Skip to Content
Universidad de Navarra

A comienzos del curso 2015-2016 el centro de escritura lanzó su cuenta de Twitter. Hablamos con Ana Jimeno, ahora doctoranda y graduada en Filología Hispánica. Ella, además de otras labores de asesoramiento y revisión de la prueba de diagnóstico, es la encargada de actualizar la información en esta red social.

¿Cuál es el día a día del centro de escritura?

Principalmente nos encargamos del servicio de tutorías personalizadas. Cada semestre vamos atendiendo  a los alumnos que lo solicitan. Asimismo, organizamos talleres y seminarios más específicos apra atender a las principales y posibles necesidades de escritura de los alumnos.  

¿Cómo encaja Twitter en esa rutina?

A través de nuestra cuenta queremos hacernos más visibles y complementar la información que ya da la Universidad sobre nuestros servicios, fechas de los talleres... Y especialmente proporcionar la información para que puedan contactar con nosotros con más facilidad y socilitar el asesoramiento.

¿Por qué Twitter?

 Pensamos en otras posibilidades, pero lo cierto es que nos parece la red social más cercana a los alumnos y ese es precisamente nuestro objetivo: llegar a cuantos más mejor. Creemos que es una plataforma cómoda para ellos y a través de la que pueden conocernos muchos alumnos interesados.

¿Se ofrecen también consejos prácticos?

No, en principio no, puesto que consideramos que ya hay otras plataformas y cuentas que ofrecen este servicio, como el Blog de lengua española de Alberto Bustos y otros proyectos de nuestra Universidad, como es Lingua 2.0. Nosotros sí que enlazamos contenidos de este tipo, pero sobre todo como puente entre los recursos y los alumnos de la Universidad.

 

Ana Jimeno Zuazu, encargada de @Cescritura_UNAV

 

Una de las riquezas del centro de escritura es la variedad de recursos y fuentes que proporciona. Existen numerosas páginas y trabajos dedicados tanto a la corrección idiomática como a ejercicios y pruebas prácticas de habilidad escritora. Desde la Universidad, pues, se ofrecen estos caminos de autoaprendizaje y se reúnen las principales fuentes de referencia de nuestro idioma.