Saltar al contenido
Universidad de Navarra

"El ideal de periodista que sale de casa con la intención de contar lo que sucede para mejorar el mundo es posible", Sonsoles Gutiérrez
 

La doctoranda Sonsoles Gutiérrez Cortés, que está elaborando la tesis "Las imágenes de Miguel Gil como un ejemplo de periodismo capaz de cambiar la Historia" bajo la dirección de Javier Marrodán, colaboró en el día del patrón de la Facultad de Comunicación bajo la temática de Periodismo de Guerra.  

Aprovechando el título "La mirada del reportero", de la ponencia en la que participó junto a Javier Marrodán y Patrocinio Macián, madre de Miguel Gil, como homenaje al fallecido periodista, Sonsoles describió la mirada de Miguel: "Era una mirada arriesgada, que llegaba a los sitios donde los demás no seríamos capaces de llegar. Era también una mirada persistente, que iba y volvía una y otra vez a los mismos sitios. Era una mirada que no estaba sujeta al tiempo. Él contaba que a Kosovo fue para estar una semana y acabó estando un año. Era una mirada exhaustiva, que miraba con detalle, y que además daba voz a todo lo que tenía a su alrededor. Era una mirada muchas veces exclusiva. Muchas veces Miguel se quedaba solo, era el único periodista cubriendo un acontecimiento determinado. Por último, tenía una forma de mirar que iba más allá del respeto, que tenía una salida para la esperanza. Cuando Miguel graba a los kosovares que están huyendo de los poblados amenazados por los serbios, la situación no puede ser más desesperante, y de repente Miguel enfoca a un bebé que está dormido en brazos de su madre, que es demasiado pequeño como para enterarse de lo que está pasando, y que de alguna manera refleja la parte de esperanza que hay en toda situación por dramática que sea".

En la etapa final de la tesis, la perspectiva se enfoca en la mirada de la doctoranda. No sin motivo Patrocinio Macián afirma riendo que la persona que más sabe de Miguel es Sonsoles.

-       ¿Cómo conociste la figura de Miguel Gil?

-        En cuarto de carrera, en la asignatura de Periodismo Literario teníamos que escoger dos libros de entre una lista de títulos míticos de la profesión, y yo escogí la biografía de Katherine Graham y Los ojos de la guerra, que es el libro de homenaje a Miguel que coordinaron Manu Leguineche y Gervasio Sánchez.

-       ¿Cuándo despertó tu interés?

-       En ese momento, al leer el libro. Cuando estaba en primero le dieron el Premio Brajnovic en la Facultad, pero sinceramente, ni me enteré, por esa época andaba perdidísima. Pero cuando leí Los ojos de la guerra, me pareció alguien con una historia sensacional, a quien me hubiera encantado conocer...

-        ¿Cómo acabaste convirtiendo este tema en tu tesis?

-       No lo elegí yo, fue un golpe de suerte providencial. Cuando ya estaba trabajando en la revista Nuestro Tiempo, coincidió que mi jefe de entonces, Javier Marrodán, conocía, a través de un hermano suyo, a la familia de Miguel. Un día vinieron de visita a la redacción la madre y la hermana de Miguel, y le sugirieron a Javier que escribiera una biografía sobre él. Javier pensó que, estando en una universidad, se podría hacer, más que una biografía, una tesis. Y me lo propuso. ¡Creo que ese momento no se me olvidará en la vida!

-       ¿Cómo está siendo el proceso de elaboración de esta tesis?

-       Ahora mismo, muy acelerado, porque estoy en la recta final. Empecé documentándome sobre periodismo de guerra y corresponsales, y casi a la vez, recopilando todo tipo de testimonios sobre Miguel, por parte de su familia, de sus amigos y de la gente que trabajó con él. Así fui reconstruyendo su trayectoria, qué guerras había cubierto, y cómo. La tesis también tiene una parte importante de contexto histórico de cada uno de esos conflictos. Lo último ha sido analizar el material que grabó en todos sus años de carrera: horas y horas de imágenes en bruto, sin editar. Es un material valiosísimo, no solo para la tesis, sino para cualquier periodista, y le tengo que agradecer a la Fundación Miguel Gil Moreno que me lo haya facilitado. Para analizarlo también han sido necesarias numerosas fuentes, de tipo académico, con las que delimitar un marco teórico.

-        ¿Cómo resumirías el principal argumento de la tesis?

-       El ideal de periodista que sale de casa con la intención de contar lo que sucede para mejorar el mundo es posible. Es una aspiración realista y para alcanzarla, con enorme prestigio además, no es necesario pisar a nadie. Al contrario, Miguel se ganó el respeto de sus compañeros con un trabajo excelente, y dándose a ellos.

-        ¿Qué te está aportando personalmente esta investigación?

-       Bastante más de lo que esperaba. Al principio lo entendía como un mero reto profesional e intelectual, pero con el paso del tiempo, me he dado cuenta de que me ha aportado mucho más en el terreno humano. Es una historia tan potente... Habla del dolor, de la muerte, pero
también de personas que comprometen su vida para mejorar las de los demás. Hoy suena un poco a chino, pero existen. Se quitan importancia a sí mismos, algunos incluso van de "malos" o de outsiders, pero lo cierto es que gracias a ellos, muchas cosas cambian a mejor.

-       ¿Alguna experiencia a destacar del proceso de investigación?

-       ¡Muchas! La familia de Miguel explica mucho de cómo era Miguel. Su madre viajó a Sierra Leona a visitar el sitio donde mataron a Miguel, y allí estuvo rezando con varios ex- niños soldados, sin ningún rencor. Podría dedicarse a una vida social cómoda y sin complicaciones en Barcelona, y en lugar de eso, echa horas infinitas en la Fundación que creó con sus hijos y con el abogado Felio Vilarrubias. A día de hoy, la Fundación colabora con varias ONG en África, y da de comer a 12 familias sin recursos en Barcelona.

Por otro lado, he podido conocer a varios periodistas que trabajaron con Miguel, y que para mí son referentes indiscutibles en la profesión. Las entrevistas, además, eran muy especiales, porque no trataban de actualidad o de periodismo, sino de un amigo para ellos
muy querido, y del que me contaban recuerdos y vivencias muy personales.

También destacaría el tiempo dedicado a ver los vídeos de Miguel; las imágenes que vemos sobre las guerras son piezas muy breves, editadas en los informativos, y la tesis me ha dado la ocasión de tener una visión completamente diferente, con todos los matices.

Aviso

La Universidad de Navarra utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios, elaborar información estadística y analizar de forma agregada los hábitos de navegación de los visitantes de su página web. Esta información se comparte con terceros cuya relación se incluye en la Política de cookies. Al clicar en “Aceptar”, acepta el uso de estas cookies, pudiendo revocar su decisión cuando lo desee.

Aceptar