Deportes

Conócenos

 

¿QUIÉNES SOMOS?

Sergio Recalde

Alberto Sánchez

Andrea Villegas

José Manuel Maestre

Ricardo Ibañez

Fermín Milagro

Manuel Cires

Cristina Sánchez

Alberto Sánchez

Iker Maestre

 

Historia

En octubre de 1952 nacía el Estudio General de Navarra, embrión de lo que pocos años después sería la Universidad de Navarra. También en estos años comienza la "prehistoria" del Club de Montaña. No existe una inauguración formal y solemne, sino simplemente el encuentro entre los primeros profesores universitarios con montañeros navarros que les enseñaron a conocer y amar las montañas y las tierras de Navarra. De la mano del notario navarro Javier Nagore, el primer rector de la Universidad de Navarra -D. Ismael Sánchez Bella- seguido por otros "pioneros" en sus respectivas facultades -D. Juan Jiménez Vargas, D. José Javier López Jacoiste, D. Francisco Gómez Antón, D. Esteban Santiago, D. Félix Álvarez de la Vega… y tantos otros-, fueron poniendo también los cimientos del Club de Montaña.

Los medios y el material que empleaban para ascender a las montañas pertenecen a una época muy diferente a la actual: pocas carreteras y largas aproximaciones; chaquetas de lana y pellizas de piel; boinas o sombrero en la cabeza, zurrones en la espalda y chirucas en los pies; bastones de madera junto a los primeros piolets también de madera; montañas y senderos más solitarios que hoy en día… Pero de lo que no hay ninguna duda es de que el entusiasmo y la pasión por este deporte llegaban tan alto como las cumbres que querían alcanzar. 

La década de los 60 son unos años pródigos para el montañismo universitario navarro. Si hasta el momento habían sido tímidos, aunque constantes, las salidas de los universitarios a la montaña, es durante estos años cuando comienza a ser un fenómeno más popular y comienzan las primeras salidas masivas en las que ya es necesario alquilar un autobús. Los horizontes se amplían, ya no se limitan a ascender a las cumbres más cercanas a la capital navarra, aunque siguen siendo las más habituales, y ya se empieza a visitar al Pirineo de Huesca. Es también en estos años cuando comienza a denominarse a estas excursiones como "las del Club de Montaña", en parte para hacer competencia al pujante Club de Esquí fundado por aquellos años por José María Aymerich Llechá, un catalán recién llegado a Pamplona que comenzaba a trabajar en la Universidad. En alguna ocasión compartían el autobús en sus salidas si el destino era Candanchú o Formigal.

Es en esta época cuando uno tras otro van cayendo las cumbres más altas de la Tierra, las que superan 8.000 metros, holladas por expediciones internacionales. La admiración hacia estos grandes conquistadores de "lo inútil", hace que también los universitarios intenten emularlos buscando el cada vez "más difícil todavía". Con técnicas que hoy en día parecen muy rudimentarias algunos valientes -primero Javier Ardanaz y más adelante Javier Heras- comenzaron a emplear técnicas de escalada deportiva, cuando este deporte todavía estaba naciendo, para alcanzar las cumbres de las Dos Hermanas de Irurzun.

En el relato enviado por Miguel d'Ors desfilan muchos de los protagonistas de estos años: D. Ismael Sánchez BellaD. Javier NagoreD. Jesús Vázquez y tantos otros, algunos todavía son hoy montañeros en activo y otros están ya en el recuerdo.

En los años 70 el club de Montaña vivó una de sus épocas doradas. No solo por la abundancia de actividades y el alto nivel de participación, sino porque incluso llego a haber dos Clubes de Montaña dentro de la propia Universidad de Navarra: el de Medicina y el de Derecho. Los planes de estudio reconocían la posibilidad de convalidación de la asignatura de Gimnasia por actividades de montaña

El entonces profesor de esta disciplina, Tasio del Arco, animó a varios alumnos a que formaran sus respectivos clubes de montaña en las propias facultades en las que estudiaban. Eran estos alumnos los que organizaban y certificaban la asistencia a las salidas. 

Desde la Facultad de Medicina se siguió con la tradición montañera de los años anteriores pero, ante el aumento de la afición, se creó un nuevo grupo montañero en la facultad de Derecho, con actividades independientes a los "de Ciencias". Este grupo estuvo impulsado por Julián Díez.

Los años 90 comenzaron con la dirección de Club de Montaña por parte de Carlos Bergera que por aquel entonces trabajaba en la recién nacida Fundación Empresa-Universidad. Carlos rescató de Club de Montaña de un periodo de cierto estancamiento y puso las bases de lo que es hoy en día el club. Organizó salidas de senderismo y alpinismo, cursos y expediciones en verano a los Alpes. En el curso 92-93 comenzó a colaborar con él José María Aymerich que ese año comenzaba sus estudios de Historia.

En el año 93, Carlos Bergera se retiró de la dirección de Club y pasó el testigo a José María Aymerich que junto a Fernando Unzu, otro historiador tomaron las riendas en lo que queda de década, ayudados como venían haciendo desde muchos años atrás, por Jesús Vázquez y Fernando Múgica.

Lo más destacable de esta nueva etapa fue que se reconoció oficialmente por la Federación Navarra de Montaña la existencia del club. A partir de entonces, al comienzo de cada curso los alumnos se encontraban un calendario con todo el programa de salidas y cursos. Gracias al "fichaje" de Iñaki Bergera la estética de los folletos mejoró enormemente. La colaboración incondicional de José Antonio Fernández, que entonces comenzaba con la Alumni, supuso la ampliación del público hacia los antiguos alumnos, hasta entonces "olvidados" en las actividades del Club. Además de las salidas de senderismo y alpinismo se celebraron numerosos cursos, semanas de montaña, expediciones a los Alpes y se estableció el Día de Todos a la Montaña, como última salida del curso.

El cambio de milenio no trajo grandes novedades en el Club de Montaña. Continúa al frente José María Aymerich con la estrecha colaboración de Iñaki Bergera, José Antonio Fernández, Enrique Aymerich, Patxi Gil, Teresa San Julián y Fernando Múgica entre otros. Las actividades estrella del Club siguen siendo las salidas de senderismo, cada vez más mayoritarias y en las que participan un alto número de alumnos extranjeros que, de este modo, aprovechan la oportunidad que tienen para conocer de otra manera el país al que han venido a estudiar; y por otra parte continúan las salidas de alpinismo, aunque en grupos más reducidos.

Con el paso de los años se recorren con asiduidad todos los valles y montañas de la comunidad foral, además de muchos parajes de las provincias colindantes. También se introducen nuevas maneras de "vivir" la montaña como son las actividades acuáticas: descensos de cañones y rafting; salidas en bicicleta de montaña, de un día e incluso peregrinaciones a Santiago; escalada en rocódromo y al aire libre, etc… Los graduados cada vez participan en mayor número y con mayor entusiasmo en las actividades e incluso se atreven a llevar a sus hijos a algunas excursiones. De este modo la continuidad del Club en los siguientes 50 años ¡está garantizada!

Club de Montaña

Contacto:
Universidad de Navarra
Campus Universitario, s/n.
31009 Pamplona
España

+34 948 425 638
+34 948 425 715
GPS: Lat: 42° 47' 53' 77" N | - Lon: 1° 39' 20' 06" W
clubmontana@unav.es