"Netflix causa inquietud porque pertenece a ese grupo de outsiders que llega para revolucionar el mercado"

La prestigiosa publicación Actualidad Económica recoge en su análisis sobre la llegada de Netflix a España las declaraciones del Prof. Gustavo García-Mansilla, director del MEGEC

Descripcion de la imagen
11/09/15 11:52 María Sorribes

Ha tardado 18 años en llegar a España, pero Netflix ya casi está aquí. El anuncio de su aterrizaje en octubre ha provocado todo un revuelo en un sector acostumbrado a cierto inmovilismo patrio.

"Netflix da miedo porque son outsiders del sector, con el mismo patrón que Apple, Facebook o Spotify en otros sectores, sin el legacy business de ABC, NBC o Sky". Para el autor del artículo Arriba parias de la tele, Ángel Peña, Gustavo García-Mansilla "da en el clavo" al diferenciar así la compañía norteamericana de sus "grandes rivales de estructuras mastodónticas".

La gasolina de este afán disruptivo, clave de la nueva plataforma y una de las razones que más la aleja de los grandes operadores del sector audiovisual, es su espíritu "customer oriented": "Netflix ha sabido aprovechar la necesidad imperiosa de colocar al usuario/televidente en el centro de la escena como individuo y no como integrante de una masa indefinida de audiencia", declara el director del MEGEC. Una ventaja que apunta directo al corazón de otro de sus pilares: la especialización. "We only do some things, but do them very well" dicen en la compañía, tal y como señala Peña en el artículo que se incluye en el último número de Actualidad Económica. 

En este caso, la fórmula del éxito llega avalada por los números. El periodista también recoge declaraciones de García-Mansilla sobre el músculo financiero con el que desembarca la compañía en nuestro país. Y cita un ejemplo: en 2014 Netflix alcanzó 2.515.000 euros de ingresos por empleado, frente a los 482.000 de la británica Sky. Canal+ tardó 25 años en conseguir el mismo volumen de suscriptores que Netflix en un año, otro dato.

El periodista también se muestra sorprendido ante la aparente seguridad con la que las principales cadenas nacionales analizan la llegada de este nuevo competidor internacional. Como ejemplo cita a Javier Bardají, director de AtresMedia y también profesor del MEGEC en declaraciones al público de la sesión "Netflix llega a España: ¿cómo compite?" organizada por el MEGEC: "La verdadera amenaza para la televisión convencional no es tanto Netflix como la llegada de Movistar+ ya que se está diluyendo la frontera entre la televisión gratuita y la televisión de pago".

Sin embargo, en este mismo foro, García-Mansilla sentenció que el sector tendrá que asumir una serie de desafíos si quiere estar a la altura: "A corto plazo los players tradicionales tendrán que afrontar cambios en el paradigma de gestión, la necesidad de mejorar su eficacia de gestión (los players actuales que compiten en el consumo audiovisual por streaming aún NO son rentables, Netflix sí) y sobre todo, poner al usuario en el centro de la escena: el ombligo del negocio es el cliente, no la audiencia ni mucho menos la propia empresa".

Además, añade a la lista otros retos a largo plazo: "Netflix se convierte en un competidor muy duro a partir del quinto año de implantación en cada mercado. Durante esos años juegan al prueba-error, hasta que dan con la fórmula que mejor les funciona (catálogo customizado, pricing, extensión de catálogo, etc.). Los players actuales tienen margen para reaccionar, pero si no lo han hecho en 25 años pocas son las probabilidades de que lo hagan con éxito en los próximos cinco y presionados por la presencia de un competidor global, eficaz, nativo digital, rentable y ambicioso".

Noticias