Primer año en la Universidad

Evaluación y exámenes

Todas las actividades docentes previstas en una asignatura cuentan en la nota final, pero no del mismo modo en todas las asignaturas. Consulta la información de la asignatura en la web para conocer el método de evaluación.

  • Exámenes previos y finales

    Exámenes previos

    ¿Sabes cuál es tu nivel base para afrontar cada asignatura?

    En algunos centros existen exámenes que tienen lugar los primeros días del curso. Miden el nivel de conocimientos que son necesarios para comprender los contenidos de las carreras, por eso tratan de conceptos adquiridos en el bachillerato. Su objetivo es que conozcas el grado de conocimientos de los que parten las diferentes asignaturas. Te informan además de si tienes lagunas que has de procurar llenar cuanto antes.

    Exámenes Finales

    • Elabora tu propio calendario.

    • Una vez que comienzan los exámenes lo lógico será estudiar la asignatura del más cercano. No te preocupes de los demás. Aunque a veces es bueno dedicar la última hora del día a apuntalar la asignatura que peor lleves hasta el momento.

    • Aprovecha las tres últimas semanas antes de exámenes para preparar los últimos. A éstos llegarás más cansado y sin tiempo.

    • Reúne exámenes de años anteriores y familiarízate con la estructura: tipo de preguntas, número de problemas, tiempo, etc.

    • Infórmate sobre los criterios de evaluación.

    Cómo preparar un examen de problemas

    • La mejor forma de preparar un examen de problemas es... resolviendo problemas.

    • Asegúrate de que entiendes perfectamente los conceptos y fórmulas implicados.

    • Selecciona los problemas clave que fueron resaltados en clase.

    • Lee el problema y subraya las palabras clave del enunciado.

    • Después de cada problema, pregúntate qué has aprendido, qué te ha aportado.

    • Trabaja con tiempo límite para cada problema, igual que si fuera el examen.

    Qué hacer el día antes de un examen

    • Evita volver a leer a toda prisa el temario completo.

    • Repasa los esquemas o resúmenes elaborados, no intentes aprenderlos.

    • Intenta resolver preguntas concretas de examen, haz un simulacro.

    • Duerme entre siete y ocho horas.

    • Si has estudiado con tiempo, no olvidarás nada.

  • ¿Cómo permanecer sereno durante la época de exámenes?

    ¿Cómo permanecer sereno durante la época de exámenes?

    Te ayudará...

    • Elegir un lugar tranquilo para estudiar.

    • Respetar la planificación prevista.

    • Seguir practicando, sin abusar, un deporte que te guste.

    • Dormir lo suficiente.

    Durante el examen

    • No llegues con demasiada antelación.

    • Escucha las instrucciones del profesor.

    • Lee con mucha atención todo el enunciado antes de empezar a escribir.

    • Asigna un tiempo a cada una de las cuestiones.

    • Decide en qué orden vas a responder.

    • Empieza por las preguntas que sabes.

    • Deja tiempo al final para repasar lo escrito.

    • Planifica y estructura tu respuesta.

    • Escribe de forma clara y legible, evitando tachones. No uses abreviaturas ni escribas a lápiz. Cuida la presentación.

    • En los exámenes con resolución de problemas, explica qué es lo que vas haciendo durante el proceso, la explicación ha de ser clara y concisa.

  • Revisión de exámenes

    Revisión de exámenes 

    Puede ocurrir que los resultados que obtengas no sean los esperados. Si no estás conforme con la nota obtenida o has suspendido, puedes acudir a la revisión del examen.

    Cada profesor pondrá una fecha y un horario. Infórmate. Para los exámenes finales tienes tres días una vez que se han publicado las notas en la web.

    Antes de ir a revisión, intenta resolver el examen en casa.

    Cuando vayas a revisión:

    • Comprueba la aplicación de los criterios de evaluación.

    • Es el momento de comparar lo que pensabas que habías hecho con lo que has hecho en realidad.

    • Mira en qué has fallado y por qué (son errores de concepto, fallos en las operaciones, no leíste bien el enunciado, no estudiaste esa parte de la asignatura, etc.).

    • Anota todo lo que no sabes hacer o tienes mal.

    • Pregunta todas las dudas que tengas.

    • Cuida tu actitud: la buena educación, una actitud positiva y el hablar al profesor con respeto es muy importante; ya que tiene más experiencia que tú. Él es el que tiene autoridad para aprobarte o suspenderte según unas reglas previamente publicadas en la web de la asignatura.

    • Intenta aprender de tus errores y, si lo consideras oportuno, comprobar si el profesor se ha podido equivocar al corregir.

     

  • Exámenes de diciembre, mayo y junio

    Exámenes de diciembre

    Evalúan tus conocimientos de las asignaturas del primer semestre.

    Exámenes de mayo

    Evalúan tus conocimientos de las asignaturas del segundo semestre.

    Exámenes de junio

    Convocatoria extraordinaria de exámenes. Evalúan los conocimientos de las asignaturas que tengas pendientes del primer o del segundo semestre. Para superar esta convocatoria con éxito, debes conocer muy bien la parte de la asignatura de la que serás evaluado; si has ido realizando las actividades docentes previstas, además del examen teórico tendrás las calificaciones de los trabajos, seminarios, etc., que hayas desarrollado a lo largo del curso.