Dos semanas de teatro

 

Los grupos de teatro de la Universidad representan, hasta el 14 de marzo,
las obras que han preparado a lo largo del curso.
Claudia Sorbet


Del 2 al 14 de marzo, Civivox Iturrama acoge la XVII Quincena de Teatro Universitario con un total de doce obras. Cada una de las representaciones subirá el telón a las 19:30h. y tendrá el coste de un euro.  Las entradas se pueden adquirir en el propio Civivox Iturrama.

Son obras clásicas, adaptaciones y hasta libretos de creación propia. Entre sus autores hay nombres tan conocidos en la escena como Woody Allen, Ira Levin, Arthur Miller, Lewis Carrol, James Barrie, Jardiel Poncela, Alejandro Casona o Alfonso Sastre. Las seis compañías que se subirán al escenario durante dos semanas son Mutis por el Foro, Atrezzo, Chimarracos, Speculum Vitae, Ginko Biloba y La Compañía. Todas, salvo Ginko Biloba, repiten intervención respecto a la edición del pasado año de esta quincena.

El pasado año este ciclo contó con la asistencia de 3.120 espectadores, completándose el aforo de la sala (240 butacas) en todas las funciones programadas.

Para esta edición, actores y directores nos cuentan cómo viven esta experiencia y nos transmiten esa pasión que plasmarán en escena durante estos días.

Scherezade Garrido Arto, directora en la obra "El cuarto de Verónica"

"Mi experiencia en el mundo del teatro empezó en primero de carrera. Me metí al grupo Mutis por el foro porque fui a acompañar a una amiga a hacer los castings y desde entonces he participado en más montajes. En segundo de carrera empecé como ayudante de dirección y en tercero dirigí mi primera obra, La casa de Bernarda Alba. Tuve una experiencia muy buena y disfruté mucho montando una obra y en los ensayos. Este es  ya el tercer año que dirijo y, ¡me encanta!, porque en cada obra aprendes cosas nuevas y te enfrentas a nuevos retos".

Daniel Prol Pérez, actor en la obra "No te bebas el agua"

"He vivido dos años de teatro y musical trepidantes. A mí siempre me dan papeles de señor mayor por mi voz. He aprendido a hablar en público, a no tener vergüenza (bueno, no he tenido mucha nunca) y a tener espíritu de equipo en todos los ensayos. Mutis por el foro trasciende de ser un grupo de teatro, es una familia. Como todas las buenas familias, llega un momento en que sus miembros se separan por circunstancias de la vida. Yo abandono la familia de los "mutitos" este año pero jamás podré olvidar las experiencias que me ha brindado la quincena, ni mi familia que siempre serán mis amigos, aunque sea en la distancia".

Alejandro Velasco Ortiz, ayudante de dirección en la obra "El nombre"

"Comencé con el teatro para quitarme la vergüenza. Si soy capaz de salir a un escenario a hacer un papel seguro que pierdo vergüenza en cualquier cotidianeidad. Empecé como ayudante de dirección porque quería vivir el teatro desde el otro lado. Es bonito ver cómo con mucho trabajo, obras que un día ves en el teatro o en la televisión, se hacen tuyas. Me gusta el teatro, y sobre todo el teatro que se hace en Mutis porque acaba siendo una gran familia de gente que está mal de la cabeza".

Rafael Castrillo Maortua, actor en la obra "No te bebas el agua"

"Entré este año en teatro, y nunca había pensado en hacer, pero un amigo me animó. Me parece una experiencia que merece mucho la pena vivir. Libera mucho de la presión del curso, en cuarto sobre todo, y además me ha permitido conocer a nuevos amigos geniales. A veces es estresante y ocupa mucho tiempo. Por otra parte, he descubierto una faceta que pretendo exportar a la larga, si hay suerte".

Paúl Moré García, actor en la obra "Ana Kleiber"

"Es una experiencia muy bonita. De bastantes nervios. Pero nervios buenos. Y bueno, son quince días dedicados totalmente al teatro, donde se expone todo para lo que llevas trabajando desde octubre. Cuando sale bien pues... es algo que no se puede explicar. Es una satisfacción inmensa el ver que la gente está disfrutando con lo que haces. Y ver a tu director satisfecho también es algo genial".