Ghrelina: un posible biomarcador que podría beneficiar a pacientes con obesidad

La hormona ghrelina mejora la enfermedad de hígado graso no alcohólico en aquellos pacientes que han sido operados con cirugía bariátrica

Descripcion de la imagen
Silvia Ezquerro
FOTO: Manuel Castells
14/10/19 11:27 Enrique Cobos

Silvia Ezquerro, doctora por la Universidad de Navarra, ha estudiado en su tesis doctoral la función positiva que la hormona ghrelina desempeña en pacientes obesos, una vez que han sido operados mediante la cirugía bariátrica. “Nuestra investigación se ha centrado en estudiar el efecto beneficioso de la ghrelina acilada y desacilada en la resolución del hígado graso en pacientes con obesidad, tras haber sido sometidos a una cirugía bariátrica”.

Como apunta la joven investigadora, a pesar de que la hormona ghrelina favorece la ingesta de alimentos y la acumulación de grasa en la zona abdominal “también tiene propiedades anti-inflamatorias y cardioprotectoras”.

Algunos investigadores de la Clínica Universidad de Navarra y del CIBEROBN -entre los que se encuentra la doctora Ezquerro-, y en colaboración con investigadores de la Universidad de Manchester, realizaron un estudio preclínico en el que observaron como la ghrelina contribuye a la mejora de la enfermedad del hígado graso no alcohólico “reduciendo la inflamación y la muerte de células hepáticas”. Este efecto hepatoprotector de la hormona ghrelina fue publicado en la revista International Journal of Obesity.

Según apunta Ezquerro la detección de la ghrelina en sangre puede contribuir a identificar los casos de éxito y fracaso una vez realizada la cirugía bariátrica, lo que permitiría poder ajustar el tratamiento médico “dirigiéndonos hacia una medicina más personalizada”.

Para Silvia Ezquerro el avance en esta línea de investigación debe estar orientado al estudio del impacto que la ghrelina tiene en el hígado de aquellos pacientes que presenten manifestaciones más avanzadas de la enfermedad de hígado graso, como pudiera ser el caso de la fibrosis, cirrosis o cáncer hepático.

La obesidad es una enfermedad que va en aumento según la Organización Mundial de la Salud y los pacientes que la padecen pueden desarrollar otras enfermedades metabólicas como diabetes, enfermedades cardiovasculares o hígado graso no alcohólico. La cirugía bariátrica es un tratamiento para la pérdida de peso en aquellos pacientes que presentan obesidad y que no consiguen perder peso tras mejorar su alimentación, aumentar su actividad física o consumir fármacos específicos contra la obesidad. “Los beneficios de la cirugía bariátrica se deben en parte a cambios en hormonas producidas en el aparato digestivo tras el proceso quirúrgico entre las que destaca la ghrelina”, apunta la doctora Ezquerro.

Haz tu valoración:
Valoración:
Valoración: (0 Votos)
Cerrar
Enviar a un amigo:

De:
Para:
Texto:
Para enviar el formulario deberá antes escribir el texto de la imagen: *
captcha
Obtener una pista nueva
Cerrar
Notificar un error:
Si ha localizado un error en el texto, agradeceríamos que nos lo enviara para su corrección.
Cerrar
No puedo leer la noticia ahora.
Enviadme a la siguiente dirección de correo electrónico, la leeré más tarde:

Noticias