Cinitaprida en el tratamiento del reflujo gastroesofágico

A. Suros e-mail (Inicie sesión)
Servicio de Gastroenterología
Cl.Tres Torres y Cl.Quirúrgica Barcelon

F. Adell e-mail (Inicie sesión)
Servicio de Gastroenterología
Cl.Tres Torres y Cl.Quirúrgica Barcelon

V. De Novoa e-mail (Inicie sesión)
Servicio de Gastroenterología
Cl.Tres Torres y Cl.Quirúrgica Barcelon

J. Castellarnau e-mail (Inicie sesión)
Servicio de Gastroenterología
Cl.Tres Torres y Cl.Quirúrgica Barcelon

D. Diosdado e-mail (Inicie sesión)
Servicio de Gastroenterología
Cl.Tres Torres y Cl.Quirúrgica Barcelon

J. Carrasquer e-mail (Inicie sesión)
Servicio de Gastroenterología
Cl.Tres Torres y Cl.Quirúrgica Barcelon

J. Merelló e-mail (Inicie sesión)
Servicio de Gastroenterología
Cl.Tres Torres y Cl.Quirúrgica Barcelon


Resumen


Con objeto de evaluar la eficacia y tolerancia de cinitaprida, 239 pacientes con reflujo gastroesofágico (RGE) fueron incluidos de forma randomizada en un estudio doble ciego paralelo para recibir tratamiento con cinitaprida, metoclopramida o placebo.
Cinitaprida fue significativamente más eficaz que metoclopramida para curar o mejorar los vómitos de los pacientes con RGE a los 14 días de tratamiento (P= 0.031) y para curar o mejorar la pesadez postprandial, pirosis, náuseas, regurgitación, dolor retroesternal y dolor epigástrico en estos pacientes, con resultados tendentes a la significación estadística. Cinitaprida consiguió la mejoría o desaparición de estos síntomas en un 73% a 91 % de los pacientes. Los porcentajes de eficacia en el control de los síntomas de RGE, según los investigadores, fueron del 64.1 % para ciñitaprida, 52.7% para metoclopramida y 49.4% para placebo (p= 0.062) y según los pacientes, 62.8% para cinitaprida, 55.4% para metoclopramida y 54.4% para placebo. El 58.2% de los pacientes tratados con cinitaprida, el 62% de los tratados con metoclopramida y el 60% de los tratados con placebo presentaron algún efecto adverso sugerido, con diferencias estadísticamente significativas entre cinitapri da y metoclopramida para la aparición de más de 4 efectos adversos en el mismo paciente (p= 0.002). Los porcentajes de tolerancia correcta, según los investigadores, fueron del 89. 7% para cinitaprida, 82.9% para metoclopramida y 80% para placebo (cinitaprida vs. placebo, p= 0.088) y según los pacientes, del 78.2% para cinitaprida, 79% para metoclopramida y 78.8% para placebo. Cuatro pacientes (5.8%) tratados con cinitaprida, 10 (14.5%) tratados con metoclopramida y 3 (3.7%) tratados con placebo abandonaron el tratamiento (metoclopramida vs. placebo, p= 0.03).
Nuestro estudio demuestra que cinitaprida es más eficaz que metoclopramida para el tratamiento de pacientes con RGE que se presente con vómitos, pesadez postprandial, pirosis, náuseas, regurgitación, dolor retroesternal y dolor epigás- trico como síntomas dominantes, que presenta un menor número de efectos adversos y que es mejor tolerada. Por ello, cinitaprida debe ser considerada como fármaco de primera elección en pacientes con RGE mediado patogénicamente por trastornos motores del tracto digestivo superior que se presenten con dichos síntomas

Palabras clave






Texto completo:


         PDF

Facultades, Escuelas y otros centros de la Universidad