Superar la alergia al huevo y a la leche en sólo una semana

Especialistas de la Clínica Universidad de Navarra consiguen desensibilizar, en menos de 7 días, a pacientes pediátricos con alergias leves o moderadas a estos productos

Descripcion de la imagen
Las doctoras Carmen Mariana D´Amelio y María José Goikoetxea, residente y especialista del Departamento de Alergología de la Clínica Universidad de Navarra. FOTO: Manuel Castells
03/06/14 16:49

Especialistas de la Clínica Universidad de Navarra consiguen que pacientes pediátricos con alergia al huevo o a la leche se desensibilicen en menos de una semana. El método de desensibilización convencional empleado para suprimir la alergia a estos dos alimentos básicos requería de un proceso de dos meses, en el caso del huevo, y de tres a cuatro meses, en el de la leche. Ahora, en menos de siete días, y mediante una terapia de exposición progresiva al alimento los especialistas de la Clínica consiguen eliminar las reacciones alérgicas a ambos productos.

Las alergias al huevo y a la leche, como alimentos básicos que son, tienen una repercusión importante en la calidad de vida de los pacientes afectados, dada su presencia en multitud de alimentos elaborados y en gran cantidad de productos cocinados. "Aproximadamente un 80% de los niños supera esta alergia de forma espontánea a los tres años de edad. Sin embargo, existe un 20% que no lo hace", describe la doctora Mª José Goikoetxea, especialista del Departamento de Alergología e Inmunología de la Clínica Universidad de Navarra.

El tratamiento se basa en reeducar a las células que reaccionan ante la leche o el huevo. "Esta reeducación consiste en administrar cantidades muy pequeñas de estos productos, inicialmente mínimas, y cuyo volumen se aumenta de forma progresiva semanalmente. Los incrementos del alimento que provoca la alergia se realizan siempre en el recinto hospitalario, de forma que el paciente esté en condiciones de seguridad mientras su organismo va asimilando estas sustancias sin reaccionar contra ellas", detalla la especialista. El objetivo de la desensibilización es, en el caso de la leche, llegar a poder ingerir un vaso de 200 ml y en el del huevo, un huevo frito o en tortilla tres veces por semana.

Reducir plazos a una semana

Para poder reducir los plazos de efectividad a tan sólo una semana, los aumentos de dosis se efectúan diariamente de forma consecutiva. Es decir, al paciente se le administran varias dosis en un mismo día, aumentando la cantidad progresivamente durante varios días consecutivos. "Cuando la sensibilización al producto es baja y si el sistema inmune del niño lo permite, la ‘dosis objetivo' puede conseguirse en cinco días. En el caso del huevo esta dosis consiste en un huevo frito y en el de la leche, 200 ml", indica la doctora Goikoetxea.

Este proceso de desensibilización "exprés" está indicado para pacientes con una sensibilización no muy elevada a estos alimentos y una edad comprendida entre los 4 y los 10 años. Una edad mayor dificulta la aceptación de los alimentos a los que se tiene sensibilización por parte del sistema inmunitario del paciente.

Haz tu valoración:
Valoración:
Valoración: (0 Votos)
Cerrar
Enviar a un amigo:

De:
Para:
Texto:
Para enviar el formulario deberá antes escribir el texto de la imagen: *
captcha
Obtener una pista nueva
Cerrar
Notificar un error:
Si ha localizado un error en el texto, agradeceríamos que nos lo enviara para su corrección.
Cerrar
No puedo leer la noticia ahora.
Enviadme a la siguiente dirección de correo electrónico, la leeré más tarde:
Noticias u Opiniones relacionadas no está disponible temporalmente.

Últimos vídeos

 

Suscrí­bete a nuestro boletín de noticias semanal para estar al día de la actualidad de la universidad

Noticias

BUSCADOR DE NOTICIAS

Desde:
Hasta: