Cerrar
Enviar a un amigo:

De:
Para:
Texto:
Para enviar el formulario deberá antes escribir el texto de la imagen: *
captcha
Obtener una pista nueva
Cerrar
Notificar un error:
Si ha localizado un error en el texto, agradeceríamos que nos lo enviara para su corrección.
Cerrar
No puedo leer la noticia ahora.
Enviadme a la siguiente dirección de correo electrónico, la leeré más tarde:

Marisa Pardo (ISSA ‘09), una antigua alumna de ISSA - School of Management Assistants muy polivalente

Ha trabajado como Management Assistant en sectores tan diversos como el académico o el sanitario y ahora, en una nueva etapa, es responsable de la Obra Social del Hospital San Juan de Dios

Descripcion de la imagen
Marisa Pardo FOTO: Cedida
21/05/18 09:30 María M. Orbegozo

“Lo que más me ilusiona de mi trabajo es poder dar oportunidades a quienes más lo necesitan y acercar a la sociedad la realidad de esas personas vulnerables, para buscar su implicación y que nadie quede excluido”. Así habla Marisa Pardo (ISSA ‘09) de su labor en la Obra Social del Hospital San Juan de Dios de Pamplona - Tudela, de la que es responsable desde enero de este año.

Graduada por la Universidad de Navarra, cuando finalizó sus estudios en ISSA - School of Management Assistants se trasladó a Barcelona para trabajar en el campus del IESE Business School. Durante su etapa en la escuela de negocios, primero ejerció como Management Assistant del director del departamento de Dirección de Personas en las Organizaciones. También fue Personal Assistant de la directora del Centro Internacional Trabajo y Familia, y Manager Assistant de la Cátedra de Empresa Familiar. Años más tarde, se incorporó a la Consultora de Empresas Familiares FIBAC como Asistente Personal del Socio Director.

Oriunda de Pamplona, volvió a su ciudad natal en 2015 y comenzó a trabajar en el Hospital San Juan de Dios, primero como Secretaria de Dirección y, desde enero de 2018, como responsable de la Obra Social de esta misma entidad: “Siempre he permanecido muy próxima a la labor social del Centro y en el momento en que surgió la necesidad de estructurar el volumen de la Obra Social, encontré la oportunidad de dar un giro a mis funciones en el Hospital”. Asegura que con este trabajo “veo realizada una inquietud solidaria que me ha acompañado siempre”.

Las tareas que Marisa desempeña en su cargo son muy diversas: “Desde el Eje de Solidaridad -Obra Social, Voluntariado y Cooperación Internacional- trabajamos para mejorar la calidad de vida de las personas más vulnerables, buscando la complicidad de la sociedad con el apoyo de nuestros profesionales y voluntarios. En mi caso, coordino proyectos muy variados que van desde la sensibilización a escolares, sensibilización social, relación con entidades y empresas, diseño de proyectos para personas con vulnerabilidad económica, gestión de tiempo libre hospitalario o la coordinación de nuestro hermanamiento con un Hospital San Juan de Dios en Ghana”. Labores que convierten su día a día en algo ”variado, creativo, de constante comunicación con los demás…”, lo que define como “apasionante, porque la persona es el centro de mi trabajo. Los caminos de la solidaridad son insospechados y todos esenciales para San Juan de Dios”.

Asegura que, de su formación en ISSA - School of Management Assistants, lo que más le ha servido a la hora de desempeñar su trabajo en los diferentes puestos en los que ha estado ha sido el plan de estudios, que te lleva a actuar con una autonomía personal y una organización del tiempo y de los recursos imprescindible en esta labor profesional. Te dota de unas herramientas que, seguramente, vas a utilizar”. Por eso, no duda en animar a los alumnos que el próximo mes de junio celebrarán su acto de graduación a que “valoren su formación, que abran bien los ojos y que no limiten su capacidad de acometer cualquier proyecto”.

Marisa recuerda su paso por la Universidad de Navarra “con la misma intensidad con la que viví esos años: mucho por aprender, personas y realidades muy diversas por conocer, y grandes experiencias que vivir, como salir del entorno conocido, compartir residencia o realizar un Erasmus”. Es por ello que recomienda a los futuros alumnos que “sean capaces de sumergirse en los estudios que han elegido y en las posibilidades que ofrece la vida universitaria”. Añade que “pueden disfrutar y, al mismo tiempo, dotarse de unas capacidades que nuestra carrera nos proporciona para un futuro trabajo, pero también para otros tantos ámbitos de nuestra vida”.