"Cambiar de mentalidad por la igualdad de los discapacitados"

Descripcion de la imagen
Valentín Fortún durante su intervención. FOTO: Manuel Castells
27/02/14 12:08 María Luisa Guerrero

"Si a una persona que se ha quedado ciega por un accidente no se le rehabilita, será  dependiente, tanto como una persona tetrapléjica", afirmó Valentín Fortún, presidente del Consejo Territorial de la ONCE. Él fue el encargado de abordar el tema de la discapacidad desde el asociacionismo en la cuarta jornada del ciclo Capacitarse para entender la discapacidad. Un ciclo, organizado por Tantaka (el Banco de tiempo Solidario de la Universidad de Navarra), que ha contado con la presencia de expertos en diferentes ámbitos para aportar miradas complementarias a la discapacidad. Fortún habló sobre el factor clave que juegan las instituciones en la vida de las personas discapacitadas: "Tenemos actualmente unas estructuras muy pesadas, debemos ir a un modelo más sostenible económicamente, optimizando equipos, simplificando procesos y teniendo clara la cooperación entre las instituciones a la hora de la prestar servicios".

El modelo social en el que vivimos reconoce el valor de las personas discapacitadas a la hora de cubrir las necesidades sociales de los ciudadanos

El ponente explicó a los presentes que la discapacidad no es un problema de la persona individual, sino un problema que afecta a toda la sociedad. Por eso, hizo una reflexión sobre la  discapacidad a lo largo de la historia y el papel de las instituciones según los modelos que han existido a lo largo del tiempo.

El primero fue el modelo de la prescindencia cuya máxima se basaba en que la persona con discapacidad no era útil. Por ello, se les escondía y se les apartaba de la sociedad. "Se trataba de ocultarlo, de sacar la discapacidad de la imagen social", explicó. Y por eso, afirmó que las organizaciones que se creaban eran los asilos, centros benéficos, la mayoría destinados a personas sin recursos, obligados a la mendicidad para mantenerse.

"Esta forma de actuar ―detalló Valentín―, fue sustituida a finales del siglo XIX por el modelo médico-rehabilitador. En función de lo curable que sea la discapacidad, la persona será útil y se podrá integrar en la sociedad". Las organizaciones que se crearon fueron instituciones que intentaban integrar laboralmente a los discapacitados, así como instituciones de carácter formativo. Valentín explicó que tenemos que estar satisfechos del momento en el que nos encontramos por los avances que estamos viviendo, donde prima el modelo social. Éste reconoce el valor que aportan las personas discapacitadas y su colaboración activa para cubrir las necesidades sociales de los ciudadanos. En esta perspectiva social descansan principios como la vida independiente, el diálogo civil y la accesibilidad universal.

"Si hay una voz que habla en nombre de todos los discapacitados, se convierte en un altavoz muy importante", afirmó. Esta voz en Navarra se llama CORMIN (Comité de Representantes de Personas con Discapacidad en Navarra). Valentín aclaró que es necesario un cambio en la mentalidad social para que un discapacitado viva su condición de ciudadano de la misma manera que lo viven las personas que no tienen esa discapacidad.

Cerrar
Enviar a un amigo:

De:
Para:
Texto:
Para enviar el formulario deberá antes escribir el texto de la imagen: *
captcha
Obtener una pista nueva
Cerrar
Notificar un error:
Si ha localizado un error en el texto, agradeceríamos que nos lo enviara para su corrección.
Cerrar
No puedo leer la noticia ahora.
Enviadme a la siguiente dirección de correo electrónico, la leeré más tarde:

BUSCADOR DE NOTICIAS

Desde:
Hasta: