DOI: https://doi.org/-DOI_NO_DISPONIBLE_-_DOI_NOT_AVAILABLE-

Comentario al soneto quevedesco «Admírase de que Flora, siendo toda fuego y luz, sea toda hielo» (con una nota sobre la antigua Escitia)

 -Teresa Jiménez Calvente  -Ángel Gómez Moreno


Texto completo:     PDF (10)   
         Ver en DADUN


Resumen

 32
El presente soneto es una muestra clara de la pervivencia de la poética de la lírica amorosa de los cancioneros castellanos del siglo XV en el Barroco español y, particularmente, en Quevedo; en la composición se hace gala de la técnica de contrarios u opósitos al presentar a la amada por medio de una doble metáfora, fundamentada sobre la referencia a Escitia (la zona fría por excelencia, como revelan múltiples fuentes desde el mundo clásico hasta la época de Quevedo) y al Etna (también por excelencia el volcán de ardientes lavas, lo que llevó en múltiples ocasiones a servirse de su nombre de forma genérica o antonomástica). El artificio, no obstante, es mucho más complejo en Quevedo, pues cuaja en dos formas de discurso gemelas aunque opuestas en su propósito, el elogio o laus y la invectiva o vituperatio, fundidas y entremezcladas con habilidad y suma gracia; de ese modo, el poema une el piropo a la pulla (aunque el tono de esta última acabe por imponerse), en consonancia con los gustos literarios quevedescos.

Palabras clave

escitas; conceptismo; opósitos


Autores

Teresa Jiménez Calvente e-mail (Inicie sesión)
Universidad de Alcalá

Ángel Gómez Moreno e-mail (Inicie sesión)
Universidad Complutense

Métricas





Search GoogleScholar



















Licencia de Creative Commons
La Perinola se publica bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0.