Capellanía Universitaria

La ayuda espiritual en la vida cristiana

Nadie puede caminar solo todo el tiempo en ningún aspecto de la vida. Contar con la ayuda de los demás es una necesidad: nos aportan otros enfoques y nos abren horizontes. 

Esto es válido para la vida profesional y familiar; y con mayor motivo para la madurez personal, humana y espiritual. Conocernos, amarnos y poseernos a nosotros mismos se hace muy difícil si olvidamos que nadie puede ser, a la vez y en el mismo sentido, el problema y la solución. 

  • En qué consiste

    En la Iglesia católica desde el principio se ofrece ayuda espiritual a quienes lo desean. Se trata de facilitar que cada cual, en sus circunstancias, encuentre el modo de responder a la llamada de Dios recibida en el Bautismo, sin detenerse o retroceder ante los obstáculos del camino; y aprenda a ejercer mejor su libertad con la ayuda de Dios.

  • Condiciones para buscarla y recibirla

    Esta ayuda, que se suele llamar dirección o acompañamiento espiritual,  no consiste en una serie de lecciones (el único Maestro es Jesucristo), ni se parece a las instrucciones que da un jefe. La pedimos a quien nos merece confianza porque ama nuestra libertad y la respeta; porque nos ayuda a desplegar mejor nuestra personalidad, a ampliar horizontes, a avanzar personalmente superando errores y defectos, a aprender a tomar decisiones, sin imponernos puntos de vista o decidir por nosotros.

  • Disponibilidad de los capellanes

    Los capellanes queremos estar siempre disponibles para prestar este servicio. También atendemos con alegría a los no creyentes y no practicantes: como amigos con los que se puede hablar en confianza de cuanto se desee, aunque sea solo de la vida universitaria: todos hemos estudiado antes una carrera en alguna universidad. Nuestros horarios están aquí.

Capellanía Universitaria


Quiénes somos
Dónde estamos
Contacto
Cuáles son nuestros horarios