Miguel López-Remiro, , Director del Museo Universidad de Navarra

Un museo universitario, un museo diferente

19/10/11 Publicado en El Norte de Castilla, La Voz de Jerez, Diario Sur

Los museos de arte se han centrado en las últimas décadas en establecer una identidad nueva y en presentarse no solamente como espacios expositivos sino como 'ethos' expositivos: lugares en los cuales se muestra la obra de arte contextualizada y en diálogo. El museo actual se caracteriza por apostar por la generación de conocimiento a través de enfoques multiplicadores para su comprensión.

Estamos en la era del 'slow museum', un museo que defiende el tiempo de interacción entre obra y espectador, adentrándose en la práctica artística y utilizando el museo como espacio de encuentro. Los museos tienen en potencia la capacidad de ser motores de conocimiento, tractores y dinamizadores. Y es que, en definitiva, todo arte tiene una finalidad pública y la misión del museo se centra en presentar, analizar y difundir el arte. Los museos difunden su conocimiento a través de exposiciones, visiones sobre sus colecciones, con actividades paralelas y programas interpretativos, planteando la pregunta "qué es (el) arte" y qué podemos decir de él, qué podemos aprender de él.

El Museo Universidad de Navarra, que se comienza a construir a finales de este año y se inaugurará en otoño de 2013, nace en este contexto museístico. Y su actividad ha comenzado ya. Mientras espera el recinto propio, encuentra nuevas formas y lugares donde comenzar a desarrollar su actividad investigadora, docente y de divulgación.

Nuestra misión consistirá en fomentar y desarrollar el juicio crítico de los visitantes a través de la creación de una narrativa artística heterogénea, dinámica y contemporánea. Por su naturaleza y enfoque universitario, queremos que el Museo Universidad de Navarra se convierta en un centro de cultura visual, abierto a lo experimental, con vocación investigadora y docente, que busca también tener impacto en la sociedad y darle así mayor servicio.

Siguiendo el modelo de otras áreas de la Universidad de Navarra como la ciencia, el ' management ' o la comunicación, el Museo será centro aglutinador, plataforma que concentra expertos en diferentes disciplinas, que actúan como agentes multiplicadores del conocimiento. Así, el Museo generará diálogo entre distintos saberes y buscará nuevas perspectivas que enriquezcan la reflexión sobre ideas y sobre símbolos artísticos que ayuden a cimentar la capacidad crítica del individuo.

Su programación artística partirá de la importantísima colección de arte donada en 2008 por María Josefa Huarte y del fondo fotográfico de talla internacional ya existente en la Universidad desde 1991, fruto de Un anterior legado, el de José Ortiz-Echagüe. El Museo Universidad de Navarra apostará por un modelo de museo que potencia el intercambio entre artista, obra y espectador, presentándose como un campo de juego artístico, un lugar de encuentro y participación, un lugar para el conocimiento, siguiendo así el deseo expreso de María Josefa Huarte. El carácter universitario del Museo brinda la oportunidad de crear algo excepcional en este sentido, algo nuevo como paradigma museográfico, un espacio en el cual la investigación transversal facilite una visión nueva sobre el arte de nuestros días.

La programación del Museo tendrá un enfoque multidisciplinar donde la programación será más que un guión artístico hasta convertirse en un metadiscurso artístico, que pondrá al espectador frente a las claves fundamentales del arte a través de preguntas. El Museo añade a su programa un auditorio, elemento clave a través del cual podremos incluir las artes audiovisuales en la misión artística. Un espacio con más de 700 butacas, acogerá la celebración de actos académicos, producciones artísticas de universitarios y una programación artística que enriquecerá el contenido de las exposiciones a través de 'work&process' de artistas, conferencias, ciclos de cine, conciertos o danza.

En este sentido, el Museo ofrece una gran oportunidad para situar a las artes contemporáneas en el centro de la vida de los universitarios, estableciendo un espacio en el cual formen su juicio crítico y estético, aportando un gran valor añadido a su formación humanística y científica.

Contará con una estructura societaria compuesta por 50 socios fundadores a través de los cuales se establecerá una programación artística y estrategia museográfica global. El socio fundador, además de financiar el Museo, participará en su evolución estratégica mediante una colaboración activa en diferentes aspectos cruciales: el ámbito artístico, el de colección, el tecnológico y el educativo. Toda esta misión se realizará en el marco de una obra arquitectónica excepcional de Rafael Moneo.

Los grandes museos de nuestra era se caracterizan en lo arquitectónico por ser conjuntos dinámicos, lugares en los que se enfrenta al espectador con lo artístico, espacios en los que -a través de una serie de trucos empáticos- se conduce al visitante. El diseño arquitectónico del Museo Universidad de Navarra se erige como un espacio artístico de intercambio, un espacio que se establece como plaza pública y lugar de encuentro entre los estudiantes y la ciudad con el arte.

Los Museos muestran tesoros, pero el arte es más que un tesoro; "el arte es una anécdota del espíritu" (Rothko) y los museos nos debemos centrar en facilitar que la acción de la experiencia se convierta en otra 'anécdota' sobre la que labrar la formación del juicio estético personal. Es la búsqueda (el mapa) lo que importa. En realidad, en el museo, el mapa, el camino, es el tesoro.

Últimos vídeos

La Universidad en los medios