Saltar al contenido
Universidad de Navarra

Un diagnóstico de la sociedad a través de las emociones
 

El investigador Alejandro Néstor García forma parte del proyecto Cultura Emocional e Identidad desde 2010, cuando el Instituto de Cultura y Sociedad dio luz verde a la investigación.

 Tras una tormenta de ideas, el profesor García y sus compañeros del Departamento de Filosofía llegaron a la conclusión de que las emociones eran un enclave interesante pare realizar un diagnóstico general de la sociedad contemporánea, ya que, como señala, en los últimos años los sentimientos han adquirido una relevancia importante tanto desde el punto de vista académico como cotidiano.

"Anteriormente el ser humano era básicamente considerado como un ser racional, y las emociones eran lo que estorbaba. Progresivamente esto ha ido cambiando y se ha dado ese giro emocional. En la comprensión de mi propia identidad ahora tengo mucho más en consideración cómo me siento, en el día a día el aspecto emocional se ha convertido en una piedra de toque que antes estaba más desdibujada", clarifica el investigador.

Dentro del  proyecto el profesor Alejandro N. García se ha dedicado principalmente a temas de consumo, aunque dentro de Cultura e Identidad todos contribuyen de alguna manera en los distintos subgrupos. En el último trabajo, en el que ha estado colaborando con el investigador Gonzalo Arrondo, han realizado un estudio sobre consumo y neurociencia.

"Todo lo que es neuromarketing aspira a crear una especie de reglas por las cuales los consumidores se vean obligados a comprar. Hay distintas estrategias comerciales que buscan afectar a partes del cerebro de las que no se es consciente. Entonces, bajo esta premisa, queríamos contextualizar y matizar. No somos solo marionetas con las que si tiras de los hilos adecuados vamos a comportarnos de determinada manera",  explica Alejandro García.

Ante este reto, los investigadores realizaron un experimento aplicando las nuevas tecnologías de la neurociencia. En él presentaron una serie de estímulos y vieron cuáles eran las respuestas, pero después las asociaron a entrevistas en profundidad y alcanzaron una serie de conclusiones que están en vías de publicación.

Tras alcanzar su objetivo Alejandro Néstor García se ha sumergido en una nueva investigación, esta vez sobre emociones en la competencia deportiva, ya que, como expone, se trata de un entorno competitivo en el que hay matices diferenciales: "Tú necesitas muchas veces ver al otro como un ‘enemigo' para dar lo mejor de ti en la competición, así que, ¿cómo investigo yo realmente esa gestión emocional a la que se someten deportistas de alto nivel?". A partir de esos rasgos diferenciadores se crea una hipótesis y se comienza a diseñar la investigación. En este caso, el investigador se plantea el objetivo, el presupuesto y los instrumentos metodológicos que va a utilizar, por ejemplo, realizar entrevistas. Una vez hecho esto tendría que seleccionar la muestra, pensar con qué centros contactar y a partir de ahí se establecen los pasos a seguir teniendo en cuenta las limitaciones para ofrecer una propuesta razonable y finalmente se arma un calendario de trabajo. Conforme se desarrolla la investigación llegan resultados tanto teóricos como prácticos. En el caso del deporte, por ejemplo, se redactaría una especie de libro blanco con las conclusiones de la  investigación. "Se podría llegar a un diagnóstico en el que se viese que se están cometiendo algunos errores, entonces se aporta información de relevancia social, que no es divulgativa, pero que puede incluso servir para constituir políticas públicas. Es ambicioso pero estamos ahí", señala Alejandro García, que ve el ICS como un centro que investiga para crear una sociedad mejor.

A partir de la relevancia de las emociones el proyecto Cultura Emocional e Identidad  busca explicar cuáles son las líneas maestras sobre las que está construida la sociedad, y lo hace, como lo describe Alejandro Néstor García, a través de "un micromundo que ha creado el Instituto de Cultura y Sociedad donde se da un contacto muy enriquecedor entre las distintas metodologías gracias al debate de ideas y la interlocución".

 

Aviso

La Universidad de Navarra utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios, elaborar información estadística y analizar de forma agregada los hábitos de navegación de los visitantes de su página web. Esta información se comparte con terceros cuya relación se incluye en la Política de cookies. Al clicar en “Aceptar”, acepta el uso de estas cookies, pudiendo revocar su decisión cuando lo desee.

Aceptar