"Gracias al máster he afrontado con éxito el ritmo trepidante de una empresa joven y pequeña"

 

Descripcion de la imagen
Lluis Pascual
FOTO: Cedida
17/01/20 20:01 Miguel Ángel Echávarri

Lluis Pascual es alumno de segundo año del Máster en Desarrollo Galénico y Fabricación en la Industria Farmacéutica, y actualmente realiza su periodo de prácticas remuneradas en Cyndea Pharma. “Confieso que el comienzo no fue fácil: recién salido de la Facultad, aterrizar en en una empresa farmacéutica de verdad y con un ritmo trepidante no siempre es un camino de rosas”.

“Puede parecer que hacer las prácticas en una empresa tan pequeña y joven es desperdiciar el máster. ¡Nada más lejos de la realidad!”, asegura Pascual. Para él, es precisamente el ritmo “tan frenético” lo que transforma esta experiencia en un tesoro de cara a llegar a la vida profesional “lo mejor formado posible”. “Comencé en el departamento de acondicionado y, a pesar de estar al final de la cadena de fabricación, se aprende de inmediato que es un paso vital en la distribución de medicamentos. Además, como miembro del equipo de serialización, han contado conmigo desde el primer momento para todo, incluso para reuniones con clientes”, apunta.

Para Lluis Pascual, el hecho de estar en una organización de desarrollo y fabricación por contrato (CDMO) le permite ver gran cantidad de facetas de la industria, tanto desde el punto de vista del cliente como del de el proveedor. Además, comenta que el hecho de que la empresa tenga una cartera de más de 90 productos en países de todo el mundo dificulta en gran medida establecer un estándar, lo que hace preciso un mayor aprendizaje. “He comprobado que el trabajo se aleja de inmediato de leer procedimientos normalizados de trabajo (PNT) para establecerse en solucionar todo tipo de problemas, estudiar la implantación de mejoras e incluso, actualizar los mismos PNT que estabas ojeando hace menos de un mes”.

Con todo, asegura que tanto la base teórica como la práctica que se desarrolla en el máster han hecho posible que afrontar con éxito esta experiencia profesional: “Después de todo, una emblistadora no deja de ser una emblistadora... ¡Aunque sea una adaptación de una máquina de tapar yogures!”, bromea.

Haz tu valoración:
Valoración:
Valoración: (0 Votos)
Cerrar
Enviar a un amigo:

De:
Para:
Texto:
Para enviar el formulario deberá antes escribir el texto de la imagen: *
captcha
Obtener una pista nueva
Cerrar
Notificar un error:
Si ha localizado un error en el texto, agradeceríamos que nos lo enviara para su corrección.
Cerrar
No puedo leer la noticia ahora.
Enviadme a la siguiente dirección de correo electrónico, la leeré más tarde:

Noticias