“Las diferencias culturales son las más importantes para entender cómo funciona una empresa”

Segunda sesión del ciclo ‘Mi experiencia dirigiendo personas’ del MDPO

Descripcion de la imagen
Descripcion de la imagen
16/12/16 13:00 Mateo Echeverría

Aitor Larrabe, Head of Talent de Ferrovial, abordó la internacionalización empresarial en la segunda conferencia del ciclo ‘Mi experiencia dirigiendo personas’, con los alumnos del Máster en Dirección de Personas en las Organizaciones.

Larrabe destacó las ventajas de contar con una presencia global y los retos que esto supone en el mundo empresarial desde distintas perspectivas, entre otras la de su experiencia en Ferrovial.

Durante la conferencia, el directivo destacó el salto a la internacionalización empresarial como algo “fundamental” para el crecimiento de las empresas ya que “cada vez tiene menos sentido que las compañías sean locales”. Detrás de la decisión empresarial de abrirse a nuevos mercados, explicó Larrabe, se esconden “grandes beneficios que entrañan también muchas otras dificultades”. Entre los obstáculos mencionados, el ponente destacó la falta de conocimiento internacional y la falta de capacidad para lidiar con diferencias culturales. “Los valores de las empresas cada vez son más importantes, y es necesario que éstos sean claros y estén interiorizados”. Esta claridad, como expuso el directivo, debe salvar la diferencia cultural por la que palabras como autonomía y colaboración “no significan lo mismo aquí que allá”. Además, de Head of Talent de Ferrovial insistió en que “no vale con colgar los valores en la pared y explicarlos todo el tiempo. Los que tienen la necesidad de explicar mucho sus valores es porque no los viven”.

El conferenciante destacó cómo para Ferrovial es “de capital importancia” tratar de entender las diferencias culturales para contar con una presencia global en los países “seguros” y “predecibles”, donde es posible establecerse. También explicó que su estrategia para expandirse varía mucho en cada país ya que ellos no son “ni un conglomerado de empresas ni una empresa monolítica”. Por lo tanto, en cada región operan de manera diferente. Por ejemplo, “en España no hay que hacer mucho para que la gente quiera trabajar en Ferrovial, sin embargo en Estados Unidos donde somos menos conocidos no es tan fácil”.

Larrabe explicó la importancia de “entender a la gente culturalmente” para poder acercarse al perfil que están buscando, además de cómo a los ciudadanos de cada país “les motivan cosas diferentes”. Sin embargo, resaltó que el término cultura “no se limita solamente a la propia de un país”, sino que también se refiere a la cultura de cada sector, de cada empresa.  Cada una de estas, destacó Larrabe, “tiene una manera diferente de enfrentarse a los problemas, de opinar, de valorar a los líderes”, por lo que recordó que en esta sociedad “lo único constante es el cambio”.