Skip to Content
Universidad de Navarra
VISOR DE CONTENIDO WEB

 Iniciativas de los alumnos 

Dikaios, donde el argumento lleva a la razón

  • Hablamos con los coordinadores del Club de Debate para que nos muestren cómo se prepara una sesión

  • ​Alumnos interesados en el diálogo como medio para conocer la realidad

  • ¿Cómo debatir? ¿Cuándo debatir? ¿Dónde debatir?

Coordinadores de Dikaios. De izquierda a derecha, Víctor Lana, Fátima Ruiz, Laura Venzal y José María Lang. Autor: Manuel Castells

DIKAIOS

Actividad

Club Universitario de Debate

Nº Miembros

Abierto a participantes de grado y posgrado

Año de inicio

2013-2014

Último evento

¿Deben las familias numerosas tener descuentos?

Contacto

dikaiosunav@gmail.com

 

Se plantea un caso: cómo defender que el gobierno pulse un botón para matar al azar a un ciudadano cada 30 minutos y que a cambio se reciban 10 millones de euros. Parece imposible que alguien pueda estar de acuerdo con esa postura pero, ¿acaso no sería interesante retarse a uno mismo a intentar afirmar la sentencia anterior? En eso mismo se basan los clubes de debates, últimamente muy de moda entre los estudiantes. La Universidad de Navarra tiene su propio club, Dikaios, fundado por iniciativa de compañeros de la Facultad de Derecho.

Autor: Jesús Álvarez
 

Sesión de preparación Dikaios. Autor: Jesús Álvarez

"Dikaios es un club universitario que tiene por fin servir de plataforma de discusión de temas con interés para la comunidad universitaria. La participación es libre y la propuesta de temas también. En este año, por ejemplo, hemos debatido ya sobre cuestiones dispares como el transhumanismo, los Derechos Humanos o la utilidad del Arte", afirma Laura Venzal (DER' 18), coordinadora del equipo de organización de Dikaios. La iniciativa surgió a raíz del interés de varios alumnos en temas de oratoria y argumentación, en el curso 2013/2014. Ayudados por el profesor Rafael García Pérez, que sigue orientando y asesorando a los coordinadores, la iniciativa tomó forma y ya va por su cuarto año y con la novedad de que sus creadores ya se graduaron y pasaron el testigo a cuatro alumnos que a día de hoy lo dirigen.

Este club universitario tiene un marcado componente formativo. Los dikaientes (en la jerga del club, los que debaten) profundizan en habilidades retóricas, de oratoria y refutación. Pero no solo en estas cuestiones beneficia Dikaios a los participantes: "Creo que aporta diferentes perspectivas sobre un mismo tema; mayor reflexión y diálogo con uno mismo y con el otro", expone Víctor Lana (DER'18), también miembro de la organización. Junto a ellos, Fátima Vicente (FIL´18) y José María Lang (DER y FIL' 20) completan el cuadro de mandos.

El tiempo de estos estudiantes en Dikaios es variable: Laura y José María llevan año y medio en el Club, mientras que Víctor y Fátima algo menos, un año en el caso de él y dos cuatrimestres en el de ella. En lo que coinciden todos es en el tiempo que llevan dirigiendo Dikaios: desde septiembre de 2015. "El club, hasta el semestre pasado, lo llevaban sus creadores, pero todos terminaron Derecho en mayo, así que desde el enero pasado nos propusieron a nosotros estar en las tareas de organización. Durante todo el segundo cuatrimestre del curso pasado recibimos su formación para que la esencia de Dikaios no se perdiese", reconoce José María. Así, tras cinco meses de reuniones para elegir los temas y sacar adelante la iniciativa semanalmente, estos cuatro estudiantes se hicieron con la organización del club. "En general nuestra actividad es simple:recoger temas, debatir entre nosotros cuáles son más pertinentes y organizar el debate", dice Fátima, para quien resulta curioso que la propia selección de temas "se convierta en un debate sobre el debate". Como los cuatro mantienen, al principio les costó verse en la piel de los organizadores, al fin y al cabo el club está abierto a todo tipo de estudiantes (de grado y postgrado) y ellos están en segundo. "Puede dar algo de vértigo al principio, pero en el momento en que nos pusimos a rodar, todo salió bien", sostiene Laura.

Documento sin título

Hay dos tipos de modelos de debate: los retóricos y los dialectos. "Los retóricos buscan, a partir de la dicotomía sí/no sobre un tema determinado, premiar una a través de la oratoria, la capacidad de razonamiento y escucha, la atención crítica", explica Víctor. "Es el debate típico americano y europeo", añade Laura. Por otra parte, los dialécticos buscan ahondar en la reflexión sobre un tema concreto, como razona Fátima, a través de "la expresión de la postura de cada dikaiente sobre un tema, siempre con el fin de tender puentes hacia las posturas de los demás compañeros".

Dikaios se reúne todos los viernes a las 19:00 en las aulas máster del Edificio Amigos. En estas aulas, dos equipos contraponen sus posturas (a favor o en contra) sobre el tema ya pactado. "Generalmente, nos reunimos los miércoles para decidir los temas de la semana siguiente- explica José María- para que todos los participantes tengan en torno a una semana para su preparación". Los alumnos que quieren participar envían sus propuestas a Dikaios y estos cuatro estudiantes las seleccionan y filtran una a una. Cuando ya la tienen escogida, mandan un correo a los miembros del club. "En el correo explicamos qué tema hemos escogido y planteamos las ideas que pueden surgir, para que las posturas estén claras. Además, enviamos una nota aclaratoria en la que mostramos qué queremos abordar a partir del diálogo. Solemos también incluir un  clip de una película donde se refleje la problemática que queremos resolver con el debate" expone Laura. Una vez enviado este correo, los miembros hacen sus grupos (de 2-3 personas) y se reparte ser del equipo rojo o blanco, según el planteamiento que se quiera defender. Llegado el viernes, proceden los turnos de intervención según la tabla planteada.

En los Debates, como se ve en la tabla, hay un jurado que da la palabra y, al final, recoge qué equipo ha resultado el vencedor. Los organizadores no forman parte de este jurado, pero sí lo eligen. "Depende del tema, escogemos a un profesor que sea una autoridad en él, para que controle la validez de los argumentos que los participantes hacen y, además, exponga ante auditorio los planteamientos", comenta Víctor. Para convencer al jurado de que la postura del equipo es la acertada "vale todo". Los participantes preparan su postura buscando datos, citas, ejemplos o elaborando su argumentario (de tipo histórico, jurídico, racional, sentimental…) pero  además "pueden jugar con la palabra, la expresión corporal-enumera Fátima-, la vestimenta, objetos pertinentes… Todo lo que esté dentro de lo digno y consideren un plus para su planteamiento está permitido".

Aunque es una actividad abierta a todos los alumnos de la universidad, los propios coordinadores comprenden que al celebrarse las sesiones en el edificio Amigos, el mayor número de alumnos son de Derecho o Económicas. "También tenemos muchos participantes de Filosofía y Letras y Fcom, e incluso miembros de Ciencias y Medicina. Seguimos intentando convencer a algún alumno de Arquitectura: son los más reacios a participar", resume Laura con una clara invitación abierta a los arquitectos.

En definitiva, formar parte de esta iniciativa aventaja a sus miembros en cuestiones como el discurso público, la oratoria y la capacidad retórica a la hora de defender unos postulados o convencer al auditorio de ellos Pertenecer a Dikaios, como afirman sus coordinadores actuales, es una de las maneras más universitarias de ser universitarios. Por cierto, el caso con el que se empezaba el reportaje es real. ¿Por qué no ser tú el siguiente a través de Dikaios?

                                           Sesión de Debate. Autor: Dikaios                                       Jurado de Dikaios. Autor: Dikaios                                       Dikaientes. Autor: Dikaios

Notice

The University of Navarra uses cookies to improve its services, generate statistical data and analyze the browsing habits of visitors to its website. This information may be shared with third parties as detailed in the Cookies Policy Statement. By clicking “I agree” or continuing to browse, you consent to the use of these cookies, while reserving the right to reverse the decision at will.

Agree