Proyección profesional

Las sinergias que se producen desde el punto de vista de salidas profesionales con la propuesta del doble grado son las propias de ambas titulaciones: todas las competencias y salidas profesionales propias de la Química, junto con las propias del grado en Bioquímica, especialmente en su orientación biomédica.

La Química figura entre las titulaciones más demandadas por los empleadores, a lo que se añade un buen equilibrio entre la oferta y la demanda de empleo en este sector. Actualmente, las principales áreas de trabajo son: la industria, la investigación y nuevas tecnologías, los servicios y la docencia.

Con el doble grado en Química-Bioquímica se reforzaría la formación para el área de trabajo de la investigación (sobre todo en el área de la biomedicina y biotecnología), la sanidad y la industria.