Ruta de navegación

Menú de navegación

fotos_cristina_pereda

 

Cristina Pereda

cristina-pereda-ficha

Cristina Pereda

 

UNA TIERRA LÍMITE

 

cristina-pereda-texto-1

La nueva escuela de música en Daroca pretende potenciar el paisaje natural y la arquitectura tanto vernácula como antigua existente en los límites de la ciudad desde que los musulmanes la crearon. El proyecto persigue, por un lado, que ésta suponga la prolongación y finalización de la ciudad produciéndose una extensión del espacio en el que está ubicado el municipio. Asimismo, tiene que existir una excelente relación entre la ciudad y el espacio natural y, por último, debe solucionar los problemas de accesos del pueblo a los edificios históricos. Todo ello, sin olvidar, que la propuesta inicial busca recuperar las tradiciones que se conservan con la celebración de los festivales de música antigua y que, a su vez, supongan un gran atractivo turístico.

El proyecto responde a la dualidad del solar donde se ubica. El edificio relaciona los alrededores con el contexto existente mediante la Geometría del Paisaje. Éste sirve como materia para la arquitectura y la geometría, establece la lógica y razón propia de la intervención humana.

La decisión de manipular el paisaje actual nace de la relación existente entre la música y la arquitectura. Ambas disciplinas humanizan la naturaleza mediante la razón. La música aplica la geometría a los sonidos de la naturaleza. El hombre le da lógica, número y forma y los transforma en melodías. Incluso la representación gráfica de la música es geométrica. La arquitectura emplea las mismas herramientas: la lógica, el número, la proporción y la forma.

Aplicaciones anidadas

cristina-pereda-texto-2

El límite se genera mediante dos recorridos paralelos relacionados entre sí, tanto por el interior como por el exterior del edificio. El camino exterior permite el fácil acceso a la ermita que se sitúa en lo alto de la montaña, y que se relaciona a su vez con restos arqueológicos antiguos. El camino interior surge, sin embargo, de la capacidad de las configuraciones topográficas de distribuir y canalizar flujos de energía, información y personas. Se busca la sorpresa, el descubrimiento. Los vaciados geométricos del paisaje singularizan el recorrido y aportan identidad tanto al camino exterior como a la configuración arquitectónica. El resultado es un paisaje manipulado. Una topografía irregular pero reglada. Una configuración espacial geométrica y dinámica. Es, en definitiva, una arquitectura del paisaje

cristina-pereda-interior

linea-discontinua