Cerrar
Enviar a un amigo:

De:
Para:
Texto:
Para enviar el formulario deberá antes escribir el texto de la imagen: *
captcha
Obtener una pista nueva
Cerrar
Notificar un error:
Si ha localizado un error en el texto, agradeceríamos que nos lo enviara para su corrección.
Cerrar
No puedo leer la noticia ahora.
Enviadme a la siguiente dirección de correo electrónico, la leeré más tarde:

Cecilia De Vittori: “Las actividades y cursos que ofrece la Universidad y el conocer a personas de todo el mundo enriquece más que sacar todo sobresalientes”

Oriunda de Suiza, vino a Pamplona para estudiar Management Assistant en la Universidad y actualmente trabaja en Milán

Descripcion de la imagen
Nuestra antigua alumna en la sede de Chiomenti, donde trabaja, y en la céntrica plaza del Duomo (Milán) FOTO: Cedidas
15/05/18 12:05 María M. Orbegozo

Desde Suiza, hasta Italia, pasando por España. Así se podría resumir, hasta el momento, la trayectoria vital, profesional y académica de Cecilia De Vittori (ISSA ‘17), antigua alumna de ISSA - School of Management Assistants de la Universidad de Navarra Ceci, como le llaman sus amigos y conocidos, vive en Milán y trabaja desde septiembre del año pasado en Chiomenti, uno de los despachos más importantes de Italia, con una plantilla de más de 300 abogados y ocho oficinas alrededor del mundo.

Fueron las prácticas curriculares que realizó en Cuatrecasas, durante cuarto de carrera, las que le condujeron hasta su actual empleo como Business Development Analyst, en el departamento de Marketing de Chiomenti. En concreto, estuvo de prácticas en el German Desk del conocido despacho, un área que ofrece asesoramiento a grupos empresariales alemanes, austríacos y suizos con intereses en España. “El socio responsable de este área es también coordinador del European Network, una red de colaboración entre los despachos europeos Gleiss Lutz (Alemania), Gide (Francia) y Chiomenti (Italia). Realicé algunos trabajos para él y fue así como conocí a la jefa del Marketing de Chiomenti”. Cuando le comentó que estaban buscando una figura junior de Business Development, que realizara también algunas tareas como asistente, tuvo claro que “era justo lo que buscaba: lo que sabía hacer, junto a lo que quería aprender. Para conseguir el puesto, mandé mi currículum, una carta de motivación y dos cartas de referencia. Además, tuve que mantener tres entrevistas: con la responsable de Recursos Humanos, con la directora de Marketing y con el socio responsable de Marketing y Comunicación”.

Explica que aunque nunca había considerado vivir en Italia, “porque durante la carrera siempre había pensado que me quedaría en España o volvería a Suiza, mi país natal”, finalmente, en septiembre, se trasladó a trabajar a la sede de Chiomenti en Milán: “Fue un reto muy difícil, ya que la situación del mercado laboral es bastante mala, sobre todo para un extranjero. Tanto desde Suiza como desde España me decían que estaba loca, ¡pero lo conseguí! Siempre me han gustado los retos y a lo largo de mis años universitarios aprendí a superarme a mí misma, como enfrentarme a un idioma nuevo y hacerme a la cultura de España. También me ayudó apuntarme al Coro Universitario y participar en conciertos, o hacer el Camino de Santiago. ¡No podía irme de España sin vivir esa experiencia!”.

Ceci explica que las tareas que desempeña como Business Development son muy diversas: “Análisis de clientes, de mercado y de oportunidades, principalmente. También nos ocupamos de las relaciones internacionales y de la referral strategy. Chiomenti es parte de European Network y de Lex Mundi, así que otra de mis tareas es establecer relaciones con estos dos networks y con el International Bar Association, una asociación internacional de abogados que se reúne en múltiples ocasiones a lo largo del año”. Asegura que la formación recibida durante la carrera es de gran utilidad en su día a día: “Creo que lo que más me está sirviendo son las asignaturas de Economía y Marketing y, por supuesto, el alemán, un idioma que poca gente habla aquí y que me aporta un valor diferencial. También está siendo muy útil todo lo aprendido en la asignatura de Business Communication”. Afirma que en la empresa nunca deja de aprender: “Mi equipo es genial y mi jefa es muy profesional. Además, sabe muchísimas cosas que nos va enseñando, y ese es otro de los aspectos que más me gusta de este trabajo”. Por otro lado, explica que tiene oportunidad de hablar varios idiomas a lo largo del día “y eso me enriquece mucho”.

Aunque describe el ritmo de vida de la ciudad como “estresante”, asegura que la oferta en Milán es muy amplia: “Se pueden ver muchísimos museos, iglesias muy bonitas y arte en todas sus formas. Además, con la Fashion Week, la Settimana del Mobile y todas las demás manifestaciones que la ciudad ofrece, Milán se llena de colores y de vida. Los famosos aperitivos milaneses son un buen momento de desconexión después de las horas de trabajo y un paseo a lo largo de los Navigli ayuda a olvidarse de ese estrés que se respira en el centro de la ciudad”, pues el despacho en el que trabaja está situado en una de las mejores zonas, al lado de La Scala, en el cuadrilátero de la moda, y muy cerca de la Galleria Vittorio Emanuele y del Duomo.

Esta etapa, afirma, está resultando emocionante, pero cuando echa la vista atrás recuerda con nostalgia sus años universitarios: “Tengo un recuerdo buenísimo de las actividades culturales que ofrece la Universidad de Navarra, en mi caso del coro: fueron momentos muy bonitos que me ayudaron a desconectar y a encontrar verdaderos profesionales. También fue muy enriquecedor el voluntariado que realicé en Tantaka, el Banco de tiempo solidario de la Universidad; los cursos de marca personal; los momentos de tutoría con mi asesora; o la experiencia Erasmus. Pero lo más importante: las buenas amistades, personas que han sido fundamentales en los años de carrera y que ahora son imprescindibles, a pesar de la distancia”. Es por ello que no duda en recomendar a quienes aún cursan sus estudios, a que disfruten cada momento: “Estáis en un campus impresionante: aprovechad las actividades culturales, los cursos que ofrece y la oportunidad de conocer a personas de todo el mundo. Eso enriquece mucho más que sacar todo sobresalientes”. También les anima a no conformarse con la formación académica porque “eso solo es el punto de partida; hay que esforzarse mucho más: prácticas de verano, cursos de idiomas, ir al extranjero, ver distintas realidades… En definitiva, poned en práctica lo que aprendáis en clase. Eso marcará la diferencia a la hora de buscar trabajo”. Algo a lo que están a punto de enfrentarse quienes, el próximo dos de junio, celebrarán su acto de graduación y a quienes Ceci ha querido dirigirse: “No tiréis la toalla en ningún momento. Los procesos de selección son psicológicamente muy duros, pero hay que tener confianza y seguir intentándolo. No os conforméis con lo primero que encontréis. Si estáis seguros de lo que queréis hacer, el estudio de Management Assistant os permitirá llegar a donde queráis”.