null

Blogs

| Curso

Grado en

La gran empresa ha demostrado su compromiso con la sociedad

La gran empresa ha demostrado su compromiso con la sociedad

La gran empresa ha demostrado su compromiso con la sociedad

 

Antonio Huertas, presidente de Mapfre, y Federico Linares, presidente de EY España, abordan el futuro del propósito corporativo

Propósito y valores empresariales post Covid-19

 

CULTURA, LIDERAZGO Y COMUNICACIÓN/ AMAIA CABEZÓN SÁDABA

¿Cuál es el propósito de las compañías en la era post Covid-19? ¿Qué valores saldrán reforzados de esta crisis? A estas y otras preguntas trataron de dar respuesta Antonio Huertas, presidente de Mapfre, y Federico Linares, presidente de EY España en la última sesión de Stop & Think Leadership organizado por la Facultad de Económicas de la Universidad de Navarra. 

La sesión, en la que los directivos abordaron el Propósito Corporativo y el nuevo contrato social fue moderada por Alberto Andreu, director ejecutivo del Máster Ejecutivo en Recursos Humanos y digitalización, que la dirigió basándose en el círculo dorado de Simon Sinek.  Tanto Huertas como Linares destacaron ante la pregunta de por qué tiene tanta importancia continuar escuchando y teniendo en cuenta a los grupos de interés. Antonio Huertas destacó la importancia del compromiso con los stake holders que “debe mantenerse, es consustancial y debe ser parte natural del desarrollo empresarial, y, por lo tanto, alineado con lo que hacemos”. Federico Linares, en esta línea, aclaró que “esta crisis ha sido particularmente relevante para ver dónde estaba cada uno. La gran empresa ha demostrado su compromiso con la sociedad, pero eso, o se tenía antes, o no puede predicarse en un momento tan complicado como el vivido”.

Asimismo, la crisis reforzará el propósito corporativo de aquellas empresas que actúen en consonancia con las necesidades que ha propiciado la situación. Al hablar de propósito, lo importante es la razón que mueve a la acción, señaló Linares que advirtió que “a veces confundimos qué hacemos con por qué lo hacemos”.

Ante “la crisis de valores” que afronta el mundo empresarial, Alberto Andreu preguntó por el cómo se ha llegado a la situación y cómo abordarla, y quiso recordar que “todas las crisis traen algo bueno”. Algo que Antonio Huertas reafirmó pues “si hay valores que se han reforzado es porque estaban débiles”, sin embargo, no es algo negativo, sino una oportunidad de generar mejoría y crecimiento de los valores esenciales. Federico Linares, por su parte, recalcó que “los cambios que se han sucedido a nivel empresarial en valores y aptitudes importantes que deberían persistir, antes existían, pero quizá no en la justa medida”, utilizando como botón de muestra la humildad que se ha sentido por parte de todos los ciudadanos, que resulta reconfortante en tiempos de tanta incertidumbre.

Para terminar con el círculo de Sinek se habló del qué, de acciones concretas que se deben llevar a cabo ahora en las organizaciones, entre las que destacó la sostenibilidad, que es un valor que, como apuntó Huertas supone “una oportunidad de reforzar aquello que veníamos manifestando desde hace tiempo, porque algunas consecuencias del ser humano están interfiriendo en el desarrollo social y climático”. Linares, por su parte, presentó el modelo cuatro “p”, que utilizan en EY: “Principios de gobierno, personas, planeta y prosperidad”, que definió como “comportamientos éticos y propósito corporativo”.

Tratando de buscar una solución a la situación que la crisis ha propiciado, Huertas y Linares propusieron diferentes ideas. Linares apuntó a la fiscalidad, y repitió varias veces que “las crisis se financian con deuda, no con impuestos”. Huertas, por su parte, citó dos artículos de la Constitución. El primero, que dice “estado social y democrático de derechos” y el 38, que reconoce que España es una “economía de mercado”, para así explicar cuáles son las vías por las que debe moverse la reconstrucción.

Alberto Andreu animó a ambos directivos a hacer una última declaración, a lo que Huertas respondió diciendo que “lo que teníamos pendiente antes de la pandemia, sigue pendiente, las grandes transformaciones siguen ahí y no podemos desviar la atención”. Y Linares destacó la importancia de “la capacidad de aprender y adaptarse”. Explicó que es necesario poner mucho énfasis en esa tarea, porque serán las personas que más reforzadas salgan de la crisis.

00

Más entradas de blog