramos ante una sociedad donde los cánones impuestos generan un sentimiento de fracaso: no todo el mundo mide 1,80m de estatura”. Esto unido a otros factores como que el joven tenga más o menos sobrepeso, baja autoestima, peores habilidades sociales…, pueden ser clave para que el joven desarrolle algún tipo de trastorno.

En relación esta idea, Martín expuso que el primer paso en el tratamiento de estos casos es lograr una “restitución nutricional”. La experta reclamó acto seguido que era fundamental “no protocolizar los tratamientos” e hizo hincapié en el trabajo multidisciplinar entre “pediatras, nutricionistas, psicólogos, enfermeros… para trabajar con el paciente y con su familia”.

“Los jóvenes que padecen anorexia o bulimia suelen rondar entre los 12 y 13 años. Sin embargo, existen casos en los que se ha tratado a niños mucho más pequeños”, alarmó. La familia, explicó, puede influir en este tipo de trastornos, “hay padres que no aceptan que su hijo no es bueno en todo”. Por ello, la comunicación en la familia, es clave para la prevención y un abordaje temprano de la enfermedad.

La seguridad de los menores en Internet y el consumo de drogas

Carlos Igual, experto en la seguridad de menores en Internet, también abordó brevemente el problema de la anorexia y otros desórdenes de los adolescentes.  De este modo, explicó que existen plataformas que  fomentan este tipo de conductas a través de retos que luego pasan a convertirse en virales, reglas o mandamientos creados por jóvenes que secundan y “apoyan” seguir teniendo estas conductas.

Igual afirmó que existe un lenguaje propio en este tipo de contenidos para referirse a diferentes trastornos. Así para hablar de anorexia, ellas utilizan la palabra “ama”, y ellos “ rex”; o para referirse al suicidio ellos hablan de “Dallas” y ellas de “Sue”.

Siguiendo en esa línea sobre los contenidos accesibles a los jóvenes en la red, el psicólogo subrayó que un 72,2% de los delitos que existen en Internet son de tipo sexual, y que en la mayoría de ellos, la víctima es un menor.  Igual recalcó varios portales donde se trataba este tipo de contenido, como por ejemplo, la darkweb; y comparó el perfil que tenía el pedófilo hace veinte años con el actual “Antes se trataba de gente solitaria. Ahora, gracias a Internet, está conectado a otras personas similares a él; y como consecuencia se comparte y se crea más contenido pedófilo".

"Si todos lo hacen, está bien". Nos encontramos ante una "normalización social", especificó Gorka Moreno. El psicólogo declaró que dos tercios de los jóvenes de entre 14 y 18 años “se había emborrachado”. El experto en adicciones también aprovechó para hablar del consumo de otras sustancias como el cannabis o el hachís, pero aclaró que la sustancia más consumida entre nuestros jóvenes es el alcohol.

“El cariño incondicional no está reñido con los límites y las normas”

Moreno explicó que el principal factor de protección contra el consumo de estas sustancias está en la familia. “Un estilo demasiado autoritario o demasiado laxo puede favorecer consumo de drogas”, y especificó: “El cariño incondicional no está reñido con los límites y las normas”.

Además, resaltó la necesidad de facilitar recursos en las escuelas para que den salida para ayudar a los jóvenes  que se encuentran con dificultades sociales, para evitar que busquen en en el mundo de las drogas " el dinero rápido". “Dar más información sobre las consecuencias negativas del consumo de drogas no es prevenir más, sino dar a cada uno exactamente qué es lo que necesita”, finalizó.

De izquierda a derecha: Aurora Bernal, Marie-Anne Reynell, Carlos Igual, Olga Martín, María Contreras, Gorka Moreno y Concepción Naval.

Haz tu valoración:
Valoración:
Valoración: (1 Voto)
Cerrar
Enviar a un amigo:

De:
Para:
Texto:
Para enviar el formulario deberá antes escribir el texto de la imagen: *
captcha
Obtener una pista nueva
Cerrar
Notificar un error:
Si ha localizado un error en el texto, agradeceríamos que nos lo enviara para su corrección.
Cerrar
No puedo leer la noticia ahora.
Enviadme a la siguiente dirección de correo electrónico, la leeré más tarde:

 

¿Quieres recibir nuestras
noticias semanalmente?

BUSCADOR DE NOTICIAS

Desde:
Hasta:

Noticias sobre Sociedad y Comunicación

Noticias

Aviso

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar