Saltar al contenido
Universidad de Navarra

"Los cuidados paliativos cambian la vida del enfermo y la de quienes le acompañan"

Carlos Centeno, experto en cuidados paliativos del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) y la Clínica Universidad de Navarra, pone en valor esta disciplina en el reportaje central de la revista Nuestro Tiempo

Descripcion de la imagen
Carlos Centeno
FOTO: Manuel Castells
21/02/20 11:14 Isabel Solana

“Los cuidados paliativos no curan al paciente, pero sanan en las esferas más hondas de la persona. Cambian su vida y la de quienes le acompañan”. Así se ha expresado hoy Carlos Centeno, investigador principal del Programa ATLANTES de cuidados paliativos del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) y director del Servicio de Medicina Paliativa de la Clínica Universidad de Navarra, con motivo del reportaje central del último número de la revista Nuestro Tiempo, que se ha presentado en rueda de prensa.

Según ha añadido, los cuidados paliativos son “una mirada global a la persona” y suponen “un modo especial de acercarse al enfermo”. Eso implica, por un lado, “ser experto en control de síntomas y dolor”, ha apuntado, y por otro, “apoyar, dar seguridad a los pacientes, para que puedan sentirse en buenas manos y recuperar la esperanza en el contexto de una situación complicada”.

En ese sentido, ha aludido a la experiencia de la hija de una paciente a la que trató hace 17 años. Su madre, en una zona rural y alejada, estaba con gran dolor y ella en ese momento esperaba un hijo. “Decidimos ingresar a la enferma porque necesitaba controlar el dolor. Muchos recomendaban a su hija interrumpir la gestación porque ella no podría con tanto. El equipo de paliativos se puso a su lado: algunas enfermeras eran madres de familia y se volcaron con ella, y siguió adelante con el embarazo. Les acompañamos y les ayudamos durante todo el proceso”.

Cuando la enferma falleció, la hija le envió una carta en la que les decía: “Hoy por hoy, un trocito de mi vida os lo debo a vosotros”. Y, casualmente, “esta misma mañana, enviaba un mensaje haciendo presente su gratitud y cariño imborrables”, ha mencionado. 

El Dr. Centeno ha lamentado que el número de servicios de cuidados paliativos en España no sea suficiente para atender la necesidad de los enfermos más graves. “Tenemos aproximadamente una cuarta parte de los servicios que necesitamos. La Asociación Europea de Cuidados Paliativos recomienda dos por cada 100.000 habitantes y en este país hay 0,6”, ha indicado.

“Para mejorar nuestra situación necesitamos más profesionales bien preparados. Esto cuesta dinero, pero no es caro. Hay que dedicar más recursos del sistema sanitario a cuidados paliativos”, ha propuesto.

Testimonio de un paciente fallecido por cáncer

El Dr. Centeno ha hecho estas declaraciones en el marco de la presentación del reportaje central del último número de la revista Nuestro Tiempo, titulado “Cuidados paliativos: una medicina que sana cuando no se puede curar”. Es uno de los expertos entrevistados por la publicación, que ha hablado con profesionales de varios países y recoge historias de pacientes con enfermedades incurables cuyas vidas quedaron transformadas por los cuidados paliativos.

El reportaje incluye, por ejemplo, el testimonio de un paciente que acudió a la Clínica Universidad de Navarra para recibir terapia paliativa por su cáncer avanzado y falleció en octubre de 2019. “Estos cuidados marcaron el antes y el después en mi enfermedad”, contaba en una entrevista realizada dos meses antes.

“Aunque mis perspectivas seguían siendo las mismas -un horizonte muy corto-, aquello me dio la vida. Después del primer ciclo de medicación pude volver a casa y era otro porque podía atender bien a mi mujer, a mis hijos, a mis amigos. Dentro de la gravedad, volví a hacer vida normal”, aseguraba.

Asimismo, el artículo incluye datos actualizados sobre la situación de esta especialidad en Europa, Norteamérica, Latinoamérica, Mediterráneo oriental y África, recogidos en los diversos Atlas de Cuidados Paliativos elaborados por el Programa ATLANTES del ICS. Entre otros aspectos, destaca la desigualdad en el mundo para acceder a los medicamentos con el fin de combatir el dolor: mientras que en Europa se consumen unos 120 mg. de morfina per cápita al año, en Latinoamérica se toman 4,8 mg.; en los países árabes del Mediterráneo oriental, 4,5 mg.; y en África, 1 mg.

Otro de los aspectos que se ponen de relieve es la desigualdad entre regiones en lo que respecta al número de servicios especializados disponibles para la población. En el caso de Europa, a pesar de encontrarse en una posición mucho más favorable que Latinoamérica o África, los servicios tampoco resultan suficientes: tiene de media 0,8 servicios por cada 100.000 habitantes, lejos de los 2 que sugiere la Asociación Europea de Cuidados Paliativos.

Haz tu valoración:
Valoración:
Valoración: (1 Voto)
Cerrar
Enviar a un amigo:

De:
Para:
Texto:
Para enviar el formulario deberá antes escribir el texto de la imagen: *
captcha
Obtener una pista nueva
Cerrar
Notificar un error:
Si ha localizado un error en el texto, agradeceríamos que nos lo enviara para su corrección.
Cerrar
No puedo leer la noticia ahora.
Enviadme a la siguiente dirección de correo electrónico, la leeré más tarde:

Noticias (posiblemente) relacionadas

 

¿Quieres recibir nuestras
noticias semanalmente?

BUSCADOR DE NOTICIAS

Desde:
Hasta:

Noticias sobre Salud y Ciencia

Noticias

Nube de etiquetas

Aviso

La Universidad de Navarra utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios, elaborar información estadística y analizar de forma agregada los hábitos de navegación de los visitantes de su página web. Esta información se comparte con terceros cuya relación se incluye en la Política de cookies. Al clicar en “Aceptar” o si continúa navegando, acepta el uso de estas cookies, pudiendo revocar su decisión cuando lo desee.

Aceptar