José Antonio Terán: “El problema en México es que no se ha respetado la arquitectura de prevención de seísmos”

El arquitecto mexicano imparte el seminario “España e Hispanoamérica: sinergias creativas en arquitectura y diseño” en la Escuela de Arquitectura

Descripcion de la imagen
FOTO: Manuel Castells
05/10/17 11:15

José Antonio Terán Bonilla es un arquitecto mexicano miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Su especialidad se centra en la historia de la arquitectura, urbanismo, arte novohispano y la cultura del barroco en México. Este profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México se encuentra en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra impartiendo el primer seminario internacional de investigación sobre “España e Hispanoamérica: sinergias creativas en arquitectura y diseño”.

El 19 de septiembre es una fecha señalada para México. Ese mismo día en 1985 un seísmo de magnitud 8,1 sacudió la Ciudad de México. A día de hoy siguen sin conocerse el número de víctimas mortales ocasionadas por aquel terremoto, pero las estimaciones advierten de que fueron más de 10.000 personas. Treinta y dos años más tarde, el 19 de septiembre de 2017, el centro de México volvió a sentir el temblor de la tierra, un seísmo de 7,1 grados que ha causado más de 350 víctimas.

¿Qué papel ha jugado la arquitectura en la prevención de víctimas por seísmos?

En 1985 se hizo en la Ciudad de México un nuevo reglamento para que la arquitectura de la ciudad, los edificios no superasen un número determinado de niveles, pero nunca se ha respetado. Esto ha sido una parte de la problemática, también que en la mayoría de ocasiones los arquitectos encargados de las obras no son especialistas en construir edificios respetando la prevención de seísmos.

Por otra parte, los arquitectos o ingenieros que deben trabajar en la reestructuración de edificios dañados por terremotos deben ser reestructuradores, pero que sepan tanto de estructuras históricas como de estructuras contemporáneas a partir del concreto armado. En el último terremoto, los edificios más dañados son aquellos que están construidos con concreto armado porque es tan duro que directamente se cae. En el seísmo de 1985 yo vi cuando se cayó un edificio que estaba construyendo un famoso arquitecto, planta por planta. Generalmente los edificios históricos que han pasado por muchos seísmos se pueden cuartear, pero no se suelen caer. ¿Cuál es otro de los principales problemas con estas construcciones? La falta de mantenimiento (en templos, casas y edificios) previo en épocas de lluvias es el peor depredador que puede haber con las humedades. Reblandece los materiales estructurales y ornamentales.

¿Cómo se orienta y adapta la arquitectura a zonas con mucha actividad sísmica?

Por desgracia entre el siglo XX y XXI no se ha hecho una arquitectura para zonas sísmicas como debería ser en lugares como Oaxaca y Chiapas, que son las zonas históricamente más sísmicas porque está la sierra y los volcanes. Pero en el pasado sí que se hacía, ya que si vemos los conventos dominicos del siglo XVI en Oaxaca todos preveían hacer unos muros de gran espesor (en varas castellanas y no en el sistema métrico decimal) y las bóvedas más bajas y de mayor espesor para no sufrir el movimiento sísmico tanto oscilatorio como trepidatorio. Ahí sí que había una cultura de la arquitectura antisísmica, hoy no existe tal cultura porque por desgracia no se enseña en las escuelas de arquitectura.

¿Cómo prevé que sea la restauración de las ciudades más afectadas?, ¿cuánto puede tardar?

Depende totalmente de los recursos económicos que tenga el Gobierno. Imposible saber cuánto se puede tardar en recuperar las ciudades más afectadas. Hay edificios que desde el terremoto de 1985, y han pasado ya 32 años, que no se han podido reestructurar por falta de recursos económicos. En 1999 cuando hubo un sismo en la zona de Escala, Puebla y Veracruz, se cayeron bóvedas, partes del templo de los jesuitas yo hice muchos dictámenes como restaurador, se cayó una parte del Palacio Municipal de Puebla. Con los recursos pudimos hacer reestructuraciones, pero no restauraciones. Las reestructuraciones sirven para que el edificio vuelva a recuperar estabilidad, pero la restauración es más compleja porque el edificio vuelve a estar como originariamente estuvo.

Usted es de Puebla, ¿cómo es el trabajo de un restaurador en una ciudad colonial como Puebla?

He trabajado mucho como arquitecto restaurador alrededor del mundo, también en Puebla y Ciudad de México. Puebla es patrimonio de la Humanidad desde 1987 por la UNESCO. Es de las ciudades con mayor patrimonio y tengo la fortuna de ser el único en México que he sido nombrado (en 2009) por mi defensa del patrimonio y soy custodio del Patrimonio Cultural de la ciudad de Puebla.

Cerrar
Enviar a un amigo:

De:
Para:
Texto:
Para enviar el formulario deberá antes escribir el texto de la imagen: *
captcha
Obtener una pista nueva
Cerrar
Notificar un error:
Si ha localizado un error en el texto, agradeceríamos que nos lo enviara para su corrección.
Cerrar
No puedo leer la noticia ahora.
Enviadme a la siguiente dirección de correo electrónico, la leeré más tarde:

BUSCADOR DE NOTICIAS

Desde:
Hasta: