DOI: https://doi.org/-DOI_NO_DISPONIBLE_-_DOI_NOT_AVAILABLE-

Tomé de Burguillos, un «discípulo inesperado» de Quevedo

 -Antonio Gargano


Texto completo:     PDF (54)   


Resumen

 112
La relación de amistad entre Francisco de Quevedo y Lope de Vega fue larga y conoció numerosas etapas, como resulta atestiguado, por parte del poeta más anciano, desde un soneto incluido en las Rimas de 1602 hasta otro soneto que se lee en las Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos (1634), «Para cortar la pluma en un profundo », donde, en la calidad atribuida a Quevedo («érades vos lo más sutil del mundo»), es posible vislumbrar uno de los principios que inspiran la nueva manera del viejo Lope. Siguiendo las huellas de tres ilustres hispanistas (Carreño, Chevalier, Blanco), que se han ocupado del tema en distintas ocasiones, el presente estudio se empeña en averiguar hasta qué punto el autor de las Rimas de Tomé de Burguillos fue «un discípulo inesperado de Quevedo», y llega a la conclusión de que, si bien no se pueda hablar —como era de esperar— de la mera reproducción de temas y de procedimientos estilísticos sacados de la poesía de Quevedo, sin embargo el encuentro con la producción satírica de este poeta se reveló tan inevitable como proficuo, como por lo demás demuestra la presencia en algunos poemas de Lope-Burguillos de «unos paradigmas poéticos creados o perfeccionados por Quevedo y unos procedimientos predilectos suyos».

Palabras clave

recepción; Quevedo; Lope-Burguillos; sátira


Autores

Antonio Gargano e-mail (Inicie sesión)
Dipartimento di Filologia moderna Salvatore Battaglia
Università degli Studi di Napoli Federi
Via Porta di Massa 1
I - 80133 Napoli
Italia

Métricas





Search GoogleScholar



















Licencia de Creative Commons
La Perinola se publica bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0.