La paradoja del matrimonio: expectativas y realidad sobre las configuraciones familiares de los jóvenes

Cecilia Serrano ha estudiado el itinerario de Geodemografía en el Máster en Investigación en Ciencias Sociales en el curso 2018/2019

Descripcion de la imagen
Durante el curso, Cecilia Serrano ha colaborado con el proyecto 'Jóvenes en transición'
FOTO: Natalia Rouzaut
19/07/19 16:34 Natalia Rouzaut

¿Cómo han cambiado las expectativas de los jóvenes en cuanto al matrimonio y a la formación de una familia en los últimos años? ¿Qué impacto han tenido las nuevas configuraciones sociales y familiares? Cecilia Serrano, estudiante de la  III Promoción del Máster en Investigación en Ciencias Sociales (MICS) de la Universidad de Navarra, ha tratado de resolver estas cuestiones en su Trabajo de Fin de Máster.

Serrano ha investigado las expectativas de los jóvenes respecto al matrimonio y los cambios surgidos en el proceso de formación de pareja y arreglos familiares. Para ello, ha explorado la relación entre la edad esperada para casarse de jóvenes de 16 años y la realidad sentimental de personas de 33 y los factores que puedan afectar el cumplimiento de estas expectativas.

“Las expectativas no han cambiado significativamente en los últimos años”, ha explicado Serrano. Según ha afirmado, los jóvenes consideran que el matrimonio y la familia son importantes a pesar de que, actualmente, se casen más tarde –en España, la edad media es 36 años en 2018, mientras que en 2002 era de 30– o no lleguen a hacerlo nunca. Esto se conoce como ‘la paradoja del matrimonio’.

Según ha expuesto, esto se debe a las nuevas configuraciones sociales y familiares, como la cohabitación, parejas de hecho, familias monoparentales, etc. Considera que, el hecho de que estas posibilidades sean cada vez más comunes, puede llevar al que quiera casarse a optar por otras opciones o a hacerlo más tarde, pues socialmente se aceptan y reconocen nuevas estructuras.

Decisión individual e impacto social

Aunque estas decisiones personales no parezcan tener mucha importancia, pueden tener un gran impacto demográfico que, también, influye en nuestra forma de ver la sociedad. “Muchos cambios en las preferencias se deben a las nuevas configuraciones sociales y familiares y estas, a su vez, se ven afectados por los cambios en las expectativas individuales”, ha puntualizado.

Si el entorno influye, la familia es el primer ejemplo. “Se sigue viendo que la figura de los padres tiene mucho impacto sobre las decisiones de los hijos”, ha asegurado. Hay dos ejemplos: los hijos de padres divorciados tienen más probabilidad de cohabitar o quienes viven con sus padres tienen mayor probabilidad de casarse conforme a sus expectativas.

Esta investigación fue posible gracias a las herramientas metodológicas y las bases teóricas aprendidas en el MICS. Con su trabajo buscaba “converger ambas dimensiones, con una discusión teórica respaldada por un análisis empírico”.

Un pie en el mundo investigador

Asimismo, durante el curso, Serrano pudo colaborar con el proyecto de investigación ‘Jóvenes en transición’ del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) de la Universidad de Navarra. Este proyecto se propone comprender los retos a los que se enfrentan los jóvenes de hoy durante la transición de la adolescencia a la edad adulta. “Sentir que tu investigación se enmarca en un proyecto mayor es muy ilusionante”, ha concluido. Cecilia Serrano continuará esta investigación en el proyecto de ‘Jóvenes en Transición’ a través de su tesis doctoral. 

Make your rating:
Rating:
Rating: (1 Vote)
Cerrar
Enviar a un amigo:

De:
Para:
Texto:
To send the form must first write the text of the picture: *
captcha
Obtener una pista nueva
Cerrar
Notificar un error:
Si ha localizado un error en el texto, agradeceríamos que nos lo enviara para su corrección.
Cerrar
No puedo leer la noticia ahora.
Enviadme a la siguiente dirección de correo electrónico, la leeré más tarde:

Vídeos de la Universidad

Noticias